Madre de niño que sufrió quemaduras por un desafío viral pide tener cuidado con las redes

Jennifer Rodríguez, la madre de un niño de 11 años que sufrió quemaduras que fueron originadas por otros menores que hacían un desafío de TikTok, relató lo vivido ya en febrero de este año y las secuelas para el pequeño y su familia. Su caso cobró notoriedad recientemente a través de sus redes, aprovechó para instar a los padres a cuidar lo que ven sus hijos en redes sociales.

El fire challenge cobró notoriedad en TikTok a principios de este año.
El fire challenge cobró notoriedad en TikTok a principios de este año.Shutterstock

El 11 de febrero, Carlos Rafael, de 11 años, fue a jugar a una plaza de la ciudad de Luque como todas las tardes; sin embargo, aproximadamente 16:20 volvió a su casa lleno de quemaduras hasta de tercer grado en los brazos y piernas. Fue víctima de unos niños que quisieron hacer un desafío denominado “fire challenge”, originado en TikTok.

El desafío consiste en varias etapas que implican desde realizar un dibujo con alcohol y encender la llama para ver la figura, hasta prender fuego a una persona, que en esta ocasión fue “Rafaelito”. Entre lágrimas, su mamá contó que su hijo volvió a casa con quemaduras “hasta los huesos”.

“Llega todo quemado, con las piernas quemadas, con la piel toda caída, quemaduras profundas de tercer grado. Quemó músculos, ligamentos, articulaciones en el posterior de ambas piernas, pero la más comprometida es la derecha”, detalló a través de videos difundidos en sus redes.

Le dijeron que iban a hacer un cohete

Según el relato de la madre, los otros niños le dijeron a su hijo que iban a hacer un cohete, pero de repente le rociaron de alcohol al 70% que consiguió uno de ellos. “Hacen una ronda, encienden fósforo y tiran dentro de la botella. Eso explota. A Rafaelito le hicieron creer que iba a ser un cohete. Esa botella explota y va hacia la cara de Rafaelito, por eso él pone las dos manos, cubre su cara y se quema las manos y el antebrazo”, detalló.

El niño fue ingresado primeramente al Hospital Regional de Luque, pero luego fue trasladado al Hospital del Quemado. Estuvo 30 días en terapia intermedia, sufrió 16 operaciones. Tuvo que ingresar al quirófano cada 48 horas durante casi todo ese tiempo y le practicaron 16 injertos de piel.

Jugando con fuego

Una de las cosas que más lamentó la madre es que uno de los niños que quemó a su hijo ya tiene antecedentes con el fuego y además de incendiar el predio de su escuela recientemente también quemó parte de la plaza donde siempre juegan sus hijos.

Lamentó que la madre de ese niño le aseguró que Rafael se “autoinmoló”, se derramó el alcohol y se encendió. “Y que no me preocupe porque su hijo había hecho días antes algo parecido”, enfatizó indignada.

“Siguen jugando con el fuego. Siguen burlándose de lo que dejaron a mi hijo. Lo peor de todo es que estas familias apañan a estos niños, no hacen ni dicen nada”, lamentó en otro momento.

Insta a los padres a tener cuidado con TikTok

“Eso le pasó a mi hijo por un desafío en TikTok, por eso abrí una cuenta, para saber qué hay en TikTok, qué están haciendo nuestros hijos. Y te invitó a vos mamá a que entres a TikTok y le cuides a tus hijos. Por tenerle en una burbuja a mi hijo, él pagó consecuencias terribles y las vamos a seguir pagando”, expresó entre llanto.

Hoy Rafael está siguiendo tratamientos psicológicos, psicopedagógicos y hasta neuropsiquiátricos como consecuencia de todo lo sucedido. La madre debe cubrir con numerosos gastos y mantenerlo a él y a su otra hija pequeña.

Agradece ayuda

La madre relató que antes de la pandemia era atleta profesional, pero por motivos de salud tuvo que dejar la carrera. En plena pandemia, decidió emprender y ahora se dedica a hacer y vender medialunas.

Tras la viralización del caso, Jennifer recibió mucha ayuda de la ciudadanía, que ha colaborado no solo comprando sus productos, sino también donando ingredientes para prepararlos.

A través de los tantos videos que subió a su cuenta de TikTok, agradeció profundamente las demostraciones de afecto e indicó que lo que desea es seguir trabajando y a través de ello obtener ingresos para seguir con todos los tratamientos, suyos y de su hijo. Los interesados en colaborar pueden contactar con ella al (0983) 356 031.

Desafíos peligrosos

Esta no es la primera vez que surgen casos de niños que cumplen desafíos virales surgidos en TikTok y se ponen en riesgo, incluso a nivel mundial se registraron casos de niños fallecidos a causa de ello. Por ejemplo, en una ocasión estuvo ejemplo “de moda” el “blackout challenge” (Desafío del desmayo), que consistía en ponerse un cinturón en el cuello hasta perder el conocimiento y sacárselo en el último segundo.

A raíz de ese desafío, dos niñas perdieron la vida, una en Argentina y otra en Italia, según las publicaciones realizadas por medios internacionales. A diario, circulan muchos videos con temáticas muy peligrosas, por lo cual especialistas constantemente piden a los padres tener mucho cuidado con el tiempo en que pasan sus hijos en TikTok, sin supervisión.

Enlance copiado

Lo
más leído
del día

01
02
03
04
05