Tras muerte en Costanera, comuna ordena peritaje de instalaciones eléctricas

La Municipalidad de Asunción informó este domingo que ordenó un peritaje de las instalaciones eléctricas en la zona de la Costanera. La decisión se tomó tras la muerte por electrocución de una joven de 18 años ayer, sábado. Además, unos actos oficiales de recreación que se iban a hacer en ese sitio hoy quedaron suspendidos.

Una de las instalaciones eléctricas de la Costanera tras el robo de cables. La comuna pidió ayuda a la Policía para el control de la zona. (Foto ilustrativa).
Una de las instalaciones eléctricas de la Costanera tras el robo de cables. La comuna pidió ayuda a la Policía para el control de la zona. (Foto ilustrativa).GENTILEZA

Ayer, una joven de 18 años identificada como Helen Montserrat Recalde falleció tras haberse electrocutado al tocar un poste de alumbrado público sobre la avenida José Asunción Flores de la Costanera de Asunción.

La tragedia ocurrió alrededor de las 18:00 del sábado, cuando Recalde y sus familiares paseaban por la zona y la joven mujer tocó el poste ubicado cerca de las letras corpóreas que rezan “Yo amo Asu”.

La Municipalidad de Asunción publicó este domingo en las cuentas oficiales de sus redes sociales que ordenará un peritaje de todas las instalaciones de la Costanera a través de una resolución. “La zona ya se encuentra protegida y se está trabajando en la desconexión de las instalaciones”, sostiene parte del comunicado.

La nota también expresa “profunda condolencia a los familiares de la joven fallecida”, al tiempo de pedir apoyo a la Policía por los frecuentes robos de cables que se suceden en la zona, algo que pone en riesgo la seguridad de las instalaciones, dijo la comuna.

Finalmente, informaron que las actividades organizadas por la Dirección de Juventud y Deportes de la municipalidad quedaban suspendidas no solo por precaución, sino también por respeto a los familiares de la joven fallecida.

Recalde fue auxiliada ayer por personal del Servicio de Emergencias Médicas Extrahospitalarias (SEME), que la trasladó al Hospital de Trauma, donde luego se constató su deceso.

Un caso similar sucedió en enero de 2016, pero en Ciudad del Este. Una niña de solo dos años –Sara Amapola Insfrán– murió tras varios días de haber estado internada. El 3 de enero de ese año la pequeña estaba en la plaza pública Agustín Van Aaken con su madre y pisó un cable pelado que sobresalía en el suelo y se electrocutó.

Sara quedó inconsciente, fue reanimada en el hospital de la Fundación Tesãi, luego internada en sala de terapia intensiva en un sanatorio privado y el 4 de enero fue derivada al hospital público materno infantil Los Ángeles, donde falleció el 19 de enero. No hubo responsable alguno por este caso.

Enlance copiado

Lo
más leído
del día

01
02
03
04
05

Comentarios

Las opiniones y puntos de vista expresados en los comentarios son responsabilidad exclusiva de quienes los emiten y no deberán atribuirse a ABC, ya que no son de autoría ni responsabilidad de ABC ni de su Dirección ni de Editorial Azeta S.A.