Covid: autobombo por gestión en pandemia de Salud Pública, que no cubrió la demanda y dejó morir a miles

La adquisición de vacunas, la provisión de oxígeno, medicamentos e insumos y el aumento de las camas de internación, fueron algunas de las gestiones destacadas por Salud Pública al cumplirse un año de la gestión del Dr. Julio Borba, quien asumió como ministro de Salud en reemplazo de Julio Mazzoleni. La realidad en la salud pública, sin embargo, está lejos del informe presentado.

Una de las principales falencias en pandemia fue la falta de camas de internación, insumos y medicamentos.
Una de las principales falencias en pandemia fue la falta de camas de internación, insumos y medicamentos.MARTA ESCURRA

Al cumplirse hoy un año de gestión del doctor Julio Borba como titular del Ministerio de Salud Pública (MSPBS), la cartera sanitaria presentó un resumen de los avances y resultados obtenidos desde el pasado 9 de marzo del 2021.

La recopilación del último año de pandemia, sin embargo, está lejos de la realidad que vivió la población, que se quedó sin cama de internación, insumos y medicamentos y debió empeñar hasta su alma para asegurarse o asegurar la atención médica de un ser querido.

“La adquisición de vacunas, la provisión de oxígeno, medicamentos e insumos en los meses de mayor demanda, así como el aumento de las camas de terapia intensiva, la construcción de más pabellones de contingencia y el aumento de la capacidad de tomas de muestras, fueron algunos de los desafíos más complejos que esta administración supo sobrellevar para brindar atención a la ciudadanía en un momento crucial, donde las exigencias y necesidades fueron las mayores en la historia de Salud Pública”, reza el comunicado de la cartera sanitaria.

Lea más: Covid: vacunación no avanza y hay peligro de perder más biológicos

Aunque en cierto modo, la administración actual mejoró las gestiones realizadas por el exministro de Salud, doctor Julio Mazzoleni -duramente criticado durante el primer año de pandemia en Paraguay-, la ciudadanía sufrió y sigue padeciendo de innumerables necesidades.

Último lugar en cobertura de vacunación

En su resumen de gestión, Salud Pública destacó, por ejemplo, la provisión de vacunas. Se precisó que durante el 2021, se recibieron 10.676.000 dosis para el avance del Plan Nacional de Vacunación contra el covid-19.

Sin embargo, se debe mencionar que la gran mayoría de estos biológicos fueron entregados a Paraguay en carácter de donación y que a la fecha, más de 56.000 dosis tuvieron que ser incineradas por llegar a su fecha de vencimiento. Además, hay peligro de perder otras 800.000 vacunas que están llegando a su tiempo límite de uso.

Se resaltó también que 3.832.390 personas ya tienen la primera dosis, 3.243.258 están vacunados con segunda dosis y 1.165.595 cuentan con la dosis de refuerzo.

No obstante, estos números apenas representan una cobertura de vacunación del 44% de la población con esquema completo según el último informe de la Dirección General de Vigilancia de la Salud.

Actualmente, Paraguay se encuentra posicionado en el último lugar en la región en relación a cobertura de dosificación anticovid.

Ampliación UTI es insuficiente

Asimismo, en el informe presentado por la cartera sanitaria se destaca la ampliación de camas en la Unidad de Terapia Intensiva (UTI), lo que benefició a varios hospitales de referencia en diversas regiones sanitarias.

Durante la pandemia, las camas para cuidados críticos aumentaron a 771, con una inversión superior a los G. 33.660.000.000. Durante la administración del doctor Julio Borba, fueron 95 las camas habilitadas.

De ese modo, de contar con 308 camas UTI antes de comenzar la pandemia del covid-19, el país dispone actualmente de 562 camas de terapia para adultos, 93 camas pediátricas y 116 camas UTI neonatal.

Sin embargo, no se debe olvidar que durante varios meses, los enfermos respiratorios que requerían de internación debieron sortear numerosos obstáculos para lograr ser atendidos, mientras sus familiares denunciaban las falencias y salían a las calles a suplicar atención médica para sus seres queridos.

Lea también: Crisis en terapia: el 100% de las camas están ocupadas y unos 200 por día esperan lugar

En cierto momento, la atención en terapia intensiva llegó incluso a estar influenciada por la edad del paciente, ocasionando esto la complicación de muchos casos que llegaron incluso a la muerte.

Constante falta de insumos y medicamentos

Aunque la inversión total durante el 2021 para la compra de insumos y medicamentos alcanzó G. 2.158.968.026.636, equivalente a US$ 320.073.466 y representa un aumento del 38% en comparación al ejercicio fiscal anterior (G. 1.210.884.048.651), la falta de fármacos es una deuda histórica con la salud del pueblo paraguayo.

Lea más: Enfermedades son desatendidas en tiempos de covid

Durante el último año de pandemia, los familiares de pacientes internados en terapia intensiva se vieron obligados a realizar millonarios gastos de bolsillo para asegurar la atención del paciente encamado.

La falta de insumos y medicamentos fue constante durante los meses más críticos de la pandemia y todavía hoy representa un problema para los miles de pacientes que requieren de tratamientos controlados de otras patologías no relacionadas al covid-19.

Oxígeno, otra falencia

Como gestión destacada, el informe de Salud Pública mencionó también que fueron instaladas 22 plantas de oxígeno en todo el país para el autoabastecimiento en la provisión del gas medicinal.

Lea más: Crisis de provisión de oxígeno en todo el país

Durante el periodo más crítico de la pandemia, sin embargo, además de la falta de camas de internación, la necesidad de oxígeno fue una constante en todos los hospitales del país, tanto para pacientes respiratorios como para la atención de enfermos polivalentes.

De manera diaria, cientos de familiares desesperados por la salud de sus seres queridos imploraban por la provisión de oxígeno que en medio de la necesidad urgente debían conseguir de cualquier forma.

Salud Pública también destacó la habilitación de pabellones de contingencia para la atención de pacientes respiratorios, siendo la disponibilidad actual 31 pabellones con 747 camas.

No obstante, muchos de estos sitios nunca funcionaron completamente por la falta de equipamiento, camas de internación y personal sanitario. Otros dejaron de funcionar al poco tiempo de ser habilitados.

Enlance copiado

Lo
más leído
del día

01
02
03
04
05

Comentarios

Las opiniones y puntos de vista expresados en los comentarios son responsabilidad exclusiva de quienes los emiten y no deberán atribuirse a ABC, ya que no son de autoría ni responsabilidad de ABC ni de su Dirección ni de Editorial Azeta S.A.