Otro asesinado a balazos en Yby Pytã, en disputa entre bandas de marihuaneros

Otro hecho de homicidio se produjo ayer en la colonia Brítez Cué, del distrito de Yby Pytã, Canindeyú. Un hombre oriundo de Ciudad del Este fue ultimado a balazos por desconocidos y su cuerpo hallando al costado de un camino vecinal. Cerca de una decena de víctimas fatales ya se registró en poco más de un mes, incluyendo la incineración de una joven pareja. Aparentemente se desató una guerra entre dos facciones que quieren monopolizar la producción y tráfico de marihuana en la zona

El control de la producción y tráfico de marihuana sigue provocando víctimas en Yby Pytã, Canindeyú.
El control de la producción y tráfico de marihuana sigue provocando víctimas en Yby Pytã, Canindeyú.

De acuerdo con el reporte de la Subcomisaria N° 24 jurisdiccional, la víctima fatal de esta vez fue Javier Martínez Guerrero de 28 años, quien acusó varios disparos de arma de fuego en diferentes regiones del cuerpo.

Transeúntes hallaron los restos del fallecido a la vera del camino en Módulo 6 y dieron aviso a las autoridades policiales quienes trasladaron al infortunado hasta la morgue del hospital de Curuguaty para la autopsia correspondiente por orden de la agente fiscal Elvia Chávez. En la mañana de este lunes el cuerpo permanecía en la morgue sin que ningún familiar lo haya reclamado. Los investigadores aún no manejan la identidad de los autores del hecho.

Guerra entre narcos

Martínez Guerrero es la víctima número 8 en el marco de una serie de asesinatos que se viene registrando en la zona roja del cultivo y comercialización de marihuana en el departamento de Canindeyú, especialmente en la zona de Brítez Cué, distrito de Yby Pytã y en Villa Ygatimí. Ambos municipios son colindantes y que, de acuerdo con informes de inteligencia, concentra la mayor parte del cultivo de marihuana en el XIV departamento. Parte del distrito de Maracaná, Ypejhú, Itanará, Corpus Christi y Curuguaty, forman igualmente parte de la extensa región de producción de marihuana, según las agencias antidrogas.

Los datos refieren que la guerra actual se inició el 10 de junio del año pasado con el asesinato de Juan David Arguello, un conocido “fletero” que operaba por Puerto Marangatu por donde enviaba gran cantidad de marihuana a las distintas facciones criminales del Brasil. Fue apuntado como responsables del crimen los hermanos Enciso, de Yby Pytã, encabezado por Ulises Enciso.

El Ministerio Publico con la Policía detuvo a tres de los hermanos Enciso Ruiz Díaz (Bruno, Rolando Julio Cesar) durante una serie de allanamiento practicado el 1 de julio del año pasado, pero en aquella oportunidad logró escaparse Ulises, quien tenía orden de detención por parte del Ministerio Público por homicidio doloso, transgresión a la ley 1340, ley de armas, asociación criminal y reducción.

Sin embargo, tras permanecer por un buen tiempo prófugo, en abril de este año el juez penal de Curuguaty Ramón Alberto Florentín, con dictamen del ‘fiscal Lucrecio Cabrera levantó la medida y le dejó libre de toda causa.

Esta noticia enervó a los parientes del asesinado Juan David Arguello quienes, según las fuentes policiales, decidieron hacer justicia por mano propia. Fue asesinado Ulises enciso Ruiz Díaz el pasado 17 de mayo, junto con Paulino Báez Segovia (37) cerca de un río en la zona de Yby Pytã, aparentemente emboscados. El pasado 1 de junio fue asesinado otro presunto integrante del grupo de los hermanos Enciso, Pedro Evaristo Martínez (38) en un céntrico comedor de Curuguaty.

Sin embargo, antes de las últimas tres muertes, ocurrieron varios otros crímenes, incluso en el interior de un colegio, fue quemada una pareja joven en un vehículo y otro hombre fue emboscado en una calle vecinal, y ejecutado frente a su esposa.

Enlance copiado

Lo
más leído
del día

01
02
03
04
05

Comentarios

Las opiniones y puntos de vista expresados en los comentarios son responsabilidad exclusiva de quienes los emiten y no deberán atribuirse a ABC, ya que no son de autoría ni responsabilidad de ABC ni de su Dirección ni de Editorial Azeta S.A.