Alistan caravana para recibir reliquias de la beata paraguaya Chiquitunga

Para este martes 21 de setiembre, Día de la Primavera, se prevé la llegada al país de las santas reliquias de Chiquitunga, la monja de las Carmelitas Descalzas que fuera beatificada en junio del 2018. El anuncio moviliza a los devotos, que se alistan para la gran caravana de recibimiento.

A la monja de las Carmelitas Descalzas se la conoció por su gran labor servicial a los más necesitados.
A la monja de las Carmelitas Descalzas se la conoció por su gran labor servicial a los más necesitados.gentileza

Con gran entusiasmo, cientos de fieles aguardan ser partícipes de la llegada de las santas reliquias de primer grado (restos óseos) de la primera beata paraguaya, María Felicia de Jesús Sacramentado, más conocida como Chiquitunga.

El retorno al país se concreta luego de tres años, puesto que las reliquias habían sido enviadas a Roma en marzo del 2018 para un tratamiento de conservación. El recibimiento tendrá lugar en el aeropuerto internacional Silvio Pettirossi, el martes, a las 5:15. El acceso será libre y gratuito, por orden de llegada.

En el aeropuerto se hará una celebración eucarística y luego habrá una caravana, para depositar las reliquias en urnas. Una de ellas quedará en el oratorio de las Carmelitas Descalzas de Asunción, y la otra peregrinará por el territorio nacional, a fin de cumplir el deseo de María Felicia, de recorrer los rincones más apartados y necesitados del Paraguay.

Nacida el 12 de enero de 1925, María Felicia Guggiari, quien adoptó el nombre religioso de María Felicia de Jesús Sacramentado, fue beatificada el 23 de junio del 2018. La ceremonia se desarrolló en el estadio Gral. Pablo Rojas, conocido como “la nueva olla”, del barrio Obrero, ante miles de fieles. La consagración se dio con la presencia del cardenal Ángelo Amato.

El niño milagro

A Chiquitunga le atribuyen la intercesión de varios milagros. Uno de ellos, y el que dio lugar a la Iglesia Católica para que la proclamara beata, habría ocurrido en agosto de 2002, en el Hospital Regional de San Pedro, cuando Ángel, hijo de padres sordomudos, vino al mundo sin signos de vida. Fue cuando la obstetra Blanca Rosa Duarte elevó una oración a Chiquitunga y pidió por la reanimación del niño, que revivió, sin secuela alguna.

Chiquitunga fue una monja de la Orden de las Carmelitas Descalzas cuya vida tocó el corazón de muchas personas. Su muerte fue el 28 de abril de 1959. Sus seguidores desean que sea reconocida como santa.

Para la llegada de las reliquias este martes, la organización convoca a voluntarios que quieran formar parte del equipo de servidores. Para más informes, interesados pueden llamar al (0982) 185 128.

Enlance copiado

Lo
más leído
del día

01
02
03
04
05