Orificios de bala en fallecidos difieren, según profesionales

El médico forense de la Fiscalía, Dr. Silvio Alfredo Chirife Zelaya, informó que los orificios de los proyectiles en el cuerpo de los fallecidos Marcos Ignacio Rojas Mora (29 años) y Cristina Isabel Aranda Torres (29 años), difieren en las características, además las balas fueron disparadas a más de un metro.

Fiscal Marcelo Pecci, quien encabezó la autopsia que fue realizada por el Dr. Silvio Chirife a los cuerpos de Cristina Aranda y Marcos Rojas.
Fiscal Marcelo Pecci, quien encabezó la autopsia que fue realizada por el Dr. Silvio Chirife a los cuerpos de Cristina Aranda y Marcos Rojas.Nathalia Aguilar

De acuerdo con lo que detalló el médico forense del Ministerio Público en declaraciones a radio Abc Cardinal, del cuerpo de la influencer Cristina Aranda, conocida como “Vita” Aranda, se extrajo un proyectil completo, encamizado con bronce. Mientras que del cuerpo del otro fallecido, Marcos Rojas, no se pudo recuperar ningún proyectil pues todos los orificios de bala, que presentó eran de entrada y salida.

En cuanto a la distancia a la que fueron efectuados los disparos, Chirife señaló, que en ambos casos no se realizaron a quemarropa, “fueron hechos a una distancia mayor a un metro, porque los disparos que se hacen a corta distancia, la pólvora queda impregnada en la piel, lo que llamamos ahumamiento o tatuajes”.

Sobre el modo en que se realizaron los disparos, el médico forense señaló que “probablemente se efectuaron en ráfaga, haciendo énfasis en el caso de Marcos Rojas posiblemente, por la distribución muy asimétrica de los disparos, con heridas en la cabeza, abdomen, tórax, y una de las piernas en la que incluso tuvo fractura del fémur”.

Diferencias

En otro momento el médico Silvio Chirife se refirió a la versión de que uno de los proyectiles dio en Rojas primero y luego en Aranda, “es uno de los comentarios que circulan, pero efectivamente la señora Cristina recibió un impacto directo al nivel de la región frontal”.

Añadió en ese sentido “el orificio de entrada era bien regular, bien circular, lo cual si sufrió algún desvío el orificio de entrada del proyectil tendría que ser irregular, pero está en estudio. Para mi fue un impacto directo que atravesó toda la cabeza, produjo daño irreversible en todo el tejido cerebral y se alojó en la parte posterior de la cabeza”.

“La lesión fue sumamente grave, tanto que la posibilidad de que haya sobrevivido era mínima”, agregó sobre la condición en que murió Cristina Aranda.

Marcos Rojas “recibió dos impactos de bala a nivel del cráneo, con orificio de entrada en el lado derecho y orificio de salida en el lado izquierdo. Imaginate el trayecto que tuvo que sortear el proyectil y que tenga suficiente fuerza para volver a impactar de manera directa en la cabeza de Cristina”, volvió a recalar Chirife sobre la versión del doble impacto de una misma bala.

“El proyectil en el cuerpo de Cristina tiene la característica de que es 9 mm; todos los orificios de entrada que presenta Rojas, podría tratarse de balas de otro tipo de arma de fuego, se tienen que cotejar varias cosas. Hay indicios que lógicamente tienen que ser confirmados por Criminalística”, dijo Chirife.

A su turno el jefe de gabinete del Departamento de Criminalística de la Policía Nacional, comisario principal Ricardo Cáceres, expresó “estuvimos analizando y consensuando con el doctor Chirife y otros investigadores, y llegamos a una presunción de que pudo haber existido otra arma”.

Cáceres describió “las heridas en Marcos Rojas, presentan menor diámetro que otros; tiene un impacto en el muslo, con orificio de entrada en la parte posterior y de salida en la parte anterior, lado derecho, con fractura del fémur”.

Mediante el estudio de esos orificios, viene la presunción de otro calibre de proyectil y otra arma utilizada, pues “a través de una placa radiográfica se observó una esquirla en la masa muscular de esta persona”, sobre Rojas Mora.

“El proyectil calibre 9 mm que fue extraído del cuerpo de Aranda, es un proyectil encamizado con bronce, con pequeña deformación. Sin embargo, en el cuerpo de Rojas se vio uno fragmentado, que pudo ser plomo desnudo, por lo que una de las armas que fue disparada pudo ser un .38 mm”, detalló Cáceres.

“El fragmento de este proyectil incrustado en el cuerpo del joven, no fue extraído porque es muy pequeño y no va a servir para el estudio”, finalizó sobre la cuestión.

Entonces, ambos profesionales, consensuaron junto con los investigadores, que se usaron al menos dos armas de fuego.

Enlance copiado

Lo
más leído
del día

01
02
03
04
05

Comentarios

Las opiniones y puntos de vista expresados en los comentarios son responsabilidad exclusiva de quienes los emiten y no deberán atribuirse a ABC, ya que no son de autoría ni responsabilidad de ABC ni de su Dirección ni de Editorial Azeta S.A.