Familia Antar va armando el Kurusu Jegua con más de 3.000 chipas

Desde esta mañana muy temprano, la familia Antar, del barrio Bernardino Caballero, está armando el Kurusu Jegua, altar del Kurusu Ára, para el cual tienen preparados 3.200 chipas y 1.200 rosarios que serán obsequiados a los presentes. Esta tradición católica que se conmemora el 3 de mayo, después de la Pascua, que consiste en engalanar la cruz para la misa, es seguida ya por la cuarta generación de esta familia.

La familia Antar empezó temprano a decorar el altar con chipas
La familia Antar empezó temprano a decorar el altar con chipas.Gentileza

A las 6:00 de hoy, la familia Antar empezaba a colocar las chipas en el altar hecho con hojas de laurel que ya está listo en la vereda de su casa para el Kurusu Jegua en el marco del Kurusu Ára. Esperan a más de 200 personas que, como cada año, visitan su hogar en esta fecha.

Lea más: Kurusu Ára, Kurusu jegua

El señor Jorge Antar comentó que tienen listas 3.200 chipas para decorar el altar y la cruz, tradición que su familia cumple desde hace ya más de 90 años, según indicó. “Somos la tercera generación. Estamos tratando de involucrarle a la cuarta generación. Empezó mi abuelo y ahora estamos siguiendo nosotros”, relató.

“Tenemos 1.200 rosarios de maní, que empezamos a coser hace un mes. Preparamos 200 sillas, que solemos poner para la celebración eucarística. Después se reparte la chipa con cocido y el rosario”, señaló don Antar.

“Se hace una misa comunitaria y la gente puede anotar el nombre de sus difuntos para que se rece también por ellos”, añadió.

La misa en la casa de los Antar, en el barrio Bernardino Caballero, empezará hoy a las 20:00.

El Kurusu Ára (Día de la Cruz) consiste en ponerle a la cruz un paño limpio o nuevo y encender velas. Para el Kurusu Jegua (decoración de la cruz) se coloca una cruz en el medio de un nicho hecho con tacuaras y cubierto con hojas de palma y laurel, similar a un pesebre. Este altar es decorado con chipas y rosarios de maní.

Lea más: Kurusu Jegua en Asunción

Se celebra el 3 de mayo porque se dice que en esa fecha se había encontrado en Tierra Santa parte de la cruz y los clavos, así como restos de la corona de espinas de Jesús, tras su crucifixión, según había comentado anteriormente Andrés Caballero, promotor cultural de la capilla San Cayetano. Esta tradición fue traída a América por franciscanos y jesuitas.

Enlance copiado

Lo
más leído
del día

01
02
03
04
05

Comentarios

Las opiniones y puntos de vista expresados en los comentarios son responsabilidad exclusiva de quienes los emiten y no deberán atribuirse a ABC, ya que no son de autoría ni responsabilidad de ABC ni de su Dirección ni de Editorial Azeta S.A.