Amarilla atacó a otros en su defensa

Dionisio Amarilla se defendió ante el pleno del Senado constituido en Comisión. El senador insistió en su inocencia y argumentó ser víctima de un montaje mediático que puso de cabeza a los políticos para intentar conseguir la confianza de la gente.

https://arc-anglerfish-arc2-prod-abccolor.s3.amazonaws.com/public/YA5MRUIMNRCCVIFLKODLXFGRY4.jpg

En representación de los proyectistas, Georgia Arrúa detalló los motivos por los que se planteó la destitución. “Si queremos recuperar la credibilidad de la ciudadanía debemos demostrar una conducta que sea indubitable”, expresó.

Comentó además que en su inconducta Amarilla no negó los hechos que se le atribuyen, sino que se defendió atacando al periodista al que quisieron sobornar.

PUBLICIDAD

"El uso indebido de influencias no es más que hacer uso del poder para obtener beneficios para sí mismo o para terceros, usando su condición de legislador para hacerlo", agregó.

Dionisio Amarilla, al dirigirse al pleno constituido en comisión, argumentó su defensa. “El sicariato mediático no ha menguado en lo mínimo desde que empezó el tema (...) sin un ápice de soberbia, pero con una alta dosis de dignidad vinimos aquí para dar la cara”, expresó.

Reiteró que en nunca intercedió en favor de una empresa privada. "Niego rotundamente que haya hecho tráfico indebido de influencias, yo no me iba a beneficiar con nada ni con nadie, yo soy un hombre de palabra", alegó.

Expresó que es imposible que siguiendo lo planteado por los medios de comunicación se consiga recuperar la confianza de la ciudadanía. "Todo lo publicado es falso, un montaje, yo nunca he prestado servicios a la firma del señor Óscar Chamorro y sobre mi gestión en la UNA, no van a encontrar ninguna línea en contra", refirió.

Argumentó que nadie puede cuestionar su conducta como legislador y que nunca pisó un solo ministerio para pedir favores.

Insistió que a la reunión que lo vincula con el intento de soborno él solo acudió para presentar a dos amigos. "No pueden decir que se pierde la confianza porque yo fui a una reunión completamente transparente a presentar dos amigos, todo lo que está sucediendo es un juego político, no soy ningún mamerto”, señaló.

El senador también defendió a su familia. "La política es sin lloro, eso me lo enseñó mi mamá, a lo largo de mi carrera política fui aprendiendo todo lo que me advirtió, pero puedo asegurar que ningún familiar mío podrá ser señalado por algo incorrecto", subrayó.

Al concluir su defensa Amarilla pidió que se dé lectura al pedido de prórroga por 8 días que presentó ante la Comisión de Asuntos Constitucionales. Solicitó que los que estén en contra concederle la misma, argumenten su postura.

Finalmente se llevó a votación y los senadores decidieron no apoyar el pedido de prórroga. Sin votos para el aplazamiento de la sesión, los camaristas prosiguen con el debate.

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD