El Gobierno insiste con el subsidio, mientras sigue el cierre de las rutas

Mientras el Gobierno insiste que el Senado trate el proyecto de ley con el que se busca subsidiar los combustibles a 15 importadoras, sigue el cierre de rutas en el país y los camioneros anunciaron ayer que continuarán con el paro. No se avizora una solución y en la Cámara Alta ya no correría este plan oficial.

Camioneros siguen con la medida de fuerza en el departamento de Caaguazú y bloquean la ruta PY 02.
Camioneros siguen con la medida de fuerza en el departamento de Caaguazú y bloquean la ruta PY 02.Víctor Daniel Barrera, ABC Color

Las autoridades del Gobierno insisten para que se apruebe el proyecto de ley que pretende crear el fondo de estabilización de precios de los combustibles (Fondecpy), con lo cual se busca endeudar US$ 100 millones de CAF (Banco de Desarrollo de América Latina y el Caribe) para subsidiar los combustibles a 15 importadoras. Incluso lo consideran como “un mal menos peor” para bajar los precios de los combustibles.

Hasta ahora, tampoco se avizora una solución al cierre de las rutas, pues los camioneros señalaron ayer que están “decepcionados” y que el paro continuará en todo el país. También ayer se esperaba que se convoque a una sesión extraordinaria para que se estudie el plan de Gobierno, pero esto tampoco ocurrió y, según informaron ayer algunos legisladores, difícilmente se aprobaría una deuda para subvencionar los combustibles a los emblemas privados.

Por ahora no se tiene una fecha para el tratamiento del proyecto de ley y el líder de la Federación de Camioneros del Paraguay, Ángel Zaracho, señaló que no están de acuerdo con la aprobación de un empréstito para subsidiar a los emblemas privados, por lo que el paro seguirá a nivel país.

“Estamos decepcionados, que cumplan su palabra que se comprometieron ante la prensa inclusive. Nosotros decimos no al crédito de 100 millones de dólares. Que se apruebe la ley que permite que Petropar pueda comprar sin intermediarios y que se apruebe la ley que permite que el Tesoro pueda transferir fondos (a Petropar) en caso que sea necesario (para subsidiar los precios a la empresa estatal)”, expresó.

Proyecto ya no correría

El senador liberal, Enrique Salyn Buzarquis, señaló que se apruebe un endeudamiento es difícil que se apruebe, ya que de eso ya se habló en su momento con las autoridades del Congreso. “Nosotros ya habíamos hablado con los colegas y nadie estaba de acuerdo con un nuevo endeudamiento, pero ahora la gente del Gobierno insiste con eso y es difícil que corra”, expresó. También señaló que aún no se tiene fecha de cuándo se trataría.

El senador Stephan Rasmussen, de Patria Querida, adelantó ayer a ABC Cardinal que su bancada se mantiene en la postura de rechazo a un nuevo endeudamiento, que ya había asumido en primera instancia cuando surgió dicho proyecto de ley. Agregó que resulta “injusto” que el contribuyente sea quien finalmente tenga que financiar el subsidio a través de un préstamo.

En ese sentido, refirió que lo ideal es que el Gobierno encuentre recursos económicos a través de un “ajuste de cinturones”. “No se puede dar un préstamo para esta situación y que lo terminen pagando todos los paraguayos”, declaró.

El “mal menos peor”

El viceministro de Comercio, Pedro Mancuello, afirmó ayer que subsidio temporal a los combustibles a través de un préstamo de CAF, incluyendo a los privados, es el “mal menos peor” que se puede aplicar ahora para controlar la subida de los precios de los carburantes. Además, descartó que Petropar pueda volver a regular el diésel común. “Petropar dio combustible a precio subsidiado y eso generó una enorme deuda con PDVSA”, expresó el funcionario.

Otro proyecto solo afecta a Petropar

Si bien el Gobierno insiste para incluir a los privados en el subsidio de los combustibles, endeudando US$ 100 millones al país, en el Congreso se tiene el borrador de otro proyecto de ley que solo afecta al emblema público Petropar. Con esto se busca solo subvencionar el combustible a la petrolera pública.

Se trata del plan normativo por “el cual se implementan medidas transitorias de contingencia para la comercialización del diésel gasoil tipo III y nafta 93 octanos por petróleos paraguayos, a través de su red de estaciones de servicios habilitadas”.

Con este plan se pretende que la empresa pública venda estos combustibles comunes a precio preferencial a los consumidores finales, con la finalidad de “atenuar” en el mercado interno el impacto de las fluctuaciones de los precios de los combustibles derivados del petróleo en el mercado internacional.

En este caso, el Ministerio de Hacienda establecerá los mecanismos presupuestarios y financieros pertinentes para la compensación o reposición gradual de los recursos financieros de Petropar que se vean afectados por la aplicación de dicha medida, de conformidad a los mecanismos de pago previstos en las normativas vigentes.

Asimismo, se da la potestad al Ejecutivo, considerando las condiciones económicas, de aumentar la tasa del Impuesto Selectivo al Consumo (ISC), hasta alcanzar la tasa máxima prevista en la ley, así como la base imponible de los bienes que grava el ISC, como mecanismo de reposición al Tesoro de los recursos que fueren afectados como consecuencia de la compensación y reposición gradual a favor de Petropar. También se exceptúa a las proveedoras extranjeras de Petropar a que tengan que presentar declaraciones juradas, de manera a eliminar los intermediarios en las compras de combustibles de la empresa estatal.

Este proyecto también quiere prohibir la asignación, descuento, exoneración y entrega de combustible, tarjetas personales o de cupos de combustibles a las autoridades y funcionarios de los Poderes del Estado y de los organismos y entidades en todas sus modalidades, como medida de racionalización de gastos.

Enlance copiado

Lo
más leído
del día

01
02
03
04
05

Comentarios

Las opiniones y puntos de vista expresados en los comentarios son responsabilidad exclusiva de quienes los emiten y no deberán atribuirse a ABC, ya que no son de autoría ni responsabilidad de ABC ni de su Dirección ni de Editorial Azeta S.A.