Dende insiste en la necesidad de eliminar irregularidades en compras públicas

La Fundación Desarrollo en Democracia (Dende) sostiene que a casi dos décadas de la vigencia del actual sistema de compras públicas, se hace necesaria una reforma que permita mayor competencia, transparencia y eficiencia, además de establecer mecanismos que reduzcan las injerencias políticas en los procesos.

LAS COMPRAS DEL ESTADO
Informe elaborado por el Ministerio de Hacienda.Archivo, ABC Color

La entidad en un informe que dio a conocer este jueves señala que el tema de la reforma fue abordado en su espacio denominado “Plaza Pública”, en donde se hizo hincapié en la necesidad de eliminar las irregularidades y el sobrecosto en las compras públicas. En ese contexto, menciona que la problemática actual fue analizada, así como también la propuesta del Ejecutivo elevada al Congreso Nacional de un proyecto de Ley de Suministro y Contrataciones Públicas.

Estuvieron como invitados Viviana Casco, ministra de la Secretaría Técnica de Planificación (STP); Jaime Egüez, titular del Club de Ejecutivos; Oscar Stark, director administrativo del Ministerio de Educación y Ciencias (MEC) y como moderador estuvo Yan Speranza.

Alberto Acosta Garbarino, presidente de Dende, señaló que si bien la reforma realizada en el 2003 fue muy importante, existe hoy la necesidad de plantear un cambio normativo para reducir la ineficiencia y la corrupción en el sistema de compras públicas.

Dijo que con la pandemia quedó en evidencia la existencia de un Estado que gasta mucho y brinda escasos servicios, por lo que es la transformación de ese Estado la que se viene reclamando, ante la necesidad de mayor y mejores inversiones en áreas como la salud, educación, infraestructura y seguridad.

Estudio del BID

Recordó que existe un estudio realizado por el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) sobre los gastos públicos en América Latina el cual habla de que podría reducirse el equivalente a un 4% del PIB si se mejora el sistema de contrataciones públicas, indicando que en el caso de Paraguay podría representar unos US$ 1.600 millones.

Por su parte, el presidente del Club de Ejecutivos hizo hincapié en la escasa competitividad y la falta de homologación de los pliegos, principales debilidades del actual sistema de compras públicas, expresa el informe.

Egüez coincidió con la necesidad de una urgente reforma y que la misma debe garantizar la transparencia, la competitividad, la separación de la incidencia del poder político en las compras públicas, además de la simplificación de los procesos cuando se tratan de compras menores, permitiendo así que las pequeñas y medianas empresas puedan tener oportunidades de competir.

Proyecto de suministro

La ministra de la STP, a su vez, aseguró que el proyecto de Ley de Suministro y Contrataciones Públicas dotará al Estado de los instrumentos necesarios para que los procesos de adjudicación de bienes y servicios se realicen de manera oportuna, transparente y eficiente, con mayores oportunidades de supervisión activa por parte de la ciudadanía, de acuerdo con el informe de Dende.

Añadió que la reforma del sistema de compras públicas incorpora la sostenibilidad e inclusividad como principios rectores a ser considerados desde la planificación y se avanza hacia un nuevo concepto de adjudicación, denominado “valor por dinero”, desde el enfoque de que no solo el menor precio sea considerado, sino también el de mayor eficacia y eficiencia.

Sostuvo que se apunta a una política de compras conjuntas, planificadas y consolidadas entre las diferentes instituciones del Estado, incluyendo la estandarización de los bienes y servicios que deban adquirirse, además de la posibilidad de que la ciudadanía pueda ejercer una supervisión activa con el monitoreo permanente.

Conseguir mejores precios, opciones y calidad a la hora de comprar hoy resulta difícil, puntualizó Stark, quien recordó que el 43% de las licitaciones públicas se caracterizaron por contar con un solo oferente. “No tenemos un sistema que fomente competencia, no tenemos estandarizaciones ni homologaciones, pues contamos con un marco bastante rígido”, puntualizó.