Recuerdan hoy el Día del Párroco

SAN IGNACIO, Misiones. El párroco es un sacerdote al que el obispo diocesano le confía el acompañamiento espiritual, sacramental y pastoral de una comunidad parroquial, señaló el padre David Hernández (S. J.), párroco de San Ignacio, Misiones.

El padre David Hernández (S. J.), párroco de San Ignacio de las Misiones.
El padre David Hernández (S. J.), párroco de San Ignacio de las Misiones.Rafael Marcial Montiel

Este 4 de agosto, en la festividad de San Juan María Vianney, llamado “el cura de Ars”, la Iglesia católica celebra el Día del Párroco.

El padre David Hernández explicó que San Juan María Vianney es el patrono de los párrocos y de todos los sacerdotes, por su testimonio de humildad, escucha, compasión y entrega en el pueblo de Ars.

“Todos los bautizados, laicos, sacerdotes y obispos participamos del sacerdocio de Cristo y vivimos de forma efectiva esa comunión espiritual cuando transparentamos el amor de Dios y nos donamos al servicio del bien de los otros”, enfatizó el padre Hernández.

Lea más: Sacerdote pide profundizar la fé en Dios

Añadió que “así dan testimonio del Evangelio y del “sacerdocio” de Cristo. Todos los bautizados somos sacerdotes porque podemos descubrir y traslucir la presencia del amor de Dios en el mundo y, en ese sentido, tan sacerdotal es la celebración de la eucaristía como la investigación sobre la cura de un cáncer”.

Lo propio del sacerdocio ordenado del párroco consiste en una función o responsabilidad de servicio pastoral para favorecer el encuentro con Dios mediante el ministerio del anuncio del Evangelio, del cuidado de la unidad y sinodalidad en Cristo, de la atención sacramental y del acompañamiento integral y solidario.

Lea más: Por desobediencia apartan a un sacerdote de Ciudad del Este

El padre David Hernández sostuvo que los desafíos de la sociedad han de mover como Iglesia a un mayor compromiso evangelizador con Cristo y sus valores éticos y espirituales para luchar contra la corrupción, la degradación ambiental y las lacras de las injusticias que obstaculizan el desarrollo integral de las comunidades.

“La hondura en la experiencia espiritual y en el discernimiento y la entrega audaz y fraterna en unión al sagrado corazón sacerdotal de Cristo nos ayuden a afrontar los desafíos actuales”, concluyó el párroco de San Ignacio, Misiones.

Enlance copiado

Comentarios

Las opiniones y puntos de vista expresados en los comentarios son responsabilidad exclusiva de quienes los emiten y no deberán atribuirse a ABC, ya que no son de autoría ni responsabilidad de ABC ni de su Dirección ni de Editorial Azeta S.A.