Nuevas DD.JJ. revelan millonarios patrimonios de funcionarios

Altos funcionarios públicos declararon millonarios crecimientos patrimoniales en los últimos años. Esto se pudo verificar tras la liberación de nuevas declaraciones juradas de bienes (DD.JJ.). El expresidente Horacio Cartes tuvo que hacer figurar su empresa de portafolio tras escándalo y triplicó su patrimonio durante su gobierno. El vicepresidente Hugo Velázquez declaró G. 800 millones en efectivo y el imputado Rodolfo Friedmann, hizo constar G. 1.350 millones “cash”.

Para 2013, el expresidente Horacio Cartes Jara declaró un patrimonio neto de G. 1,3 billones (unos US$ 200 millones).
Para 2013, el expresidente Horacio Cartes Jara declaró un patrimonio neto de G. 1,3 billones (unos US$ 200 millones).

El expresidente Horacio Manuel Cartes Jara (ANR) triplicó su patrimonio durante los cinco años que ocupó el cargo de presidente de la República. Así al menos lo revelan las DD.JJ. que presentó el empresario devenido en político ante la Contraloría.

El político colorado tuvo que presentar una nueva manifestación de bienes ante el ente de control el pasado 30 de setiembre. Fue luego de que el Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación (ICIJ) hiciera consultas sobre una empresa de portafolio que Cartes había adquirido en Panamá y que siguió activa durante gran parte de su mandato.

En el documento, declaró ser propietario de acciones por unos G. 50 millones en la sociedad panameña Dominicana Acquisiton SA. Aunque en los documentos que formaron parte de la filtración mundial conocida como “Pandora Papers”, la firma llegó a manejar activos por un millón de dólares.

Además de la inclusión de esta sociedad de maletín, las DD.JJ. del expresidente colorado revelan un exponencial crecimiento patrimonial durante su mandato.

En la primera manifestación de bienes presentada por Cartes tras su asunción a la presidencia de la República, el colorado declaró poseer acciones en 25 empresas. Cuando dejó el Palacio de Gobierno, dijo poseer acciones en un total de 34 sociedades. De nueve automóviles, pasó a tener 17; y de 3 aviones pasó a tener 7.

Para 2013, Cartes Jara declaró un patrimonio neto de G. 1,3 billones (unos US$ 200 millones). Cuando dejó la presidencia, en 2018, declaró un patrimonio de G. 3,4 billones (unos US$ 500 millones).

Cartes declaró que su hermana, la empresaria María Sarah Cartes, le debía unos G. 330.000 millones. Y que el club Libertad, le adeudaba unos G. 47.000 millones.

Dijo gastar G. 1.500 millones mensuales en alimentación, otros G. 2.000 millones en combustible y unos G. 11.000 millones en “esparcimiento” sin dar mayores detalles.

Vicepresidente, con mucho dinero “bajo el colchón”

El vicepresidente Hugo Adalberto Velázquez Moreno (ANR) declaró tener una pequeña fortuna en efectivo ante la Contraloría General de la República.

El colorado oficialista y precandidato a la presidencia de la República presentó una actualización de su manifestación de bienes en 2020 y en esa oportunidad dijo poseer unos G. 822 millones.

Curiosamente, Velázquez prefirió guardar el dinero consigo antes que en un banco, pues declaró tener apenas G. 344.000 en su única cuenta bancaria.

El patrimonio de Velázquez, tuvo un meteórico ascenso en 20 años en la función pública. En su primera declaración jurada, publicada por la Contraloría General y que había sido presentada cuando ya tenía un año como fiscal, el político declaró un patrimonio neto de G. 411 millones.

El entonces agente declaraba un solo inmueble en Lambaré y tres vehículos.

Para 2017, cuando dejó la presidencia de la Cámara de Diputados, había alcanzado ya un total de G. 5.330 millones, según los papeles.

En ese entonces, declaró tres inmuebles, varios vehículos y acciones en empresas por G. 3.610 millones. Curiosamente, declaró solo el nombre de una empresa: Tiziano SA; y solo puso “otras empresas”. No mencionó por ejemplo su stud de caballos de carrera.

En Tiziano, una empresa agroganadera, Velázquez es socio comercial de Adrián Salas Coronel, vicepresidente del Jurado de Enjuiciamiento de Magistrados.

Para 2020, su patrimonio alcanzó un total de G. 6.180 millones. Es decir, en tres años el segundo del Ejecutivo incrementó en unos G. 850 millones su patrimonio neto.

Al menos es lo que él mismo declaró ante la CGR.

La exsecretaria que sigue “progresando”

Nidia Lorena Cabrera Zaracho, exconcejal de Villa Hayes y pareja sentimental del diputado cartista Basilio “Bachi” Núñez, consiguió incrementar en un periodo de tres años su patrimonio neto en G. 1.124 millones. Esto, según el comparativo de sus declaraciones juradas presentadas antes la Contraloría General de la República (CGR).

La exsecretaria declaró el aumento de sus activos con la compra en el año 2021 de otra propiedad más, valuada en G. 25 millones, y la adquisición de más acciones en la empresa Districhaco SA. De once que tenía en 2019 pasó 27 en 2021, de acuerdo a la documentación.

Cabrera declaró de acciones para el año pasado un total de G. 2.700 millones.

En cuanto a sus pasivos, la exconcejal dijo tener dos deudas; una con una concesionaria de automóviles por G. 235 millones, mientras que la otra es con su propia firma Districhaco SA, por G. 400 millones.

Cabrera Zaracho sigue progresando considerablemente. Consiguió dejar atrás su humilde trabajo de secretaria de una concesionaria de automóviles y convertirse en una empresaria del rubro del combustible, con un capital de G. 5.000 millones; dueña de extensas propiedades y vehículos lujosos.

Lo increíble es que toda esta riqueza la consiguió igualmente en un periodo de diez años (2007-2017). En ese lapso fue donde compró a la mayor cantidad propiedades, principalmente en el departamento de Presidente Hayes, de donde es oriundo Bachi.

Algunos de los inmuebles eran de origen municipal.

Maneja más de G. 1.000 millones en efectivo

El acusado senador Rodolfo Friedmann (colorado abdista) declaró en el año 2019 que manejaba en efectivo G. 1.350 millones. Esto, cuando dejó por un momento el cargo de legislador y asumió como ministro de Agricultura y Ganadería.

El exgobernador de Guairá también hizo constar entonces depósitos en cuentas corrientes por G. 265 millones y cuentas a cobras de varios por G. 820 millones, según la documentación.

En cuanto a pasivos, el senador dijo no tener. No obstante, detalla como egresos mensuales más de G. 37 millones, de los cuales G. 15 millones corresponde a alimentación. También cita educación G. 3.700.000, ocio G. 5.000.000, entre otros, de acuerdo al documento.

Friedmann declaró que sus ingresos superaban los G. 77 millones, de los cuales G. 32 millones corresponden a su remuneración como senador y G. 45 millones a su empresa Estonia SA. En esta última dijo tener 25 acciones de G. 200 millones, es decir, G. 5.000 millones.

Friedmann Alfaro está acusado junto a su esposa Marly Figueredo y otras personas por supuesto lavado de dinero, administración en provecho propio, cohecho pasivo agravado y asociación criminal, por el supuesto desvío de fondos de la merienda escolar cuando era gobernador de Guairá (2013-2018).

La fiscalía sostiene que los procesados habrían montado un esquema para sacar ganancias en provecho propio con las licitaciones, al facturar con sobrecosto el servicio de alimentación para alumnos del departamento del Guairá.

La acusación del Ministerio Público contra Friedmann y los demás investigados fue presentada el 28 de junio de 2021 y desde entonces se viene dilatando la definición de la elevación o no a juicio.

El 28 de noviembre de 2021 también salió a la luz un reclamo judicial de una deuda por más de G. 87 millones del acusado senador con la Subsecretaría de Estado de Tributación (SET). Era en concepto de Impuesto a la Renta Personal (IRP).

El legislador entonces reconoció la falta de pago al fisco y culpó al proceso penal iniciado en contra suya y de su esposa.

Enlance copiado

Lo
más leído
del día

01
02
03
04
05

Comentarios

Las opiniones y puntos de vista expresados en los comentarios son responsabilidad exclusiva de quienes los emiten y no deberán atribuirse a ABC, ya que no son de autoría ni responsabilidad de ABC ni de su Dirección ni de Editorial Azeta S.A.