Ruta bioceánica genera esperanza de desarrollo para el Alto Paraguay

La obra iniciada en el 2019 culminará a finales de febrero, y ya genera expectativas para la inversión. Serán 277 kilómetros de asfaltado y unirán las comunidades de Carmelo Peralta (Alto Paraguay ) y Loma Plata ( Boquerón ). Esto permitirá al Alto Chaco tener sus primeros kilómetros de asfalto, atendiendo que hasta hace 3 años era el único departamento, donde no existía un solo centímetro de capa asfáltica.

La nueva ruta bioceánica de 277 kilómetros une a las comunidades de Carmelo Peralta (Alto Paraguay) y Loma Plata (Boquerón); ya genera expectativa de desarrollo en todo el Chaco Paraguayo.
La nueva ruta bioceánica de 277 kilómetros une a las comunidades de Carmelo Peralta (Alto Paraguay) y Loma Plata (Boquerón); ya genera expectativa de desarrollo en todo el Chaco Paraguayo.abc color

Actualmente solo falta asfaltar unos 5 kilómetros y luego colocar la señalización y colocación de empastados, con las cuales se estarán culminando los 277 kilómetros de asfaltado de la ruta bioceánica, que en esta primera etapa unen a las comunidades de Carmelo Peralta y Loma Plata.

Hasta el 2019, el Alto Chaco era la única región donde no existía un solo centímetro de camino asfaltado. Los trabajos para concretar esta importante obra se iniciaron precisamente en enero del mismo año. Hoy de estos 277 kilómetros, un total de 163 kilómetros, se desplazan dentro del Alto Paraguay.

A pesar de que aún resta asfaltar otros tramos importantes dentro del departamento, como ser los caminos que conducen a los distritos de Fuerte Olimpo y Bahía Negra, este primer trazado de ruta de todo tiempo, agiliza de sobremanera los viajes a la zona.

Ruta Bioceánica en el Chaco: un antes y un después

La comunidad de Loma Plata dista unos 340 kilómetros de Fuerte Olimpo. En el pasado, ir a esa localidad por caminos de tierra demoraba entre 8 a 10 horas, dependiendo del estado de los tramos, ya que en días de lluvias empeoraba la situación. Actualmente, con la nueva ruta bioceánica, se transita unos 210 kilómetros sobre capa asfáltica, y solo quedan unos 140 kilómetros de tierra para llegar a ese destino.

Desarrollo

Con la nueva bioceánica y el inminente inicio de los trabajos para el puente que unirá nuestro país con el Brasil, se abre todo un abanico de posibilidades de desarrollo para los pobladores de estas lejanas comunidades del Alto Chaco.

Precisamente, la comunidad de Carmelo Peralta hasta donde llega el asfalto, comienza a potenciar el desarrollo turístico con la instalación de numerosos hospedajes y algunos hoteles, que albergarán a los interesados en conocer las bellezas del gran pantanal. Misma situación se da en Fuerte Olimpo y Bahía Negra, pero con menor intensidad, atendiendo que aún tienen inconvenientes por la precariedad de sus caminos, sobre todo en días de lluvias.

El camino de todo tiempo posibilita agilizar el envío de ganado vacuno a los frigoríficos, lo que asegura el desarrollo de la ganadería en la zona, atendiendo que el Alto Paraguay con casi 2 millones de cabezas, centraliza su potencial económico en este rubro.

Anécdotas

Con el nuevo trazado de la ruta bioceánica son muchas las anécdotas que cuentan las personas, de cuando en el pasado quedaban atascados al costado del camino sin poder continuar viaje debido a la precariedad de la ruta. Una de estas se produjo en el 2014, cuando varios pasajeros del colectivo que pretendía llegar a Bahía Negra quedó atrapado por casi dos semanas, sin poder avanzar. Finalmente tuvieron que ser rescatados a bordo de helicópteros de la Fuerza Aérea.

Bioceánica y otras obras viales dan soplo de esperanza para Alto Chaco

Historias como estas, así como de personas que tuvieron que pernoctar al costado del camino, están quedarán en el pasado, ya que el camino de todo tiempo da toda una posibilidad de desarrollo a esta región y todo el Chaco.

Finalización

Para finales de mes de febrero esta prevista la culminación de los 277 kilómetros de la ruta bioceánica en su primera etapa, atendiendo que el segundo tramos incluye el camino desde Loma Plata hasta Pozo Hondo en la frontera con la Argentina. Así podrá concluir el proyecto inicial que busca unir los océanos pacífico y atlántico, para agilizar el comercio.

El consorcio bioceánico integrado por las empresas Queiroz Galvao S.A y Ocho A S.A. fue el encargado de la construcción. Trabajaron unos 1.000 obreros, por el término de 38 meses, y el costo inicial es de US$ 445 millones, correspondiente al préstamo del Banco Interamericano de Desarrollo (BID).

Enlance copiado

Lo
más leído
del día

01
02
03
04
05

Comentarios

Las opiniones y puntos de vista expresados en los comentarios son responsabilidad exclusiva de quienes los emiten y no deberán atribuirse a ABC, ya que no son de autoría ni responsabilidad de ABC ni de su Dirección ni de Editorial Azeta S.A.