Asegurados del IPS denuncian una dictadura peor que la del stronismo

A la falta crónica de medicamentos y la precaria atención general que brinda el Instituto de Previsión Social (IPS), se suman ahora absurdas restricciones que los aportantes califican como “una dictadura peor que la del stronismo”. Los asegurados ni siquiera pueden tomar tereré o mate, lavar o tender la ropa en los albergues del IPS.

Los familiares a cargo de sus seres queridos hospitalizados en el IPS Central copan casi cada pasillo del seguro social.
Los familiares a cargo de sus seres queridos hospitalizados en el IPS Central copan casi cada pasillo del seguro social.Gustavo Machado

Además de la imposibilidad de conocer el stock de medicamentos del que dispone el Instituto de Previsión Social (IPS), que niega ahora a sus asegurados cualquier tipo de información sobre las carencias de fármacos, el seguro social también emitió un comunicado donde restringe actividades indispensables para el guardián de un paciente hospitalizado.

Los aportantes de la previsional aseguran que ni en la época del dictador Alfredo Stroessner, el IPS reprimió de tal manera a sus asegurados.

Lea más: IPS suspende quimioterapias por falta de medicamentos, denuncian

“Después de las publicaciones periodísticas se movieron las autoridades, especialmente el gerente de salud (Jorge Batista), pero fue para buscar culpables de pasar la información sobre los faltantes de medicamentos. Solo se movieron para reprimir y trasladar funcionarios capacitados y empáticos como castigo; no se movieron para solucionar los problemas que existen como la falta de medicamentos”, denunció a ABC Gloria Villasanti de la Asociación de de Pacientes Oncológicos del IPS.

La representante de los enfermos de cáncer, sostiene que los constantes reclamos de los aportantes del seguro social están totalmente justificados ante “la ineficiente y arcaica gestión de la Gerencia de Salud del IPS”, que recientemente prohibió -según los denunciantes- que los funcionarios de la previsional brinden cualquier tipo de información relacionada al stock de fármacos a pacientes y familiares.

Merecemos ser escuchados. Representamos las necesidades del paciente más vulnerable y no nos escuchan; al contrario, no nos dan siquiera la información que necesitamos”, dijo.

Según Villasanti, los pacientes oncológicos precisan conocer la disponibilidad de los fármacos que utilizan para sus tratamientos de quimioterapia antes de asistir a sus sesiones, ya que reagendar un turno es una tarea que puede llevar más tiempo del recomendable.

Lea también: IPS paga millones por el cuidado de sus jardines

Habitualmente, las sesiones de quimioterapia o tratamientos similares contra el cáncer se realizan una vez a la semana.

Crónica falta de fármacos

La falta de medicamentos en la previsional golpea regularmente a pacientes con diversas patologías médicas, pero con mayor fuerza a los pacientes oncológicos que deben pagar semanalmente millonarias sumas por medicamentos que el IPS debe proveer para poder tratarse con quimioterapia y otros tratamientos contra el cáncer.

“No tenemos ácido zoledrónico, falta leuprorelina, no hay etopósido, docetaxel, vincristina, citarabina, ranitidina; ni Analer siquiera. Letrozol tenemos en forma discontinua y tamoxifeno entregan solo una caja para 30 días a pacientes que consumen más de una pastilla por día”, reclamó Villasanti.

Prohíben hasta tender ropa

Los familiares de pacientes internados en el Hospital Ingavi del IPS denunciaron también a ABC que la previsional emitió un comunicado donde prohíben desde cocinar hasta tender la ropa.

“Nos mudaron a una minúscula carpa y encima ahora nos prohíben cocinar y hasta tender nuestras ropas. Muchos no cuentan con los recursos financieros para estar comprando comida cada día (...) Acaso esperan que no nos bañemos más para no lavar ni tender la ropa”, reclamó María José Almada, asegurada del IPS que llegó desde Villarrica para hacerse cargo de su familiar hospitalizado.

Además de lavar y colgar vestimentas y ropas de cama, entre las restricciones establecidas por el IPS destaca también la prohibición de ingresar al albergue con mate, tereré así como el consumo de alimentos.

Ni con amparo consigue tratamiento

Eva Noemí Rodríguez (48) paso por una intervención quirúrgica hace ocho semanas tras ser diagnosticada con un cáncer de tiroides maligno infiltrante y espera desde ese momento que el IPS se haga cargo de la sesión de iodoterapia que debe realizarse por una única vez.

La paciente, que es aportante del seguro social hace 22 años recurrió incluso a un amparo judicial, mediante el cual se le obliga al IPS a conceder una medida cautelar de urgencia vía excepción.

“Aún así el IPS no se hace cargo de la única sesión de iodoterapia que necesito. El tratamiento cuesta G. 7 millones; es dinero que no tengo”, lamentó la denunciante.

Lea más: IPS: asegurados en vilo por crónicas y excesivas carencias del seguro social

Según Rodríguez, la previsional respondió al pedido judicial alegando que se realizará un llamado a licitación para cubrir la carencia del citado tratamiento médico.

No obstante, la paciente señaló que su caso es urgente, ya que sus médicos le dieron tan solo cuatro semanas de tiempo para realizarse la sesión de radioterapia con yodo radioactivo o deberá pasar de nuevo por cirugía.

“El IPS se está negando a realizar una contratación por vía de la excepción por urgencia impostergable. Una licitación pública nacional es un llamado con plazos y trámites larguísimos, los cuales pueden ser objeto de protestas, por lo que sus plazos pueden extenderse ampliamente en el tiempo”, reclamó la asegurada.

Continúo diciendo que “el IPS está violando mis derechos incluso rechazando las sentencias dictaminadas por el juzgado”.

Enlance copiado

Lo
más leído
del día

01
02
03
04
05

Comentarios

Las opiniones y puntos de vista expresados en los comentarios son responsabilidad exclusiva de quienes los emiten y no deberán atribuirse a ABC, ya que no son de autoría ni responsabilidad de ABC ni de su Dirección ni de Editorial Azeta S.A.