Intendente de San Antonio denuncia por sobrefacturación a su antecesor

El jefe comunal electo de San Antonio, Santiago Aguilera, presentó en el Ministerio Público una denuncia penal contra su antecesor Raúl Isaac Mendoza Ramos, por sobrefacturación de obras que fue detectada mediante una auditoría a la gestión comprendida entre 2015 y 2020.

Santiago Aguilera, de camisa blanca, junto al presidente de la junta y ex jugador de fútbol Wilson Pittoni, junto a los asesores de la Municipalidad de San Antonio.
Santiago Aguilera, de camisa blanca, junto al presidente de la junta y ex jugador de fútbol Wilson Pittoni, junto a los asesores de la Municipalidad de San Antonio.FERNANDO ROMERO

El nuevo jefe comunal de San Antonio se presentó hoy en la Unidad Especializada de Delitos Económicos, Financieros y Anticorrupción para denunciar la supuesta sobrefacturación de dos obras ejecutadas durante la administración de Raúl Mendoza.

Santiago Aguilera, liberal llanista, llegó hasta la sede fiscal acompañado de asesores de la Municipalidad y también del presidente de la Junta Municipal de San Antonio, Wilson Pittoni (PLRA).

Antes de presentar la denuncia, Aguilera informó que tras asumir el año pasado la intendencia iniciaron una auditoría general sobre la administración de Mendoza, entre 2015 y 2020, detectando que se gastó mucho dinero en las obras del Centro Cultural de San Antonio y en un tinglado del Colegio Arquitecto Tomás Romero Pereira.

“La auditoría arrojó que las obras no costaban lo que ellos pagaron, entonces vinimos a hacer la denuncia. [...] No hacíamos esto porque no queríamos ser irresponsables, por eso ahora venimos con documentos en mano”, dijo Aguilera.

En otro momento, Aguilera detalló que por el Centro Cultural “figura que costó 4.003 millones de guaraníes y el peritaje arrojó que hay una diferencia de sobrefacturación de 1.854 millones de guaraníes, y hay otra obra que es un tinglado que se mandó hacer en un colegio emblemático de San Antonio y hay una sobrefacturación de 200 millones de guaraníes, aproximadamente”.

Esta auditoría se inició en diciembre y fue realizada por un perito de la propia comuna, perteneciente al equipo de Aguilera. El proceso debe culminar a mediados de febrero próximo.

“Una vez que culmine eso tendríamos mayores resultados y podríamos ampliar la denuncia, además vamos a presentar en la Contraloría y otras instituciones correspondientes”, adelantó Aguilera.

Con prontuario lleno

El exintendente Raúl Mendoza soporta actualmente un proceso por un supuesto faltante de más de G. 850 millones, correspondiente al primer periodo de su administración al frente de la comuna de San Antonio entre 2010 y 2015, informó el corresponsal de ABC Higinio Ruiz Díaz.

Mendoza además fue acusado por el Ministerio Público por el mal uso de los recursos del Fondo Nacional de Inversión Pública y Desarrollo (Fonacide). Ya el año pasado fue elevado a juicio oral y público, pero llamativamente hasta la fecha no se realiza.

La causa fue derivada al juzgado de Luque, a cargo de la jueza Fátima Rojas, quien preside el Tribunal de Sentencia. Sin embargo, la misma alega que el expediente fue derivado a otro tribunal, pero no especificó cuál.

También el año pasado un grupo de ciudadanos presentó una denuncia contra Mendoza Ramos por enriquecimiento ilícito ante la Unidad Especializada en Delitos Económicos del Ministerio Público, pero quedó archivado.

Por su parte, la Junta Municipal rechazó todos los balances del segundo periodo de Mendoza comprendido entre 2015 y 2020, además la Cámara de Diputados salvó de dos pedidos de intervenciones al exintendente.

En la fiscalía de San Antonio, en la unidad de Cynthia Torres, también fue presentada una denuncia por la corporación legislativa, pero hasta el momento sigue sin avances.

El 20 de junio del año pasado, día de las internas partidarias, Mendoza fue asaltado y despojado de unos 215 millones de guaraníes, y joyas de oro.

Enlance copiado

Lo
más leído
del día

01
02
03
04
05

Comentarios

Las opiniones y puntos de vista expresados en los comentarios son responsabilidad exclusiva de quienes los emiten y no deberán atribuirse a ABC, ya que no son de autoría ni responsabilidad de ABC ni de su Dirección ni de Editorial Azeta S.A.