Fortuna del clan Velázquez alcanza G. 13.636 millones

El clan Velázquez, encabezado por el vicepresidente y precandidato a la Presidencia de la República, Hugo Velázquez, acumula un patrimonio de más de G. 13.636 millones. El político colorado dejó atrás sus modestos inicios y varios de sus familiares están ubicados en la función pública.

Patrimonio del Clan Velázquez.
Patrimonio del Clan Velázquez.ABC COLOR

Más de G. 13.636 millones es el patrimonio neto del grupo familiar del vicepresidente Hugo Velázquez. El segundo del Ejecutivo tiene a cerca de una docena de parientes dentro de la función pública.

El propio Velázquez, de modestos inicios, tiene un patrimonio neto de G. 6.180 millones. Inició su caminar como fiscal, pasó por la Cámara de Diputados y ahora aspira a ser candidato a la presidencia de la República en 2023.

Para 2016, con 20 años en la función pública, Velázquez se había convertido ya en todo un potentado, dueño de numerosas propiedades y hasta de un stud de caballos de raza ubicado en las inmediaciones del Jockey Club de Asunción.

Velázquez figura como propietario de “El Legendario”, un negocio dedicado a la compra, venta y cuidado de caballos, además de importación y exportación. La firma cuenta con un local que podría ser hasta motivo de envidia para otros studs en las inmediaciones del Hipódromo de Asunción.

También es dueño de una empresa agroganadera llamada Tiziano SA, donde tiene como socio a Adrián Salas, miembro del Consejo de la Magistratura.

Su esposa es Lourdes Samaniego González, actual fiscal adjunta. La misma declaró un patrimonio de G. 2.180 millones ante la Contraloría

Hermanos, hijos, hijastros y sobrinos

La lista del grupo familiar de Velázquez sigue con su hermana, Carmen Estela Velázquez de Martínez, funcionaria de la ANDE, que declaró un patrimonio de G. 906 millones.

Su hermano y comandante de la Armada Paraguaya, Carlos Dionisio Velázquez Moreno, declaró en 2018 un patrimonio neto de G. 2.370 millones.

Luego llega la otra hermana del vicepresidente, Martha Lorena Velázquez Moreno, funcionaria del Ministerio Público, que declaró un patrimonio neto de G. 78 millones.

También aparece la exesposa del vicepresidente, Sonia Elena Escauriza, quien es funcionaria del Ministerio de Educación y Cultura con una antigüedad de 26 años de acuerdo a la nómina de funcionarios que publica la institución. Llegó a la dirección jurídica durante las administraciones coloradas. Ella declaró un patrimonio de G. 710 millones.

Dos de los hijos del político colorado figuran bien ubicados dentro de las binacionales. El primero es Dionicio Adalberto Velázquez Giménez, quien declaró un patrimonio de G. 1.414 millones y es funcionario de Itaipú desde 2008, año en el que Velázquez llegó a la Cámara de Diputados por primera vez.

Su otra hija, Sonya Rebeca Velázquez Escauriza, ingresó también en 2008 a Yacyretá. Curiosamente, no existe registro de declaración jurada alguna presentada por ella en la web en la que se publican estos documentos.

Después llegan los hijos de la actual pareja del vicepresidente Velázquez, la fiscala adjunta Lourdes Samaniego. El primero de ellos es Jorge Luis Samaniego Cino, quien figuraba como funcionario del Tribunal Superior de Justicia Electoral (TSJE) y declaró un patrimonio de G. 90 millones.

Le sigue Herit Renato Samaniego Cino, quien figuraba como funcionario del Fondo Ganadero y declaró un patrimonio de G. 27 millones. El tercero de los hermanos es Aldo Fabrizio Samaniego Cino, quien ingresó en 2014 –ya con Velázquez como presidente de Diputados– al Banco Nacional de Fomento y en menos de un año consiguió ser nombrado como funcionario permanente. Curiosamente, este declaró tener un patrimonio negativo de G. 337 millones.

Una situación similar se da con Carmen Yuki Takamura Hashimoto, esposa de Jorge Luis, que declaró también un patrimonio negativo de G. 395 millones. También tiene a sus sobrinos como funcionarios de la Cámara de Diputados.

Enlance copiado

Lo
más leído
del día

01
02
03
04
05

Comentarios

Las opiniones y puntos de vista expresados en los comentarios son responsabilidad exclusiva de quienes los emiten y no deberán atribuirse a ABC, ya que no son de autoría ni responsabilidad de ABC ni de su Dirección ni de Editorial Azeta S.A.