Verificarán filiación mediante cruce de datos para facilitar vacunación de menores

En caso de que los padres o tutores no cuentan con los documentos necesarios para inmunizar a los menores en el día A, como certificado de nacimiento o libreta de familia, estará disponible un servicio de cruce de datos, que verificará la filiación a través del Portal Único de Gobierno. Esto, con el objetivo de facilitar el proceso y no dejar sin vacuna a los adolescentes.

Documentos requeridos para la vacunación de adolescentes con comorbilidades.
Documentos requeridos para la vacunación de adolescentes con comorbilidades.

La información fue proveída por el Ministerio de Salud Pública a padres y tutores de menores, a raíz de ciertas interrogantes que surgieron en relación con las documentaciones que necesitan los adolescentes para acercarse a los centros vacunatorios a recibir la dosis antiCOVID.

Los adolescentes con enfermedades de base de 12 a 17 años deben presentarse a recibir la dosis en compañía de su padre, madre o tutor mañana viernes 23 de julio, en el día A, junto con el certificado médico que confirme la enfermedad de base, su certificado de nacimiento o la libreta de familia.

Lea: Habilitan registro de vacunación para adolescentes con comorbilidades

Se apunta a agilizar inmunización

Pero en caso de que las familias, por alguna razón, no puedan llevar estos documentos, se facilitará a los ciudadanos un servicio de verificación de la filiación, a través del Portal Único de Gobierno.

Para esta tarea, se contará con la asistencia del Ministerio de la Defensa Pública, cuyos funcionarios estarán presentes en los vacunatorios con el objetivo de agilizar el trámite para la inmunización de los adolescentes.

El acta de nacimiento puede ser tramitada también a través de la identidad electrónica de uno de los padres, sin necesidad de concurrir una oficina del Registro Civil. Se obtiene en el sitio www.paraguay.gov.py.

[Así se crea una identidad electrónica para generar un certificado de vacunación]

No son vacunas regulares

Las dosis antiCOVID cuentan con autorización para uso de emergencia y no forman parte del programa regular, por lo que requieren de la autorización de padres o tutores para su aplicación.

Además, es de carácter obligatorio presentar el certificado de enfermedad de base, las cédulas de identidad del padre y del menor, y firmar un consentimiento.

La campaña Presente ¡Yo me vacuno! es impulsada por el Ministerio de Salud Pública y Bienestar Social (MSPyBS), con el apoyo del Fondo de Población de las Naciones Unidas, UNFPA. Su lema es “Que nadie se quede atrás” y busca que la vacunación llegue a más personas, con el compromiso activo de la sociedad.

Más info: Salud aguarda inmunizar a 50.000 adolescentes con comorbilidades

“Una de cada tres personas en el país es adolescente. Su rol protagónico para vencer al COVID-19 e impulsar una recuperación inclusiva y sostenible es clave y necesario. Apostamos a su energía creativa, su compromiso y su participación activa para que todos juntos digamos presente a esta gran posibilidad de vacunarnos, y para que, en este momento, ningún adolescente con enfermedades de base quede atrás”, expresó Rocío Galiano, representante nacional del UNFPA.

Comorbilidades admitidas

Para Día A, existe un listado de comorbilidades que requieren aplicación de vacunas anti-COVID-19 en la franja etaria de 12 a 17 años. Todas estas enfermedades deben ser justificadas por el pediatra o médico tratante, que deberá firmar un certificado médico disponible en la página www.vacunate.gov.py.

Las comorbilidades admitidas son las siguientes:

· Obesidad (IMC mayor a P 95 o +2DE para la edad).

· Diabetes.

· Enfermedades endocrinológicas: síndrome de Cushing, insuficiencia suprarrenal, hiperplasia suprarrenal congénita, síndrome metabólico, síndrome de ovarios poliquísticos (con estudio de imagen), raquitismo, osteogénesis imperfecta.

· Cardiopatías: cardiopatías asociadas a malformaciones no resueltas, cardiopatías con repercusión hemodinámica, hipertensión arterial, hipertensión pulmonar, cardiopatías asociadas a trastornos arritmogénicos en tratamiento o bloqueos con marcapasos, miocardiopatías hipertróficas, enfermedad de Kawasaki, cardiopatías congénitas con defectos residuales.

· Neumopatías crónicas: asma en tratamiento de difícil control, fibrosis quística, enfermedad intersticial pulmonar, EPOC, broncodisplasia pulmonar, enfermedades restrictivas (malformaciones severas de la caja torácica), tuberculosis, malformaciones congénitas pulmonares.

· Enfermedades oncohematológicas: adolescentes con cáncer y tumores, esplenectomía, asplenia funcional, anemia hemolítica, anemia aplásica congénita y adquirida, síndrome hemofagocítico, neutropenias, hemofilias, síndrome purpúrico.

· Enfermedades reumatológicas, autoinmunes, dermopatías severas y autoinflamatorias, lupus, artritis idiopática juvenil, dermatomiositis, esclerodermia, antecedentes de enfermedad de Kawasaki, otras enfermedades de base autoinmune, vasculitis, encefalitis, hepatitis, psoriasis, enfermedades ampollares mucocutáneas asociados a trastornos autoinmunes.

· Adolescentes con discapacidad psicosocial y alteraciones del neurodesarrollo que impidan mantener las medidas del cuidado personal, encefalopatía crónica no evolutiva (ECNE), autismo severo, enfermedades neurodegenerativas, con discapacidad psicosocial, epilepsia.

· Inmunodeficiencias congénitas y adquiridas: pacientes en tratamiento inmunosupresor con corticoides (más de 1 mes).

· Enfermedades genéticas, cromosomopatías y malformaciones congénitas como síndromes de: Down, Turner, Klinefelter, Prader Willi y otras cromosopatías. Enfermedades de depósito, errores innatos del metabolismo, enfermedades lisosomales.

· Adolescentes trasplantados o en lista de espera.

· Nefropatías crónicas y adolescentes en diálisis.

· Enfermedades gastrointestinales (colitis ulcerosa, enfermedad de Crohn, hepatopatías crónicas).