Hasta la concesionaria de apuestas deportivas cuestiona gestión de Conajzar

Los responsables de la empresa Daruma Sam SA (Apostala), concesionaria adjudicada para apuestas deportivas del país, cuestionaron la nula acción de Conajzar para perseguir las apuestas clandestinas. Advirtieron que debido a la negligencia, una fortuna deja de recaudar el Estado y no llega a la Diben.

Carlo Giuseppe Espinoza Vega y Carlos Manuel Lugo Garcete, accionistas de Daruma Sam, y Carlos Sacco, asesor jurídico. La firma tiene el monopolio de apuestas deportivas del país. Criticaron la falta de celo de Conajzar por perseguir las apuestas clandestinas.
Carlo Giuseppe Espinoza Vega y Carlos Manuel Lugo Garcete, accionistas de Daruma Sam, y Carlos Sacco, asesor jurídico. La firma tiene el monopolio de apuestas deportivas del país. Criticaron la falta de celo de Conajzar por perseguir las apuestas clandestinas.ARCENIO ACUÑA

Carlo Giuseppe Espinoza Vega y Carlos Manuel Lugo Garcete, accionistas de Daruma Sam SA y cuyo nombre de fantasía es Apostala, junto a Carlos Sacco, recibieron a un equipo de ABC en su oficina ubicada en la capital. Cuestionaron la falta de acción de la Comisión Nacional de Juegos de Azar (Conajzar), presidida por José Antonio Ortiz Báez, por no perseguir la explotación ilegal de las apuestas deportivas.

Señalaron que presentaron varias denuncias ante la institución y que, sin embargo, no se tuvo la respuesta de la Comisión. Sólo se aprecia inacción de la Conajzar, que debería representarles y ser celosa del cumplimiento de sus normas. Sacco, en particular, cuestionó las apuestas vía online.

“La Ley N° 1.016/97 (de juegos de azar) está desfasada. No contempla las apuestas online y así, no hay control”, dijo. Observó que no existe una regulación vinculada a las apuestas vía internet, que supuestamente se dan en casinos pero finalmente también están en el ámbito de apuestas deportivas. “Son casinos de fachada”, aseguró Lugo.

Sacco observó que el año que viene se deberá licitar la explotación de juegos de azar, por otros 5 años más. “A nosotros no nos conviene el monopolio, hay demasiados clandestinos. Consideramos que la competencia va a mejorar el servicio”, dijo.

Espinoza y Lugo confirmaron que, hace un par de años atrás, con un grupo de amigos en Ciudad del Este, todos jóvenes, abrieron la empresa. Luego, en busca de formalizarse, adquirieron la firma Daruma Sam de María Elena Alcaraz Azcona y Alejandre da Rocha Leite, una pareja que, según explicaron, ya tenía licencia de Conajzar. “Para tener la experiencia, ser formales y cumplir requisitos de la licitación es que la compramos”, dijo Lugo.

Al ser requeridos si la firma tendría vínculos con el narcotráfico y si Alcaraz y Da Rocha serían solo prestanombres, tal como se publicó en un medio local a partir de un reporte filtrado de la Secretaría de Prevención de Lavado de Dinero (Seprelad), negaron que sea así. No obstante, el día de la apertura de ofertas para concesionar de las apuestas deportivas, se presentó una funcionaria de la Contraloría para impedir el proceso. Al respecto, Sacco alegó que había “intereses” por impedir el desarrollo del proceso.

“Intervino Contraloría y Fiscalía, y hoy está en la nada. Es por algo, ¿no?”, afirmó. Seguidamente, se les preguntó si pagaron coima para que la empresa sea beneficiada con el monopolio de apuestas deportivas, los tres rieron y al insistir en la respuesta, dijeron que no.

Peiti, el empresario arrepentido que reveló esquema de coimas

El empresario Leonardo Andrés Peiti, de nacionalidad argentina, imputado por manejar el juego clandestino en las ciudades santafesinas de Rosario, Rafaela y Melincué, semanas atrás hizo un pre acuerdo de un juicio abreviado y se acogió a la figura de arrepentido para confesar que pagó coimas de US$ 250.000 a senadores, informó La Nación de Argentina. Los pagos realizó para evitar que se generen antecedentes que pongan en jaque sus inversiones en ese país y en Paraguay, reportó Clarín.

Peiti se había presentado en la apertura de ofertas de apuestas deportivas asegurando que adquirió el 50% de las acciones de Alcaraz, propietaria de Daruma SAM, según consta en un reporte de Contraloría. En el mismo documento consta el desacuerdo del abogado de Daruma Sam, Carlos Sacco, quien aseveró que Peiti y Alcaraz no forman parte de la empresa ni del paquete accionario.

Requerido al respecto, Sacco señaló que las acciones de Alcaraz y su pareja fueron adquiridas en su totalidad. “Si estafó a Peiti, no es asunto nuestro”, alegó. Agregó que Peiti está vinculado con la empresa Enfield SA, con Apostamina.Bet, una de las firmas a las que denunció por apuestas deportivas ilegales.

Se intentó conversar con Peiti pero su abogado, Angelo Rossini, indicó que su defendido no da entrevistas. Él tampoco accedió a dar declaraciones.

Permisos online sin caducidad

Conforme al reporte parcial que ABC logró acceder de las resoluciones de la Comisión Nacional de Juegos de Azar (Conajzar), el organismo da habilitaciones para la explotación de casinos online, sin criterios técnicos ni financieros, ni siquiera fecha de caducidad. Se desconoce la totalidad de permisos brindados ya que la comisión no proporcionó la totalidad de documentos requeridos, vía el portal de Acceso a la Información Pública (AIP), expediente N° 44.542, a pesar de que los mismos deben estar disponibles en la web, según establece la Ley N° 5282 de Transparencia Gubernamental.

Dicen que “autoexclusión” es opción para juego responsable

En conversación con ABC, un joven de 26 años contó que como parte de su tratamiento contra la ludopatía, se fue a solicitar la “autoexclusión” de la web de apuestas deportivas legales en el país. Sin embargo, pese a que solicitó su baja de forma online y presencial, su cuenta sigue disponible.

Al respecto, Carlos Sacco, asesor jurídico de Apostala, afirmó que en el portal se dispone información relativa al juego responsable e incluso se dispone de la opción de “autoexclusión”.

Sin embargo, al ser insistido en que la denuncia recibida por ABC consiste en que pese a utilizar esos mecanismos, la cuenta sigue disponible para realizar apuestas, respondió que se trataría de un “error en el sistema” y prometió realizar una verificación.

Comentó que a la fecha, un total de 48 clientes solicitaron la autoexclusión desde el 2018, de unos 20.000 personas registradas.

Agregó que la identificación de cada apostador es parte del reglamento de la Secretaría de Prevención de Lavado de Dinero (Seprelad).

Al ser requerido referente a la entrevista con la comitiva de Gafilat, Sacco respondió que le hubiera gustado participar, pero que no fue invitado al encuentro.

Enlance copiado

Lo
más leído
del día

01
02
03
04
05

Comentarios

Las opiniones y puntos de vista expresados en los comentarios son responsabilidad exclusiva de quienes los emiten y no deberán atribuirse a ABC, ya que no son de autoría ni responsabilidad de ABC ni de su Dirección ni de Editorial Azeta S.A.