Jardines del hospital central del IPS registran un milagroso florecimiento

Uno de los principales canteros del jardín del Hospital Central del IPS tuvo ayer, en pleno domingo, un repentino y milagroso florecimiento. Esto, luego de que ABC evidenciara el deprimente estado de las áreas verdes de la previsional pese a un contrato de G. 32.315 millones firmado a finales del año pasado con empresas de los clanes Palumbo y Escobar.

Momento en que personal que sería del Consorcio Garden procede a colocar los panes y plantines.
Momento en que personal que sería del Consorcio Garden procede a colocar los panes y plantines.ABC COLOR

Como un verdadero milagro podría calificarse lo acontecido ayer en el Hospital Central del Instituto de Previsión Social (IPS), administrado por Vicente Bataglia. Y es que en uno de los principales canteros del Hospital Central florecieron césped y plantas ornamentales en tiempo récord y en pleno feriado.

Lo llamativo es que todo este florecimiento ocurrió luego de la publicación de ABC en la cual se enseñaba el pésimo estado de los jardines de la previsional. Esto, pese a millonarios desembolsos realizados en la última década para el supuesto cuidado.

Datos publicados en el portal web de la Dirección Nacional de Contrataciones Públicas (DNCP) revelaron que la previsional destinó entre 2011 y 2021 más de G. 82.489 millones, alrededor de US$ 11 millones, específicamente para ese rubro. El último acuerdo, y vigente hasta noviembre de 2023, es por G. 32.315 millones.

Para estos contratos el IPS firmó con el Consorcio Garden, ligado a Alberto Palumbo, y Cevima SA, representada por Claudio Alberto Escobar. Ambos son conocidos por prácticamente monopolizar desde hace más de una década los contratos de limpieza de la institución.

A las apuradas

Los acuerdos firmados por la previsional estipulaban una serie de trabajos específicos que deben realizar las contratistas. Están el cuidado y reacondicionamiento de los espacios verdes con la provisión de pasto y plantas ornamentales, además de la contratación de personal en forma permanente para las tareas. Nuestro diario, sin embargo, tras un simple recorrido verificó y pudo evidenciar el incumplimiento de varios ítems.

Canteros sucios, pelados y sin plantas dominaban la escena hasta el sábado último. Ayer, un equipo integrado por personal y maquinarias comenzó a trasplantar pasto como también colocar algunos ornamentos al cantero, según un vídeo que llegó a nuestra redacción.

El “batallón”, aparentemente del Consorcio Garden, adjudicado con ese lote, procedió a tapar los pozos y colocar en forma apresurada los plantines para así intentar justificar el millonario desembolso de la previsional.

Solo por los trabajos de mantenimiento de los jardines del Hospital Central y sus adyacencias, el IPS paga G. 6.917 millones, alrededor de G. 288 millones en forma mensual.

Respaldo político importante

Las empresas ligadas a Alberto Palumbo y Claudio Escobar resultan desde hace más de una década las más “afortunadas” a la hora de quedarse con jugosos contratos del IPS, especialmente de limpieza. A partir del 2017, durante el gobierno de Horacio Cartes, ambas también incursionan en el rubro de jardinería.

Lo llamativo es que desde entonces el gasto de la previsional por ese concepto pasó de G. 944 millones a G. 16.690 millones. Es decir, aumentó casi 20 veces.

Según los antecedentes, tanto Palumbo como Escobar conseguirían los acuerdos gracias a que gozan de importante respaldo político. Años atrás una investigación de nuestro diario había dejado incluso al descubierto que el vicepresidente de la República y presidenciable colorado, Hugo Velázquez, hacía oficina en una casa perteneciente a Alberto Palumbo.

La residencia está ubicada en inmediaciones a Mburuvicha Róga.

Enlance copiado

Lo
más leído
del día

01
02
03
04
05

Comentarios

Las opiniones y puntos de vista expresados en los comentarios son responsabilidad exclusiva de quienes los emiten y no deberán atribuirse a ABC, ya que no son de autoría ni responsabilidad de ABC ni de su Dirección ni de Editorial Azeta S.A.