Funcionario municipal sigue encadenado en Ayolas

AYOLAS. El funcionario municipal Milciades Espíndola sigue encadenado a la puerta de ingreso a la Municipalidad de Ayolas. Espíndola indicó que decidió seguir encadenado como medida de presión para que se le paguen los cuatro meses de salario que le adeuda la administración municipal.

Milcíades Espíndola, tomó la decisión de encadenarse a una puerta de ingreso a la institución municipal de Ayolas
Milcíades Espíndola, tomó la decisión de encadenarse a una puerta de ingreso a la institución municipal de Ayolas

Espíndola decidió encadenarse a la puerta de la Comuna de Ayolas para reclamar sus pagos pendientes. Según dijo, se vio sobrepasado por la falta de dinero para comprar alimentos y en especial no tener cómo responder a la solicitud de su hijo, quien le pidió “un vaso de leche”. Comentó que hasta la despensa donde le daban “fiado” le cortó el crédito por falta de pago.

Espíndola agregó que su salario es de G. 1.500.000, que si bien es poco, le sirve para llevar a su casa alimentos para sus seis hijos. Al mismo tiempo, lamentó que el intendente Carlos Duarte (ANR) u otros jefes de áreas se acercaran a él para buscar una salida a la situación.

El trabajador municipal inició su medida de fuerza el pasado viernes porque no se les pagó un mes de sueldo como había anunciado el ejecutivo distrital. En principio tenía pensado permanecer durante todo el fin de semana, pero sus compañeros lo convencieron de levantar la manifestación para ir a descansar en su casa y ver qué pasaba con el pago.

Al no haber respuesta este lunes desde las 04:30 se volvió a encadenar donde permanecerá hasta que se les pague a él y sus demás compañeros. “Acá hay compañeras que son madres y se le debe seis meses de sueldo, voy seguir adelante hasta que tengamos una respuesta a nuestros reclamos”, finalizó.

Lea más: Funcionarios municipales reclaman pago de salarios en Ayolas

Enlance copiado

Lo
más leído
del día

01
02
03
04
05

Comentarios

Las opiniones y puntos de vista expresados en los comentarios son responsabilidad exclusiva de quienes los emiten y no deberán atribuirse a ABC, ya que no son de autoría ni responsabilidad de ABC ni de su Dirección ni de Editorial Azeta S.A.