Fiscalía General ignoró alertas sobre varios posibles crímenes financieros

Varias alertas de movimientos financieros sospechosos recibió la Fiscalía General del Estado a cargo de Sandra Quiñónez y hasta la fecha se desconoce qué investigaciones fueron abiertas en base a reportes locales y extranjeros. Tabacaleras, casas de cambio, agroganaderas, inmobiliarias, offshores en el extranjero y preocupantes transferencias de dinero de y hacia el Paraguay habrían sido ninguneados.

Roque Fabiano Silveira, conocido como “Zero Um”, mencionado por Brasil como pieza del esquema de Darío Messer.
Roque Fabiano Silveira, conocido como “Zero Um”, mencionado por Brasil como pieza del esquema de Darío Messer.Archivo, ABC Color

Datos de robusta consistencia e inteligencia financiera abundaron para el Ministerio Público del Paraguay en los últimos años. Informes de la fiscalía y la policía federal brasileñas fueron profusas y acompañaron varios operativos vinculados a Darío Messer. A nivel local, desde el 4 de diciembre del 2019 la Fiscalía General del Estado tiene un informe clave y confidencial vinculado a parte del entorno de Horacio Cartes. El material de inteligencia financiera fue recibido por la fiscala general apenas un par de semanas después de que Brasil hubiera desplegado el operativo “PATRÓN” donde llegaron a pedir no solo la prisión de Horacio Cartes sino también las de otras diez personas.

Zero Um

Una de esas diez personas era Roque Fabiano Silveira, brasileño, empresario tabacalero, acusado posteriormente por la fiscalía brasileña de haber intermediado pedido de asistencia financiera de Messer a Cartes, acusado de haber sido cómplice y encubridor mientras estaba prófugo el “amigo del alma”. El informe de 68 páginas es revelador porque desnudaba toda la operativa y describía el funcionamiento de un enorme esquema que podía estar lavando dinero bajo la pantalla de varios negocios, entre ellas agropecuarios y de combustibles. En la descriptiva se mencionaba inclusive que Roque Fabiano Silveira (conocido como Zero Um, o El Capo) tenía serios antecedentes en Estados Unidos y Brasil, incluyendo un antiguo pedido de extradición.

El reporte descubría un importante esquema que había sido reportado como operaciones sospechosas desde el 2014. Una de las principales empresas ligada a Roque Fabiano Silveira registraba vertiginosos aumento de capital mientras reportaban pérdidas y cuentas millonarias en caja. Un dato curioso era que Silveira no reportaba movimientos de ingresos y egresos durante dos años conforme datos de Tributación.

Caso Boscatto

Roque Fabiano no fue el único denunciado en el entorno cercano a Cartes. La fiscalía brasileña denunció también a Luiz Henrique Boscatto por sus vinculaciones con Darío Messer en el escándalo Lavajato (su nombre también aparece en el operativo Patrón desplegado por Brasil). Boscatto también fue sujeto de un reporte de inteligencia financiera del organismo de prevención de lavado de dinero en Paraguay pero no tuvo consecuencias. En enero del 2020 y en medio de un escándalo que incluyó versiones de que trataron de cobrar plata para salvarlo de la extradición, terminó expulsado de nuestro país. “Boscatinho” estaba acusado de tráfico de drogas además de supuestas vinculaciones con el contrabando de cigarrillos.

Casas de cambio

En noviembre del 2019, semanas antes de enviar el reporte sobre Roque Fabiano Silveira, también la Fiscalía General del Estado a cargo de Sandra Quiñónez recibió otro reporte de inteligencia financiera. Eran aún más graves que el de “Zero Um” porque golpeaba a la médula de cuatro Casas de Cambio que operan en el país, varias en la frontera: algunas de ellas fueron mencionadas en las acusaciones de la Policía Federal y la Fiscalía del Brasil. Era tan grave el informe que fue compartido con FINCEN de Estados Unidos y con el homónimo de Seprelad en Brasil.

Un escandaloso reporte describía las operativas de varias casas de Cambio luego de que Brasil pusiera la mira sobre algunos de ellos que operan en la frontera. El informe hacía una descripción pormenorizada de los movimientos financieros y hasta los envíos y recepciones de monumentales sumas de dinero provenientes de origen sospechoso.

Tarragó y Alvarenga

También hubo alertas provenientes de Estados Unidos, a tal punto que un equipo investigador financiero del norte se instaló para trabajar en Paraguay. Además de los informes oficiosos estadounidense, Seprelad también hizo llegar un análisis financiero sobre Rodrigo Alvarenga Paredes, el hombre al que apuntaron los estadounidenses por lavado de dinero cuando fue detenida la exdiputada Cynthia Tarragó.

Tabacalera y satélites

El año pasado Seprelad hizo un reporte que incluyó serias sospechas sobre un par de tabacaleras y varios negocios satélites alrededor de ellas. Identificaron las operativas y las sospechas de cada una de ellas y mencionaron al menos media docena de lo que serían offshores abiertas en el extranjero (Panamá y Uruguay) pero con operaciones en Paraguay. La Fiscalía también hizo caso omiso al reporte.

Según fuentes cercanas al Ministerio Público también obrarían en la Fiscalía General alertas de operaciones sospechosas e inteligencia financiera sobre el escándalo conocido como “insumos chinos” de las empresas Insumos Médicos SA y Eurotec SA (reportado en julio del 2020) vinculadas al clan de Justo Ferreira. El informe revela millonarios movimiento.

También se habría alertado sobre Edgar Melgarejo, extitular de Dinac) y sobre Dalia López, prófuga.

Abundaron los informes locales e internacionales

Las informaciones de operaciones financieras sospechosas vinculadas al entorno de Horacio Cartes abundaron en los últimos años provenientes tanto de fuentes oficiales como oficiosas, locales e internacionales.

El Ministerio Público del Paraguay ha ignorado al menos una decena de reportes basados en informaciones no solo locales como el de la propia Seprelad durante el gobierno de Cartes que reportó a Darío Messer sino también internacionales como las provenientes del Brasil, a través de la Fiscalía y la Policía Federal.

A ellas se suman las informaciones negativas de Estados Unidos sobre Roque Fabiano Silveira. Algunos operativos del lado brasileño como Cambio Desligo, Patrón o Harpía describían modus operandi con ramificaciones en nuestro país que comprendían sospechas de monumentales trasferencias de dinero de y hacia Paraguay.

El escándalo Lavajato llegó a describir conductas que afectaban sobre todo a casas de cambio ubicadas en la frontera pero la Fiscalía paraguaya desoyó las alarmas.

En octubre del 2018 el Ministerio Público divulgó que los fiscales René Fernández (actual ministro Anticorrupción) y Liliana Alcaraz (nominada nuevamente para abrir la investigación penal ordenada ayer) se reunieron con fiscales brasileños. Han pasado cuatro años y del lado paraguayo no solo nunca hallaron al entonces prófugo Messer sino además no se conoce alguna investigación que haya perseguido y castigado el lavado de dinero, la evasión impositiva o el contrabando.

Tampoco el informe CBI

El informe producido por la Comisión Bicameral de investigación sobre lavado de dinero y delitos conexos atribuidos a Messer y a sus asociados también cayó en saco roto. Tiene 570 páginas más los anexos y hasta donde se sabe, no sirvieron para abrir investigación y por lo menos llamar a indagatorias.

Cuando Estados Unidos detuvo a la exdiputada Cinthia Tarragó y a su esposo por lavado de dinero y narcotráfico, se habló de un tercer individuo incluido en la investigación estadounidense: Rodrigo Alvarenga Paredes. No se conoce de resultados obtenidos en la investigación local.

Enlance copiado

Lo
más leído
del día

01
02
03
04
05

Comentarios

Las opiniones y puntos de vista expresados en los comentarios son responsabilidad exclusiva de quienes los emiten y no deberán atribuirse a ABC, ya que no son de autoría ni responsabilidad de ABC ni de su Dirección ni de Editorial Azeta S.A.