El Partido Colorado debe irse a la llanura para sanear la democracia, dice el diputado Edgar Acosta

El diputado liberal Edgar Acosta es aquel a quien un policía le disparó un escopetazo en el rostro a quemarropa aquel fatídico 31 de marzo de 2017 cuando se intentó cambiar la Constitución vía enmienda del Congreso. En esta entrevista relata detalles de su lenta recuperación. Analiza las próximas elecciones presidenciales y afirma que el Partido Colorado tiene que irse a la llanura para sanear la democracia.

El diputado liberal Edgar Acosta exhibe el libro de su autoría: 31M República o enmienda.
El diputado liberal Edgar Acosta exhibe el libro de su autoría: 31M República o enmienda.gentileza

- Un libro sobre el 31 de marzo...

- Sí, “El 31 M - República o Enmienda”, el objetivo es mantener la memoria viva de lo que pasó ese día trágico y que cobró una vida tan joven como la de Rodrigo Quintana. Tiene 200 páginas y tiene como tres facetas. Es un relato del plan de reelección de Horacio Cartes que ya comenzó en 2015. Ya en ese año, afiliados de mi partido del sector llanista comprometidos con Cartes, intentaron llevar adelante la enmienda. Son como tres facetas que voy relatando en el libro...

- Mucha gente se olvidó de aquel incidente. A usted le dispararon ese día que murió Rodrigo Quintana...

- El 31 de marzo, cerca de las 15 horas, cuando estaban 20 a 25manifestantes yo me acerco para mediar entre policías y manifestantes. La policía ya había disparado sobre la gente. Inclusive un joven ya había sufrido el impacto en el rostro de los balines.

- A usted le dieron a quemarropa según se ve en el video...

- Fue a 1,20 metros, según el reporte de la Fiscalía. Ocho balines entraron entre mi boca y mi nariz y otros más bajo el cuello. Tres se quedaron ahí dos meses y medio en la boca porque no podían sacar. En ese momento fue un dolor muy fuerte. Me dejó completamente atontado 40 a 50 segundos. Escuchaba solo ruidos. De repente escuchaba: “mataron al diputado”. Otro decía: “este no se salva”. Ahí me dí cuenta que no fue una piedra ni un golpe de puño. Me toqué la boca y cayeron partes de mi boca, de la nariz... Se cayeron mis dientes. Tenía cinco en mi mano. También tenía bolitas negras que después me enteré que eran balines... De repente me desapareció el dolor, no sentí nada. Me dio la sensación de que ya estaba en el otro mundo... Pensé en mis hijos, mi esposa, mi padre, pero después escuché de nuevo voces. Alguien dijo: “el diputado no murió”...

- Lo llevaron a Brasil...

- El suceso fue el 31 de marzo. Me llevaron al Brasil el 4 de abril. Estuve en Brasil más de 126 días y volví después de 12 cirugías...

- ¿Qué le destruyeron y qué le reconstituyeron?

- Toda la boca y toda la nariz. Todos son injertos. Me sacaron de mi oreja y de mi cuero cabelludo. Tuvieron que reconstituir mis labios y mi nariz. Había volado todo con el escopetazo. Tuvieron que juntar los nervios. Hubo momentos en que por el estrés, por el dolor algunos injertos no funcionaron. Por eso se repitieron operaciones para mí muy dolorosas. En algún momento quise rendirme por ese proceso muy doloroso que me hacía sufrir. Después de 35 días en Brasil me visitó mi hijo de 5 años. Me dio la fuerza para seguir soportando...

- ¿No podía hablar, no podía comer? ¿Cuánto tiempo?

- Los primeros 25 días de mi estadía allá ya había bajado 12 kilos porque no podía comer. Solo me alimentaba con el suero. Al mes mi esposa trató de darme sorbos de sopa en cucharita. Casi no comía porque el dolor era muy fuerte, sostenido...

- ¿Cuánto duró ese proceso?

- Los primeros 40 días fueron los más insoportables por el dolor y por el hecho de no poder hablar. En total, en tierras brasileras estuve 126 días.

- ¿En qué cambió su vida?

- Para mí siempre habrá un 31 de marzo. Tengo secuelas de por vida: el labio superior ya no siento, cualquier ruidito me altera el tímpano izquierdo. Tengo pesadillas casi todos los días. Tengo una vida cambiada que llevó con mucha fortaleza...

- ¿Cuántos años tiene?

- 49.

- ¿Profesión?

- Soy licenciado en Contabilidad, especializado en Auditoría.

- ¿Hijos?

- Tengo tres hijos, cuatro nietos.

- Abuelo prematuro...

- Sí, me hicieron abuelo muy joven y lo disfruto.

- ¿Puede hacer deportes?

- Felizmente puedo hacer fútbol. Me apasiona...

- ¿Qué pasó con el policía que le disparó? ¿Fue un accidente? ¿Lo hizo adrede?

- No sé. No puedo responder lo del policía pero claramente los policías recibieron una orden superior para reprimir y que nadie se interponga en el plan de votar la enmienda para la reelección de Horacio Cartes. Esa orden se mantuvo hasta que mataron a Rodrigo en horas de la noche en la sede del partido. Acuérdese que también le dispararon a Efraín Alegre a quemarropa, presidente del partido (Liberal Radical Auténtico), que estaba conmigo. Le habían disparado también al Presidente del Congreso que en ese entonces era el senador Robert Acevedo (liberal, ya fallecido). Imagínese a qué extremo llegaron. Ni Stroessner se animó nunca a atropellar la sede del partido liberal. Los enviados de Cartes entraron con saña y violencia y mataron a un joven. Estos que impulsaron la enmienda creyeron que con el poder económico, mediático y político podían instaurar el autoritarismo en nuestro país. Aunque las consecuencias para mí fueron muy dolorosas estoy cada vez más convencido que valió la pena. Con el libro que escribí estoy tratando que la gente no olvide. Siempre están acechando los inescrupulosos para romper la democracia. Sufrí mucho pero mi convicción es más fuerte para luchar donde sea necesario contra los que creen que con poder mediático, político y dinero es suficiente para imponer el autoritarismo.

- Pero no fue solo Cartes. Todos los Presidentes del post stronismo intentaron quedarse: Rodríguez, Wasmosy, Nicanor, Lugo...

- Así mismo pero ninguno avanzó tanto como Cartes...

- Ahí hubo un contubernio con el Frente Guasu...

- Por supuesto, el Frente Guasu y el sector de mi partido que son más que aliados políticos de Cartes, el sector de Llano (Blas, senador).

- ¿Qué misterio encierra el poder? Les toma como un síndrome, una enfermedad, una desesperación. No les importa pisotear las normas. Se usa la violencia...

- Por eso yo soy un firme convencido de que hay que recordar permanentemente la historia para que no lleguemos al luto como en aquella trágica jornada del 31 de marzo...

- ¿Usted está de acuerdo con la reelección para acabar con la codicia de los que están al frente del poder?

- Yo particularmente rechazo la reelección presidencial pero como demócrata no me opongo a que los que desean busquen por la vía de la reforma de la Constitución, nunca por un sistema torcido como es la enmienda.

- ¿Es correcto entonces lo que decidieron los convencionales del ´92 que prohibieron toda forma de reelección?

- Estoy de acuerdo totalmente, para clausurar toda posibilidad de que vuelvan las dictaduras de cualquier tipo...

- El paraguayo siempre tiene en el fondo un pequeño dictadorcillo adentro...

- Por eso mi miedo y por eso no estoy de acuerdo con la reelección. El Presidente que llegue al cargo, hasta el tercer año probablemente gobierne para todos los paraguayos. A partir del cuarto año solo administrará la República en función a su reelección. Usará todos los recursos para darle el gusto a su sector y eso no es bueno todavía en una democracia como la nuestra que sigue siendo muy débil. Y si por ahí hay alguna reforma, que sea al menos un sistema alternado parecido al chileno y uruguayo...

- ¿Qué pierden al dejar el poder por eso tanto se empeñan por conservarlo?

- El poder corrompe y el poder absoluto, como siempre pretendió Cartes, corrompe absolutamente. Y no me vengan a mí con esa historia de que porque es rico no va a robar. El sinverguenza es sinverguenza en lo poco y en lo mucho, y Cartes sacó mucha ventaja siendo Presidente: en los negocios vialeros, en cementeras, en la liberación de combustibles... Además del poder, las ventajas económicas son ilimitadas, sobre todo en este país donde no se castiga a los delincuentes. Pero yo espero que en el 2023 llegue la alternancia.

- ¿Con esta oposición cree que se puede desplazar al Partido Colorado?

- El Partido Colorado tiene que ir a la llanura para sanear la democracia. Le va hacer bien que vaya a depurarse a la llanura. Esta pelea que tratan de instalar hoy Marito y Cartes, de ser Gobierno y oposición al mismo tiempo, ojalá que la gente ya no les crea, porque el 18 de diciembre a la noche, cuando termine la interna entre Hugo Velázquez y Santi Peña se van a estar abrazando para buscar la continuidad en el Gobierno. No va a ser por el bien del Paraguay sino para seguir protegiendo sus negocios. Esa es la realidad.

- El bandidaje de la vieja guardia que desaparece estratégicamente por un tiempo, está haciendo gimnasia para entrar de nuevo. ¿Cómo nos podemos librar de ellos?

- Ojalá la ciudadanía pueda elegir y que no meta a todos los políticos en la misma bolsa porque eso le conviene a los sinverguenzas. A ellos lo que menos les importa es su imagen. Sacan ventaja con su dinero. Lo que tenemos que hacer es identificarlos y denunciarlos. La oposición debe entender que no solamente hay que ganar al Partido Colorado sino embarcarse en un proyecto político que garantice la buena administración de la cosa pública...

- ¿Qué se puede hacer desde el Parlamento, en este tiempo pre-electoral, para evitar que esos bandidos disfrazados de corderos sean electos en el 2023?

- Hemos producido dos herramientas pensando en eso. Una es el desbloqueo con voto preferencial, una herramienta por la que hemos luchado mucho. Otra herramienta por la cual hemos luchado mucho es la ley de financiamiento político: que sepamos el origen del dinero y su aplicación. Está en duda de que pueda funcionar o no pero hemos hecho lo humanamente posible desde el Legislativo. No hubiéramos logrado esto sin apoyo ciudadano tampoco. Hubo mucha resistencia por la vigencia de estas leyes. Lo otro es difundir mucha información sobre los candidatos...

- Acá no hay nenes de pecho. Es inexplicable que familiares de políticos ganen tranquilamente licitaciones. ¿Porqué no está prohibido eso?

- Presentamos nosotros un proyecto de ley de conflicto de intereses. Está para ser tratado dentro de poco. Por ejemplo, Santi Peña que fue ministro de Hacienda o Fernández, que fue Presidente del Banco Central, no pueden ir a trabajar en la competencia del Estado. Peña y Fernández sirven en el mismo banco de su líder político. Es decir, ellos tienen toda la información del sector público para aplicar a favor de su patrón.

- ¿Por qué es tan difícil cortar los privilegios? En El Salvador, ese polémico presidente Bukele cortó los combustibles, celulares, guardias de parlamentarios...

- Mientras el Partido Colorado esté en el Gobierno no va a haber reforma. El 90% del funcionariado público responde al Partido Colorado. Tienen contratos leoninos. Cobran 4 o 5 aguinaldos al año, con ventajas en Ande, Petropar, la cementera estatal... ¿Por qué el Partido Colorado querría cambiar el statu quo si tiene ahí votos seguros? No les conviene. Solamente un Gobierno de la oposición en el 2023 tendrá la posibilidad de cambiar algo con fortaleza y respaldo ciudadano.

- La oposición no tiene ni siquiera un candidato firme. ¿Cuál es su candidato?

- Yo no tengo cerrado con nadie en el Partido Liberal. Estoy trabajando un poco alejado de las candidaturas pero de acuerdo a mi forma de ver la política, a mi integridad y el que coincide conmigo de que en la política importan los medios para llegar al poder y que no estamos dispuestos a transar con cualquiera, estoy siempre más cerca de la línea de Efraín Alegre.

- ¿Votar en la concertación no tiene doble filo? ¿Los colorados no pueden entrar a tergiversar la voluntad opositora?

- Esa pregunta hay que tomarla con preocupación. Es razonable. Los colorados, especialmente Cartes, van a querer incidir en la Concertación. Puede haber mucho dinero ahí. Para conservar el poder ellos están dispuestos a jugar en todas las puntas, hasta meterse inclusive en la Concertación...

Enlance copiado

Lo
más leído
del día

01
02
03
04
05

Comentarios

Las opiniones y puntos de vista expresados en los comentarios son responsabilidad exclusiva de quienes los emiten y no deberán atribuirse a ABC, ya que no son de autoría ni responsabilidad de ABC ni de su Dirección ni de Editorial Azeta S.A.