Protesta frena la adjudicación del MOPC para el dragado del río Paraná

El Centro de Armadores Fluviales y Marítimos expresó su preocupación por la crítica situación del río Paraná, actualmente innavegable, que debe dragarse hoy para poder trasladar las cargas de la zafra 2022. El MOPC adjudicó los trabajos el 12 de este mes, pero se presentó una protesta que frenó el proceso.

Parte del lecho del río Paraná queda al descubierto con la sequía. A través del Puente de la Amistad se observa al isla Acarai (Brasil).
Parte del lecho del río Paraná queda al descubierto con la sequía. A través del Puente de la Amistad se observa al isla Acarai (Brasil).PEDRO GOMEZ

El Ministerio de Obras Públicas y Comunicaciones (MOPC) adjudicó a la firma Ingeniería de Topografía y Caminos SA (TyC SA), representada por Francisco Griñó el llamado a contratación directa por vía de la excepción para los trabajos de dragado del río Paraná, en el tramo comprendido entre Yacyretá y su confluencia con el río Paraguay. Fue el 12 de agosto, por un monto de G. 26.580 millones, IVA incluido.

Pero esta adjudicación fue impugnada por la empresa Terminal Occidental SA (TOSA), de Conrado Hoeckle, que propuso un precio máximo de G. 33.742 millones. Ante esta protesta, la Dirección Nacional de Contrataciones Públicas (DNCP) inició una investigación y recomendó al MOPC que suspenda la continuidad del llamado objetado.

Se desconocen los detalles objetados por Tosa, pero debido a la protesta los trabajos no pueden avanzar, ya que la citada cartera, según el dato extraoficial al que accedió nuestro diario, estaría esperando la resolución de la DNCP para después poder firmar el contrato.

“Lamentablemente sucede esto dentro del proceso licitatorio. No puedo comentar mucho sobre la protesta en sí, pero afecta gravemente al país, porque son de suma urgencia las obras para que tengamos la posibilidad de navegar en época de zafra 2022”, expresó el presidente del Centro de Armadores Fluviales y Marítimos del Paraguay (CAFyM), Esteban Dos Santos.

Siete pasos críticos

Señaló que hoy no se está navegando y que son siete los pasos más críticos entre la represa Yacyretá y la confluencia con el río Paraguay. “Necesitamos que se hagan los trabajos de dragado, la zafra 2022 se inicia en febrero y debemos posicionar las embarcaciones antes. Si no se draga ahora, no llegamos”, expresó.

ABC intentó contactar con los representantes de Tosa, pero no se tuvo respuestas. En tato, el representante de TyC, Francisco Griñó, se refirió a la protesta acusando a la empresa de Hoeckle de no tener equipos para ejecutar las obras y que por esta situación no están cumpliendo con las tareas que debe ejecutar en el río Paraguay.

“Ellos lo que tienen que hacer es hacer el trabajo del río Paraguay. No se puede navegar, los buques están varados por su culpa. No tienen equipo. En la licitación propuso la draga de Jan de Null y nunca vino. Su equipo no sirve, hace 4 meses que está en el mismo paso”, expresó Griñó.

Recordemos que los trabajos de dragado del río Paraguay fueron adjudicados a tres empresas: TyC por G. 38.205 millones (con el 45% de las obras), Tosa por G. 29.715 millones (con el 35%) y Arte y Estructura SA por G. 16.980 millones (Oscar Narciso Cohene Mendoza, con el 20%), a través de la modalidad de contrato abierto, con abastecimiento simultáneo.

Según los datos, T& C y Tosa constantemente están enfrentadas por las licitaciones del rubro.

Obras para la navegabilidad

En el caso del llamado del río Paraná también es un contrato abierto. Los trabajos a ser ejecutados consisten en “obras de mantenimiento”, es decir dragado y disposición final a efectos de permitir la navegabilidad. Las cantidades del dragado de mantenimiento se miden en metros cúbicos, siendo las cantidades abiertas en relación a un mínimo y máximo de m3. En total, 5 empresas se presentaron en esta convocatoria.

Enlance copiado

Lo
más leído
del día

01
02
03
04
05