Activistas piden intervención de Argentina para evitar ser echados

Miembros de la delegación extranjera que pretendió ingresar hoy como “misión humanitaria” a la zona de influencia del grupo criminal autodenominado Ejército del Pueblo Paraguayo (EPP), por lo que fueron demorados por las autoridades y se adelantó que serían expulsados, pidieron intervención de la Embajada de Argentina en nuestro país.

Autoridades nacionales demoraron a los miembros de la misión humanitaria que pretendía ingresar a zona de influencia del EPP.
Autoridades nacionales demoraron a los miembros de la misión humanitaria que pretendía ingresar a zona de influencia del EPP.

Según indicó Lila Báez, activista social y representante compatriota de la comitiva extranjera, afirmó que hasta el momento no tienen una resolución oficial que disponga la expulsión de los extranjeros, y acusó que el gobierno actuó de manera “arbitraria” para evitar que la “misión humanitaria” puede cumplir con su objetivo, que era buscar a la menor de 14 años, reclutada por el EPP y que se encuentra desaparecida tras un enfrentamiento con miembros del Comando de Defensa Interna (CODI) en el norte del país.

“No hay una resolución que se haya elevado a la Dirección de Migraciones Argentina. No existe esa resolución, por eso necesitamos llegar a Asunción y poder sobre todo hablar con el embajador argentino en Paraguay, de hecho estamos hablando, para que pueda resolver las cuestiones jurídicas como corresponde”, indicó Báez.

Esperan que mediante la intervención de la embajada argentina se pueda frenar la expulsión. Catalogó de irregular que el CODI disponga la expulsión del país, y que en todo caso, como máximo, tenían potestad solo dentro de los tres departamentos de influencia del grupo de seguridad estatal.

“Están actuando de manera arbitraria. ¿Cómo nos van a echar del país si no hay una resolución firmada?”, cuestionó y dijo que “no tienen el poder de escoltarnos hasta Asunción que es donde nosotros vinimos a hospedarnos, eso es lo que estamos pidiendo como delegación de Derechos Humanos, nos parece arbitrario, autoritario y hasta mentiroso también”.

Sostuvo que los organismo de seguridad mienten al indicar que no comunicaron que intentarían ingresar a la zona roja del EPP, ya que ayer se presentó junto a ellos una persona que se identificó como Osvaldo Candia, supuesto representante de CODI, pero que esta mañana los militares dijeron que no conocían.

La comitiva generó controversia desde un inicio, provocando incluso la reacción de los familiares de los secuetrados en nuestro país, que cuestionaron al Mecanismo de Prevención de la Tortura (MNP) por haber dado estatus de “misión humanitaria” al grupo e incluso pidieron a los militares no interponerse a las labores de los mismos.