Aumentan casos de sextorsión en Boquerón

FILADELFIA. Un trabajo de investigación de la Policía Nacional logró desbaratar parcialmente una banda de extorsionadores que operaban desde las entrañas de diversas penitenciarías del país en complicidad con personas de afuera para coaccionar a víctimas, a las que engañaban con perfiles falsos en Facebook.

Fachada de la Comisaría Primera de Filadelfia.
Fachada de la Comisaría Primera de Filadelfia.

Un sistema extorsivo operado desde las penitenciarías del país realizó una serie de golpes en los últimos meses contra personas de la región chaqueña mediante perfiles falsos. Tras entrar en confianza con la víctima, intercambiaban conversaciones y fotos íntimas para luego exigir altas sumas de dinero a cambio de no divulgar el material. Hay registro de víctimas que pagaron hasta G. 400 millones tras el constante ciberacoso.

Lea más: Sextorsión: 7 recomendaciones para evitar ser víctima

“En las últimas semanas recibimos denuncias, de las cuales resguardamos la identidad de los perjudicados (...) Gracias a eso pudimos ampliar la red de búsqueda y dar con varios afectados de la zona, quienes después de aguantar mucho tiempo la situación se animaron a denunciar”, acotó el oficial Carlos Gavilán, de la Comisaría de Filadelfia.

El modus operandi

El esquema criminal identificaba a la víctima mediante redes sociales, estudiando su círculo familiar y potencial económico, luego la contactaban con un perfil falso (generalmente usando la imagen de una chica joven y atractiva) y si la potencial víctima respondía, comenzaba un intercambio de mensajes y números telefónicos, intimando cada vez más en la conversación y pasándose de ambos lados fotos y vídeos íntimos. Una vez que el material comprometedor era recolectado se iniciaba el largo calvario para el extorsionado, ya que la banda exigía dinero a cambio de no divulgar las fotos íntimas a los familiares y amigos de la víctima.

“Hay casos en que la víctima paga sumas muy altas, desde G. 40 millones hasta G. 400 millones. El dinero no es enviado de una vez. En muchas situaciones, una mujer (que también es parte del esquema) contacta a la víctima para amenazarla con una denuncia fiscal alegando que la persona con la que intercambiaba fotos íntimas era su hija menor. Hubo casos tan bien elaborados en los que incluso se hicieron pasar por periodistas, fiscales, abogados, enviando además fotos de la supuesta denuncia con todos los datos de la víctima¨, agregó el oficial Édgar Ayala, del Departamento de Antisecuestro.

Ayala agregó que lanzaron recientemente la operación en que, mediante un trabajo conjunto, pudieron dar con la estructura criminal que estafó a muchas víctimas del Chaco.

“Detuvimos a la persona que cobró el dinero de la extorsión, pero los que hacen las llamadas son los presos de la cárcel de Cambyretá. Van mejorando su sistema con el tiempo para las transferencias; antes eran giros, pero ahora incluso se manejan mediante transferencias bancarias”, dijo.

“No pagues, denunciá”

El número de denuncias que recibe la Policía Nacional, según precisaron, asciende de 200 a 300 casos (o más) anuales. Esto promediaría una denuncia por día. “Tenemos una cultura que no maneja bien las redes sociales y son muy vulnerables exponiendo sus datos personales. Hay que tener mucho cuidado con eso”, subrayó.

“No pagues, denunciá”, se denomina la campaña con la cual se busca contrarrestar los pagos que los afectados, ya que esto alimenta económicamente a una estructura criminal. La denuncia es anónima y se tiene una política de privacidad para salvaguardar la identidad del denunciante. El número de contacto es el *377, al cual se puede llamar gratuitamente desde cualquier operadora.

Enlance copiado

Lo
más leído
del día

01
02
03
04
05

Comentarios

Las opiniones y puntos de vista expresados en los comentarios son responsabilidad exclusiva de quienes los emiten y no deberán atribuirse a ABC, ya que no son de autoría ni responsabilidad de ABC ni de su Dirección ni de Editorial Azeta S.A.