Vecinos son quienes más denuncian violencia contra niños

El caso de las hermanitas, de 5 y 11 años, maltratadas por su tía y primos, y que fueron rescatadas en Limpio, tras la denuncia de una vecina, denota la situación social actual. Esto hace ver que son los vecinos o vecinas quienes denuncian mayormente estos hechos de violencia contra niños.

Teresa Martínez, ministra de la Niñez y Adolescencia. Será interpelada hoy, desde las 14:30 por los diputados.
Teresa Martínez, ministra de la Niñez y Adolescencia.Archivo, ABC Color

El caso de las niñas de 5 y 11 años, registrado en Limpio la semana pasada, “es un lamentable suceso más que denota la descomposición social que tenemos desde el sentido de que adultos abusan y maltratan a los niños que tienen a su cargo”, reflexionó Teresa Martínez Acosta, ministra de la Niñez y Adolescencia (MINA).

“Lo lamentable es que evidentemente se tomó una decisión para la protección de las niñas, pero no se hizo un seguimiento del caso, si las niñas quedaban protegidas por esta tía y llegamos otra vez, a una situación de extrema violencia”, refirió Martínez.

En las hermanas se detectaron, mediante revisión médica, hematomas y otros rastros de violencia, de hecho la niña de 5 años tenía un golpe en la zona del ojo y peor, un brazo roto producto del golpe con un palo hecho por su propia tía, según refiere la denuncia hecha por su vecina, a quien acudió la pequeña. Al principio se manejaba la posibilidad de que esta tenga que ser operada debido a que ya habían pasado siete días de su fractura, pero finalmente los médicos que la atendieron resolvieron enyesarla.

En este aspecto, Martínez subrayó “estamos viendo como una constante actualmente nosotros, el gran aumento de denuncias formuladas por vecinas y vecinos que es el mayor porcentaje de denuncias hechas a través de nuestro sistema 147”.

Esto se sustenta en un corte estadístico realizado por el MINNA. Entre enero y junio de este año, por vulneraciones hacia niños, niñas y adolescentes, se registraron 645 denuncias de vecinas, 148 provenientes de vecinos y 287 de agentes comunitarios.

En tanto que del entorno familiar se tuvieron 202 denuncias de tías, 182 de las madres y 100 de padres. Todas al sistema de Fono Ayuda 147.

Martínez aclaró que “estos números son solamente del 147, si nosotros vamos a mirar los números del Ministerio Público son muchos más porque reciben también de la Policía y de otras instituciones”.

En este contexto y en el mismo periodo de tiempo, fueron denunciados un total de 1.548 casos de maltrato, 474 situaciones de abuso sexual y 70 hechos de explotación sexual.

En cuanto a los casos de maltrato, en enero se recibieron 190 denuncias, en febrero 192, en marzo 234, en abril 164, en mayo 340 y en junio 428.

Por explotación sexual, en enero se denunciaron 14 casos, en febrero 8, en marzo 5, en abril 6, en mayo 8 y en junio 29; mientras que por abuso sexual, en enero hubo 75, en febrero 76, en marzo 52, en abril 36, en mayo 99 y en junio 136.

Según dijo la ministra Teresa Martínez, el aumento desde mayo de las denuncias se debe a la fuerte campaña realizada en el marco del “Día Nacional contra el Abuso y la Explotación Sexual de Niños y Adolescentes”, que se conmemora cada 31 de mayo.

Añadió que “el mayor número de denuncias provienen directamente de vecinos y vecinas, lo que quiere decir que la gente ya está viendo esto como responsabilidad” y de a poco se va quitando el chip del “no es mi problema, no me voy a meter”.

Sin embargo, “esa niña, ese niño, ese adolescente que es observado y visto por un adulto cuando es maltratado solo le tiene a esa persona para su protección, solo a ese que vio que le están maltratando y si esa persona no actúa, ese niño, esa niña, ese adolescente no va a ser protegido”, manifestó la titular del MINNA.

La ministra hizo énfasis por último en la situación de cuasi esclavitud en la que se hallaban las hermanas al realizar trabajos pesados de la casa y en tal sentido dijo “uno puede hacer que los niños colaboren en su casa, haciendo su cama, apoyando las tareas familiares, pero no tenerlas como el servicio doméstico”.

Al hacerse visible este último caso, Teresa Martínez enfatizó en que “es absolutamente necesario que desnaturalicemos esto de nuestro entorno social”.