Se confirma la venta de constructora e Engineering habría comprado acciones

La firma Engineering, de Juan Andrés Campos Cervera, conocida como la “superproveedora” de este Gobierno, ya habría comprado acciones en la empresa constructora Barrail Hermanos, cuya venta se confirmó ayer. La criticada superproveedora buscaría seguir facturando con el nombre de dicha firma.

La pasarela “ñandutí” ya se habilitó, pero todavía no tiene la recepción definitiva del MOPC. La cartera ya pagó el 73% del monto del contrato a Engineering.
La costosa pasarela “ñandutí” que construyó Engineering no se puede utilizar.Archivo, ABC Color

La firma Engineering, de Juan Andrés Campos Cervera, conocida como la “superproveedora” de este Gobierno, ya habría adquirido acciones en la empresa constructora Barrail Hermanos SA, cuya venta se confirmó ayer. La criticada “superproveedora” buscaría así seguir facturando con el nombre de dicha firma, según fuentes.

De acuerdo a lo que trascendió ayer, la empresa constructora Barrail Hermanos SA ya se vendió a varios grupos empresariales en octubre del año pasado, por la difícil situación de la empresa que ya no estaba ganando licitaciones de obras públicas.

Guillermo Barrail, que sigue siendo accionista de la firma, pero ya minoritario, confirmó ayer a nuestro diario que efectivamente vendieron la mayor parte de las acciones de la compañía (un 70%) y señaló que son varios los propietarios de la misma en la actualidad.

Cuando se le consultó si Engineering compró las acciones como se viene señalando, prometió brindar las informaciones sobre los nuevos dueños de Barrail Hermanos, pero finalmente evitó hacerlo. El empresario tampoco negó la compra de acciones de la “superproveedora”.

Empero, fuentes del sector de la construcción mencionaron que el abogado Víctor Galeano Perrone, amigo personal, asesor y que era miembro del primerísimo anillo del expresidente Horacio Cartes, conocido como el “monje negro”, habría sido quién adquirió parte de las las acciones de Barrail Hermanos, al menos un 30%, y que este empresario le habría vendido su parte recientemente a Engineering.

Según los datos manejados, el 30% de las acciones siguen en manos de la familia Barrail y el resto se habrían repartido entre el empresario argentino Mario Rovella (propietario de la Constructora Rovella Carranza), Fernando Otazú y otros más.

Usaría la firma para facturar ante eventual sanción

Varias constructoras señalaron ayer a ABC que la intención de Engineering con la compra de las acciones de Barrail Hermanos es la de seguir facturando al Estado utilizando el nombre de está empresa, ya que su firma está siendo sumariada por la Dirección Nacional de Contrataciones Públicas (DNCP), con riesgo de suspensión para contratar con el Estado.

Es decir, pretendería seguir facturando con el nombre de Barrail Hermanos ante la inminente suspensión. Pese a que está sumariada y con cuestionamientos, la empresa sigue participando y ganando licitaciones actualmente. En solo 10 meses, la empresa ganó licitaciones por G. 107.740 millones (ver infografía de las adjudicaciones desde setiembre hasta abril de este año). Desde que empezó el Gobierno de Abdo Benítez, la compañía ya se embolsó con adjudicaciones por más de G. 300.000 millones.

La DNCP había iniciado el oficio a Engineering, tras detectar irregularidades en la ejecución de la “pasarela ñandutí”, hoy inservible, y que une el Parque Ñu Guasu con el Comité Olímpico Paraguayo. Al igual que la Contraloría, la DNCP resolvió “declarar que la licitación de la pasarela se encuentra viciada de inconsistencias administrativas en contravención a las disposiciones que rigen la materia en compras públicas”.

Por esta razón remitió los antecedentes del caso al departamento de sumarios de la DNCP, a fin de constatar la “mala fe” en la que pudo haber incurrido la firma Engineering, en esta obra que terminó costando más de US$ 2 millones.

La empresa en cuestión se ganó el mote de “superproveedora” con este Gobierno, por la gran cantidad de adjudicaciones que “se ganó”. Esto pese a que en enero de 2018, la Itaipú Binacional sancionó a Engineering SA por una “acción de mala fe”, porque le presentó, entre otros casos, “documentos falsificados o adulterados”, según un registro oficial. Ayer nuevamente ABC intentó contactar con Juan Andrés Campos Cervera, pero el “exitoso” empresario no respondió.

Tiene vínculos con el Gobierno

Jorge López Moreira, hermano de primera dama Silvana López Moreira y cuñado del presidente de la República, Mario Abdo Benítez, participaba de reuniones que tuvieron lugar en la propia sede del Ministerio de Obras Públicas y Comunicaciones, en donde se abordaron temas referentes al criticado paso peatonal “ñandutí”, a cargo Engineering. López Moreira participaba de estos encuentros como “conocido” del joven empresario Juan Andrés Campos Cervera, propietario de Engineering, y el cuñado de Marito incluso había admitido que es amigo de Campos Cervera.

Enlance copiado

Lo
más leído
del día

01
02
03
04
05