Piden intervención policial y fiscal ante escalada de violencia en comunidad indígena de Boquerón

NEULAND. Hechos vandálicos y mucha violencia son las situaciones que los habitantes de la comunidad nivaclé Cayim O Clim ubicado en el distrito de Boquerón deben padecer frecuentemente. Pandillas integradas por menores de edad y jóvenes son protagonistas de peleas que cada vez suben más de tono. Los lugareños piden mayor presencia policial y del Ministerio Público para evitar derramamiento de sangre.

Plaza de la comunidad Cayim O Clim, ubicado en el nuevo distrito de Boquerón.
Plaza de la comunidad Cayim O Clim, ubicado en el nuevo distrito de Boquerón.

La calma en la comunidad indígena nivaclé Cayim O Clim es tensa. Los poco más de 1700 habitantes sufren diariamente algún hecho vandálico, peleas a puño limpio, con objeto punzantes y actos de extrema agresividad protagonizados en muchos de los casos por adolescentes y jóvenes. “ La violencia acá surgió hace mucho pero este año es el peor (...) hay jóvenes que se atacan entre ellos y a otras personas y familias” cuenta Américo Rojas, director de la Escuela Acosta Ñu ubicada en el centro mismo de la comunidad.

Rojas comentó además que como la violencia es tan frecuente hacen un esfuerzo enorme por mantener a los niños en la escuela y que dentro de la institución no repliquen esos actos. “Muchos quieren estudiar, pero hay que sanear la comunidad” refirió.

A su vez, Elías Rolón coordinador de la misma institución, mencionó que la violencia los afecta directamente ya que incide en la ausencia de los alumnos en la institución. “Muchos dejan la escuela (...) en la comunidad ya se dió la quema de casas y pertenencias de los alumnos, muchos actos vandálicos que no tienen sentido”, dijo.

Lea más: Disturbios en comunidad indígena de Neuland

Los jóvenes que cometen estos hechos son numerosos, según fuentes serían más de 100, podrían ser más dicen los pobladores. Hace algunas semanas quemaron una casa, el hecho no fue formalmente denunciado, frecuentemente se agreden con “honditas” usando proyectiles fabricados con clavos. Entre los involucrados hay quienes perdieron un ojo enfrentándose a palos y varios heridos con armas blancas a lo largo de los años. También refieren a que hay miedo de los propios líderes de la comunidad en aplicar las normas disciplinarias para con los jóvenes involucrados en los hechos y reclaman la presencia de autoridades municipales, locales y departamentales.

Sobre el punto, agentes de la Comisaría Octava de Neuland mencionaron que en la fecha hicieron contacto con la Fiscalía de Filadelfia para solicitar apoyo e intervención en el hecho, ya que muchos de los habitantes de la localidad temen que los actos de violencia escalen a delincuencia que se extienda a los demás barrios.

Intentamos contactar con autoridades tanto del INDI como del Municipio de Boquerón para saber que postura tienen ante las denuncias pero al momento de cierre de esta nota no respondieron a nuestras llamadas.

Enlance copiado

Lo
más leído
del día

01
02
03
04
05

Comentarios

Las opiniones y puntos de vista expresados en los comentarios son responsabilidad exclusiva de quienes los emiten y no deberán atribuirse a ABC, ya que no son de autoría ni responsabilidad de ABC ni de su Dirección ni de Editorial Azeta S.A.