La increíble historia de quien sería un narco serbio que tenía cédula paraguaya

Una organización periodística que lleva adelante proyectos sobre crimen organizado a nivel mundial afirmó que un hombre que fue hallado muerto en Asunción en abril de 2015 en un aparente suicidio era en realidad un narcotraficante serbio que tenía documento paraguayo.

Antonio Gerardo Weber Mendes, quien sería Boško Nedić, en una foto divulgada en 2015.
Antonio Gerardo Weber Mendes, quien sería Boško Nedić, en una foto divulgada en 2015.Archivo, ABC Color

El 21 de abril de 2015 ABC Color publicó que la Fiscalía había pedido ayuda para encontrar a los familiares de una persona llamada Antonio Gerardo Weber Mendes, de 34 años y de nacionalidad paraguaya, que fue encontrada muerta en el interior de un vehículo blindado de la marca Mercedes Benz, en las inmediaciones de las calles Charles de Gaulle y Miguel Torres, de Asunción.

La nota periodística, haciéndose eco de las informaciones dadas a conocer por la Fiscalía y la Policía, inclusive mencionó que el fallecido era oriundo de la ciudad de Caazapá y tenía el número de documento 7.722.470. El caso fue tomado por las autoridades como un aparente suicidio.

Más de siete años después, el 2 de agosto pasado, la organización llamada “Proyecto de reportería sobre la corrupción y el crimen organizado” (Organized Crime and Corruption Reporting Project, OCCRP, por sus siglas en inglés), que conglomera a varios periodistas de investigación, publicó que en realidad ese hombre se llamaba Boško Nedić y era un narcotraficante serbio que estaba prófugo desde 2009 y que era parte de una red liderada por el jefe narco Darko Šarić.

“Boško Nedić estaba prófugo en 2009, buscado tanto en Italia como en Serbia por supuestamente dirigir una operación de contrabando de cocaína en Italia para el narcotraficante acusado Darko Šarić. Se supo por última vez de Nedić en octubre de ese año y que estaba en Argentina. Había viajado allí con un pasaporte croata falsificado como parte de un equipo encargado de contrabandear más de dos toneladas de cocaína en un yate que estaba frente a la costa”, informó OCCRP, además de la Red de Reportería contra el Crimen y la Corrupción (KRIK), que reúne a periodistas de investigación en Serbia.

Los periodistas que firmaron el artículo fueron Milica Vojinović, de KRIK y Stevan Dojčinović de KRIK y OCCRP. En el material se lee que ellos recibieron una filtración anónima que les alertó que Weber Mendes no era paraguayo, sino el narcotraficante Boško Nedić.

Desde Argentina, los narcos colocaron la droga en el yate con destino a Uruguay, desde donde iban a ponerla en un barco más grande para enviarla a Europa Occidental.

“Pero la operación fue frustrada por una investigación conjunta entre las autoridades estadounidenses, serbias, argentinas y uruguayas. Se incautaron las drogas, pero Nedić logró escapar”, indicó el texto. Supuestamente, Nedić delató a la red manejada por el jefe narco Darko Šarić.

“El propio Šarić se entregó a las autoridades serbias en 2014 y ahora está siendo juzgado por el contrabando de cerca de seis toneladas de cocaína y lavado de dinero proveniente de la droga. También está bajo investigación por organizar un golpe desde la prisión contra un exsocio en América del Sur”, refirió el material.

El cotejo de datos sobre Boško Nedić

Los periodistas investigaron si el hombre encontrado muerto en Asunción podría ser realmente Boško Nedić y obtuvieron 11 fotografías de parte de la Policía italiana, que lo estaba investigando desde 2008.

“Los dos ciertamente se veían muy similares. Sin embargo, el muerto tenía el cabello un poco más grueso y oscuro que Nedić, cuyo apodo era ‘Amarillo’ debido a su pálido color de piel. Esto tendría explicación en que los trasplantes de cabello eran populares en la mafia serbia, aunque eso no se puede saber con certeza”, se lee en el artículo.

Los periodistas enviaron fotografías de Nedić y Antonio Weber al Centro de Computación Visual de la Universidad de Bradford en el Reino Unido, en donde el profesor Hassan Ugail implementó un algoritmo de reconocimiento facial que puede comparar rostros con un alto grado de precisión.

El análisis que hizo Ugail concluyó que era “muy probable” que Weber era, en realidad, Nedić. “Todos los pares de fotografías coincidieron en un 81 por ciento o más, con un par que alcanzó el 85,7 por ciento. Cualquier índice por encima del 75 por ciento se considera una buena coincidencia”, dijo Ugail a los investigadores.

“El propio Nedić fue juzgado en ausencia en Serbia por contrabando de cocaína para la banda de Šarić. En 2020 fue condenado a 12 años y medio de prisión. Al parecer, Nedić pudo no haber vivido para escuchar el veredicto”, rezó el material, que no logró conseguir la versión de la Policía paraguaya.

Enlance copiado

Lo
más leído
del día

01
02
03
04
05

Comentarios

Las opiniones y puntos de vista expresados en los comentarios son responsabilidad exclusiva de quienes los emiten y no deberán atribuirse a ABC, ya que no son de autoría ni responsabilidad de ABC ni de su Dirección ni de Editorial Azeta S.A.