Avión sancionado podría ser utilizado como pantalla para inteligencia, dicen

Emanuele Ottolenghi, de la Fundación de Defensa de las Democracias, señaló que los vuelos del avión iraní podrían haber sido utilizados para que representantes de los sancionado regímenes de Venezuela e Irán viajen en operaciones de inteligencia en países de la región.

Momento en el que parte de la tripulación del avión iraní ingresa a territorio paraguayo en mayo pasado.
Momento en el que parte de la tripulación del avión iraní ingresa a territorio paraguayo en mayo pasado.

Ottolenghi, quien realizó varios informes presentados en Estados Unidos sobre la presencia de grupos considerados terroristas en la Triple Frontera, dijo que existen varios puntos que le llamaron la atención sobre la presencia en Paraguay del avión venezolano-iraní retenido en Argentina.

“Como primer punto, me llama mucho la atención que este avión haya llegado a Ciudad del Este apenas tres días después del asesinato del fiscal Marcelo Pecci”, afirmó ayer Ottolenghi en conversación con nuestro diario.

El avión iraní llegó a territorio paraguayo el pasado 13 de mayo y el agente fiscal fue asesinado el 10 de mayo en Colombia.

“Claramente se puede imaginar, al menos, que estos viajes de este avión sean no para llevar y recoger mercadería, sino que mucho más probablemente como medio para que funcionarios de alto rango de los regímenes iraní y venezolano puedan viajar por América Latina sin control alguno”, apuntó.

Ottolenghi recordó que el avión supuestamente es venezolano. Esto debido a que la firma Emtrasur SA es subsidiaria de la aerolínea estatal venezolana Conviasa, sancionada por el gobierno de los Estados Unidos.

A su vez, Emtrasur recibió la aeronave de Mahan Air, propiedad de la Guardia Revolucionaria Islámica persa.

“Esta aerolínea fue sancionada por dos motivos: por terrorismo y por brindar apoyo material al gobierno sirio durante la guerra civil en ese país, allí han transportado no solo armamento sino también personal militar”, agregó el experto.

A estos elementos añadió que en la tripulación habían funcionarios de alto rango tanto de Irán como de Venezuela. Todo esto lleva a la conclusión, según Ottolenghi, de que se trataría de una operación conjunta entre las Fuerzas Armadas venezolanas como la Guardia Revolucionaria Islámica iraní.

Vínculos con el PCC

Ottolenghi recordó además que existen evidencias que conectan al grupo criminal brasileño Primero Comando da Capital (PCC) con Hezbolá, grupo libanés considerado como terrorista por el gobierno de Estados Unidos. Este último también está vinculado con la Fuerza Quds, ala de la Guardia Revolucionaria Islámica.

Manifestó que precisamente por la presencia de estos dos grupo en la Triple Frontera es que existe preocupación por la carencia de datos sobre los movimientos de los iraníes durante los tres días de presencia en suelo paraguayo.

“Considerado la presencia histórica del Hezbolá, grupo terrorista vinculado al régimen iraní, sería importante saber si se encontraron con ellos o con representantes de grupos criminales”, acotó.

Apuntó además que también deben hacerse consultas sobre la carga que salió a bordo del avión. Agregó que “no cierra” que se haya hecho un viaje desde Ciudad del Este a Aruba solo para llevar cigarrillos debido al bajo costo de los mismo frente al gasto que representaba el viaje.

“Cómo se explica que para llevar cigarrillos a Aruba se utilice un vuelo sancionado por los Estados Unidos. Eso debería llamar la atención de comprador y vendedor”

Cuestionamientos

Ottolenghi cuestionó que los miembros de la tripulación hayan podido abandonar territorio paraguayo sin que existiera registros de sus movimientos.

“Con un buen trabajo de inteligencia y de investigación de la Policía, probablemente hubiera sido mejor si lo que pasa ahora en Buenos Aires hubiera pasado en Ciudad del Este”, apuntó.

“Se trata de gente que tiene experiencia en transferencias de armas y vuelos conflictivos como actividades de terrorismo y con sanciones de Estados Unidos”, sentenció.

Preocupación de Israel

Por su parte, la embajada de Israel en Argentina emitió un comunicado en el que expresó su preocupación por la presencia del avión iraní en la región.

“El Estado de Israel está particularmente preocupado por la actividad de las compañías aéreas iraníes Mahan Air y Qeshm Fars Air en América Latina, empresas que se dedican al tráfico de armamento y al traslado de personas y equipos que operan para la Fuerza Quds, las cuales están sancionadas por Estados Unidos por estar involucradas en actividades terroristas”, señala.

“Los hechos recientes dan cuenta de los intentos sostenidos de la República Islámica de Irán, a través de la Guardia Revolucionaria y la Fuerza Quds, para continuar consolidando su influencia en todo el mundo, incluso en Sudamérica, como base para acciones terroristas en el continente”, agrega

Terminaron recordando que meses atrás hubo un intento de asesinato de ciudadanos israelíes perpetrado en Bogotá, Colombia, también ligado a las Fuerzas Quds persas.

Enlance copiado

Lo
más leído
del día

01
02
03
04
05

Comentarios

Las opiniones y puntos de vista expresados en los comentarios son responsabilidad exclusiva de quienes los emiten y no deberán atribuirse a ABC, ya que no son de autoría ni responsabilidad de ABC ni de su Dirección ni de Editorial Azeta S.A.