Juez Otazú espera que cheques robados aparezcan durante allanamientos en Luque

El juez Humberto Otazú recordó el caso de los cheques que habían sido sustraídos del depósito de evidencias de su juzgado, y que estaría relacionado con la serie de allanamientos acontecidos este miércoles en Luque. Manifestó que espera que se encuentren esas evidencias pues así sería más sencillo llegar a la gente que estuvo involucrada.

Este miércoles se dio una serie de allanamientos para dar con 380 cheques que habían sido sustraídos del depósito de evidencias de un Juzgado.
Este miércoles se dio una serie de allanamientos para dar con 380 cheques que habían sido sustraídos del depósito de evidencias de un Juzgado.

El juez había sufrido la sustracción de aproximadamente 380 cheques de varios emisores del depósito de evidencias de su Juzgado.

Al consultársele al magistrado qué opina al respecto teniendo en cuenta que ahora hay allanamientos en que se están buscando esa evidencia, manifestó que desea que puedan encontrarse esos documentos, pues “si eventualmente se tiene acceso a esas evidencias que fueron sustraídas, sería más sencillo llegar a la gente que estuvo involucrada”.

Recordó que en su momento le tocó pasar momentos muy difíciles, pues al ser responsable del juzgado tuvo que “poner la cara”.

Lea: Allanan casa de RGD por nuevo caso de usura y lavado de dinero

“Hubo comentarios injustos hacia mi persona pero las medidas cautelares pertinentes se tomaron conforme a derecho, nunca me aparté de lo que decía la ley. Al contrario, siempre hice lo que debía hacer como juez en ese momento”, expuso Otazú.

Fiscalía estaba a cargo

Aclaró que la investigación sobre aquella desaparición de cheques quedó en manos de la Fiscalía.

“La Corte, a través del Consejo de Superintendencias remitió la denuncia ante el Ministerio público, también yo lo he hecho en su oportunidad. Por esas dos vías está impulsándose esa denuncia. Esperemos un buen resultado y se pueda identificar a los responsables para que respondan por sus actos”, puntualizó el juez.

Lea más: Juez confirmó desaparición de los cheques de Ramón González Daher

Con respecto a la expectativa de pena por este delito, dijo que podría ser de hasta cinco años, “pero cuando hay concurso de delitos la pena puede aumentar hasta las tres cuartas partes del siguiente delito”, aclaró.

Los delitos que se computarían en el caso del robo de cheques son quebrantamiento de depósito y hurto.

Detallaron cheques

Recordó que antes de la desaparición de esos documentos, cuando se recepcionaron esas evidencias, él había dispuesto que la actuaria Luz Portillo junto con funcionarios del Ministerio Público detallaran cheque por cheque el contenido y características de los mismos.

Detalló que en ese entonces, el trabajo llevó mucho tiempo y se pudo tener claridad de todas esas instrumentales.

“Esos cheques fueron seleccionados, divididos y empaquetados en distintos sobres con el detalle correspondiente y fueron al depósito que hasta ahora funciona en la secretaria del Juzgado.

Posteriormente en las investigaciones preliminares que hizo la Auditoría del Poder Judicial se concluyó que hubo cierta negligencia en el manejo de la llave y el manejo de esas evidencias”, explicó Otazú.

Agregó que tras esa primera investigación, quedaron algunos nombres de funcionarios responsables el caso fue derivado al Ministerio Público.

Olvidaron que había copias de documentos

“Estas personas (que robaron los cheques) no se percataron de que el fiscal Omar Legal tenía en resguardo la copia de todos esos documentos y que luego fueron exhibidos en el juicio oral”, comentó.

El juez llegó a la conclusión de que estas personas “se quisieron pasar de vivas creyendo que con esto iban a perjudicar el trabajo del Ministerio Público y eventualmente iban a obtener una absolución. Pero no tuvieron en cuenta que les tocó un fiscal bastante ordenado y posteriormente en la tramitación del juicio, se exhibieron las copias de esos documentos. No pudieron concretar su objetivo. Aclaro que es una presunción mía”, expresó el magistrado.

Añadió que esta información ya circuló a través de la Superintendencia del Bancos y se tienen notas de esos documentos sustraídos. Por lo tanto, tratar de llevar adelante un cobro en guaraníes también sería infructuoso.

Comentó que él no fue quien dispuso los allanamientos acontecidos este miércoles, pues no está de turno, lo que le parece prudente, para evitar cualquier tipo de suspicacia.

“Realmente cayó bien que otro colega haya ordenado esto para demostrar y que pueda salir a la luz lo que sucedió y los responsables respondan por sus actos”, concluyó el juez Humberto Otazú.

Enlance copiado

Lo
más leído
del día

01
02
03
04
05

Comentarios

Las opiniones y puntos de vista expresados en los comentarios son responsabilidad exclusiva de quienes los emiten y no deberán atribuirse a ABC, ya que no son de autoría ni responsabilidad de ABC ni de su Dirección ni de Editorial Azeta S.A.