INC dilata compra de coque y se está por quedar sin el combustible

La Industria Nacional del Cemento (INC) otra vez postergó la apertura de ofertas de la convocatoria para la compra de pet coke, combustible que se utiliza en el horno de Vallemí para producir clínker (principal insumo del cemento) y que casi ya no tiene. Esto ante la falta de oferentes interesados y, ahora, la estatal realizó varios cambios al pliego.

La INC comenzó a calentar ayer su horno de Vallemí, tras varios días de paro. Utiliza coque de petróleo para ello.
La INC comenzó a calentar ayer su horno de Vallemí, tras varios días de paro. Utiliza coque de petróleo para ello.

La INC nuevamente pospuso la recepción de las ofertas en el marco de la subasta a la baja electrónica para la compra de pet coke (coque de petróleo), combustible que la estatal utiliza en su horno de Vallemí para la producción de clínker. El llamado en cuestión es por G. 72.159 millones, para la compra de 30.000 toneladas.

Al mismo tiempo, la empresa pública cambió varios requisitos del pliego a través de la adenda 4, en la que se cambiaron las exigencias en cuanto a la experiencia requerida, el cronograma de entrega, las formas y condiciones de pagos, entre otros puntos, para “facilitar” la participación de los interesados.

Ayer reactivó su horno, pero se está por quedar sin pet coke

La INC comenzó a calentar desde la tarde de ayer su horno de clínker de Vallemí (Concepción), que estaba paralizado desde hace casi 15 días por el desgaste de sus ladrillos. Así informaron obreros de la fábrica, quienes además aclararon que la reactivación no será por mucho tiempo, ya que la estatal también se quedará sin pet coke.

“Se inició el calentamiento del horno y a las 72 horas ya va a producir clínker. Pero hay una orden de arriba de que baje la producción (de clínker), por ende se va usar menos el pet coke, para que aguante más tiempo trabajando el horno y hasta que termine el combustible”, indicó una de nuestras fuentes de la fábrica.

De acuerdo con los datos, la máquina volverá a detenerse en menos de un mes, porque ya no se tendrá combustible para que siga funcionando. Cuando esto ocurra, volverá a paralizarse la producción del insumo vital, para el “mantenimiento programado”.

Precisamente, para los trabajos de dicho “mantenimiento programado”, el titular de la cementera, Ernesto Benítez, apura millonarias licitaciones para la realización de varias reparaciones en la planta de Vallemí, que son para compra de insumos, herramientas, contratación de mano de obra, entre otras adquisiciones, por un monto que ronda los G. 16.500 millones.

Enlance copiado

Lo
más leído
del día

01
02
03
04
05

Comentarios

Las opiniones y puntos de vista expresados en los comentarios son responsabilidad exclusiva de quienes los emiten y no deberán atribuirse a ABC, ya que no son de autoría ni responsabilidad de ABC ni de su Dirección ni de Editorial Azeta S.A.