Fiscal ratifica que Ramón González Daher y su hijo movieron G. 6,5 billones a través de usura

El Ministerio Público ratificó su acusación en contra de Ramón González Daher y su hijo Fernando González Karjallo, y que el clan movió más de G. 6,5 billones mediante la usura. En consecuencia, el fiscal Osmar Legal también reiteró el pedido de comiso de bienes por casi G. 58.500 millones.

Ramón González Daher y su hijo Fernando González Karjallo, en la sala de juicios orales.
Ramón González Daher y su hijo Fernando González Karjallo, en la sala de juicios orales.virgilio vera

El fiscal Osmar Legal, de la Unidad contra Delitos Económicos y Anticorrupción (UDEA), reiteró en sus alegatos iniciales la acusación por supuesta usura y lavado de dinero, contra el expresidente de la Asociación Paraguaya de Fútbol Ramón González Daher; y por presunto lavado de dinero contra su hijo Fernando González Karjallo.

Puntualizó que entre los años 2013 y 2018 el hermano del exsenador colorado Óscar González Daher movió la suma de G. 6.539.895.697.879 y dicho monto es el resultado de la usura, ya que el acusado no tenía empresas constituidas legalmente y los únicos ingresos que tuvo fueron productos de dicho hecho punible.

Legal señaló que el dinero producto de la usura fue ingresado por el clan al sistema financiero, a fin de permeabilizarlo y perder sus rastros, como así también para hacer pasar como fuente obtenida por la práctica de actividades comerciales del rubro inmobiliario.

El agente de UDEA también ratificó en sus alegatos iniciales el pedido de comiso de bienes por la suma de G. 58.493.632.102, que según argumentó es el total de los intereses cobrados en exceso por Ramón González Daher entre el año 2013 y 2018.

Perito confirmó inconsistencias

Luego de los alegatos iniciales de las partes el perito Javier González, quien realizó el análisis de los ingresos y egresos de los acusados, declaró ante el Tribunal de Sentencia y confirmó que el clan movió la suma de G. 6.539.895.697.879 a través de la usura.

No existe consistencia entre los depósitos en las cuentas bancarias y los ingresos declarados a la Subsecretaría de Estado de Tributación. Desde el año 2013 hasta el 2018, solo en el 2015 y en cantidades ínfimas se encuentran facturas emitidas por el señor Ramón González Daher en concepto de intereses”, puntualizó el profesional.

Explicó que esta situación le llevó a inferir que el exceso del ingreso en las cuentas bancarias del acusado “puede ser en concepto de devolución de capital y cobro de intereses”, es decir, es el fruto de los préstamos usurarios.

El juicio oral que está a cargo del Tribunal Especializado en Delitos Económicos, presidido por la jueza Claudia Criscioni e integrado por sus colegas Yolanda Morel y Yolanda Portillo, continuará mañana desde las 8:00, con la producción de las pruebas periciales.

Alegatos de la defensa

Por su parte la defensa de RGD y su hijo, ejercida por los abogados Jorge Bogarín, Bettina Legal y Richard Rojas, insistió en que el hecho de usura que tiene como supuesta víctima al querellante adhesivo Julio Mendoza Yampey, están prescritos.

Bogarín señaló que la explicación del fiscal Osmar Legal, en los alegatos iniciales, tuvo muchas confusiones que generan una serie de inconvenientes para que él y sus colegas puedan ejercer la defensa de ambos acusados.

Agregó que la Subsecretaría de Estado de Tributación cobró al clan González Daher una multa por impuestos no abonados y que en ningún momento la institución del Estado declaró la ilegitimidad del dinero que, según el Ministerio Público, es fruto de la usura.

“Según la teoría de la Fiscalía, Tributación le cobró impuestos a mi cliente por un dinero ilícito”, alegó el letrado.

Finalmente cuestionó que hasta ahora no se haya identificado a los responsables del extravío de 380 cheques que la Fiscalía presentó al Juzgado de Garantías a cargo del juez Humberto Otazú, como pruebas de la acusación contra RGD y su hijo.

Lo
más leído
del día

01
02
03
04
05