La “limpiadora millonaria” de Cartes que ahora reaparece con candidatos cartistas

Por muchos años, nada se supo de Blásida Monges Ibarra, una humilde limpiadora que en los ‘80 fue enviada a prisión por su supuesta vinculación en un esquema de evasión de divisas cuyo principal protagonista fue el expresidente Horacio Cartes. Hoy, la mujer reaparece en fotografías con candidatos cartistas, imágenes que fueron ampliamente divulgadas.

El seccionalero Pedro Elpidio Torres y Blásida Monges, conocida como la limpiadora más "millonaria" por haber figurado como presunta prestanombre de Horacio Cartes.
El seccionalero Pedro Elpidio Torres y Blásida Monges, conocida como la limpiadora más "millonaria" por haber figurado como presunta prestanombre de Horacio Cartes.

El candidato a presidente de Seccional Colorada N° 18, Pedro Elpidio Torres Ramos lleva semanas divulgando imágenes de su campaña y entre una de esas fotos aparece posando con Blásida Inocencia Monges Ibarra, la conocida como “limpiadora más millonaria del Paraguay”.

¿Quién es Blásida Monges?

Blásida estuvo presa entre marzo de 1991 hasta el mismo mes de 1993. De acuerdo a los antecedentes, trabajaba como limpiadora en Humaitá Turismo, fachada bajo la cual operaba también Humaitá Cambios, una de las empresas presuntamente involucradas en el escándalo de evasión de divisas que sacudió al país en la década de los ‘80.

A Blásida la pusieron como dueña de la cuenta “Salta”, abierta en el Central National Bank de Nueva York para desviar millones de dólares robados al Banco Central del Paraguay, en operaciones simuladas con empresas fantasmas entre los años 84 y 85. El escándalo fue revelado por una investigación denominada “Swiss Leaks”, encabezadapor el diario francés Le Monde y el Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación (ICIJ), del que forma parte ABC Color.

El expresidente Horacio Cartes, a cuyo nombre denunciaron que estaba otra de las cuentas, fue procesado y estuvo prófugo durante años, y luego preso por apenas cinco meses. Mientras que Blásida, la modesta limpiadora, estuvo presa dos años. En ese entonces, ella no hablaba inglés, nunca oyó hablar del banco estadounidense y mucho menos tenía dinero para depositar.

De acuerdo a la última entrevista brindada en el 2015 figuraba como empleada del Banco Amambay y vivía en una humilde vivienda en un barrio de Asunción.

Cartes estuvo apenas dos meses preso

Según las investigaciones de “Swiss Leaks”, en 1984 Cartes figuraba como agente de turismo en Humaitá Cambios., vinculado a la familia del jefe de policía stronista, Alcibiades Brítez Borges.

En 1985, el hoy líder colorado fue prófugo y se estableció en Ponta Porá, en 1988 ya figuraba con orden de detención en Interpol. Fue acusado de delito de falsedad ideológica de operaciones de importación, falsificación de documentos públicos y privados y estafa en esta capital. En 1989, se constituye la primera empresa del Grupo Cartes, Cambios Amambay, cuya dirección era la misma que Humaitá Cambios, vinculada al esquema de evasión de divisas.

En ese mismo año, dos meses antes de presentarse ante la Justicia de Paraguay, Horacio abrió dos cuentas bancarias en el banco HSBC de Suiza, ambas secretas. En abril de 1989 se dio por detenido y alegó que estaba “buscando pruebas” y que su única cuenta bancaria le correspondía como empleado de Humaitá Turismo.

En el marco del caso, se embargaron bienes por valor de G. 800 millones y varios cheques que confirmaban los movimientos de tres cuentas bancarias en Nueva York. Una de esas cuentas estaba a nombre de Blásida, la segunda a nombre de HC y la última a nombre de socios comerciales.

La acusación decía que Cartes manejaba las varias cuentas en diversidad de bancos. Sin embargo, en julio de 1989 se urgió la liberación del preso y dos meses después se reiteró la orden de captura de 40 evasores, entre ellos la señora Blásida.

Enlance copiado

Lo
más leído
del día

01
02
03
04
05

Comentarios

Las opiniones y puntos de vista expresados en los comentarios son responsabilidad exclusiva de quienes los emiten y no deberán atribuirse a ABC, ya que no son de autoría ni responsabilidad de ABC ni de su Dirección ni de Editorial Azeta S.A.