Fiscalía citará a auditores de la CGR en caso de la pasarela de “ñandutí”

El fiscal Luis Piñanez informó ayer que citará a los auditores de la Contraloría General de la República (CGR) en el marco de las investigaciones de la pasarela “ñandutí”. El ente contralor reveló sobrefacturación y direccionamiento en dos auditorías, pero el MOPC aún “no sabe” lo que hará con el contrato de Engineering en esta cuestionada obra.

La pasarela “ñandutí” ya se habilitó, pero todavía no tiene la recepción definitiva del MOPC. La cartera ya pagó el 73% del monto del contrato a Engineering.
La pasarela “ñandutí” es inservible y terminó costando más de US$ 2 millones, en plena pandemia.Archivo, ABC Color

“Estamos aún en etapa investigativa, la última actuación recibimos de la Contraloría, que es su segundo informe especial. Estamos analizando el contenido, en los próximos días citaré a algunos auditores”, expresó Piñanez.

Al mismo tiempo, mencionó que ya pidieron varios informes del caso al Ministerio de Obras Públicas y Comunicaciones (MOPC), pero dijo que todavía no se puede saber cuándo se tendría alguna imputación. “Es difícil saber, la realización de pruebas son las que determinan la existencia de indicios suficientes para una imputación”, expresó.

Los informes de la Contraloría General de la República (CGR) son claves en este proceso, ya que el organismo reveló primeramente que hubo direccionamiento en la licitación propiamente y luego que en la ejecución de la obra se confirmó sobrefacturaciones que beneficiaron a la empresa Engineering.

Detalles de los informes de Contraloría

El primer informe del ente contralor, de febrero de este año, reveló que “en el pliego de bases y condiciones se han establecido requisitos que podrían ser cumplidos por un solo oferente”. En el llamado solo se presentó la empresa Engineering, que ganó sin competencia y le permitieron ejecutar la obra con importantes cambios que le beneficiaron. “El proyecto y las especificaciones estipuladas en el pliego conforme el análisis realizado se puede observar que sufre modificaciones mediante las adendas en más de un 90% aproximadamente, favoreciendo de esta manera a la firma adjudicada”, resalta el informe de la Contraloría.

En su segundo informe, que concluyó en septiembre último, la CGR confirmó que varios ítems de la obra están sobrefacturados, principalmente a través de las dos adendas que aumentaron los precios de la obra. El ente contralor reveló un incremento indebido de G. 3.142 millones, de los cuáles G. 1.253 millones corresponden a “costos indirectos” que se agregaron en beneficio de la contratista, que consiste en el aumento de su ganancia y otros “gastos generales”, según el documento.

Pese a todas estas irregularidades y la inhabilitación de Engineering, el MOPC sigue “sin saber” cómo rescindir del contrato con la “superproveedora” en esta obra. Ayer se debía realizar una conferencia de prensa para explicar los detalles de la situación contractual, pero en la institución se negaron una vez más a brindar explicaciones sobre la obra.

El director de Comunicaciones de la institución, el abogado Víctor Recalde, manifestó que de momento “la DNCP está agotando el tema” y que el MOPC esperará a que las partes estén “bien informadas” para abordarlo. El funcionario señaló que “internamente se trata de una situación compleja y sui generis, no obstante, ya estamos trabajando en las consultas que hemos recibido, por ejemplo, el futuro del contrato”.

Complaciente Wiens

El titular del MOPC, Arnoldo Wiens, evita de todas las formas posibles emitir una opinión sobre el caso de la pasarela “ñandutí”, pese a todas las irregularidades detectadas en esta obra que adjudicó a Engineering. Es más, Wiens ya volvió a adjudicar otro millonario contrato al consorcio que integra Barrail Hermanos, que tiene vínculos con la “superproveedora”. Se trata de la construcción del Hospital del Sur de Encarnación, que se otorgó por US$ 30 millones. Cercanos al dueño de Engineering ya tomaron la posta en Barrail Hermanos.

Enlance copiado

Lo
más leído
del día

01
02
03
04
05