Veda comienza mañana en un año de escasez de peces en Alto Paraguay

Comienza mañana en todo el territorio nacional el periodo de veda pesquera, establecido por el Ministerio del Ambiente y Desarrollo (Mades). En este departamento chaqueño, en aguas compartidas con el Brasil, la prohibición de pescar es de 90 días y se extiende hasta el 30 de enero del 2023. Los pescadores reclaman aumento en el subsidio estatal o, en su defecto, asistencia con kits de víveres. Alegan que a los días que no podrán comercializar sus productos se suma la escasez de peces, a consecuencia de la bajante del río.

Pescadería de la comunidad de los Ishir en Fuerte Olimpo, ya sin pescados al inicio de la veda pesquera.
Pescadería de la comunidad de los Ishir en Fuerte Olimpo, ya sin pescados al inicio de la veda pesquera.abc color

La resolución Nº 713/2022 del Mades indica que a partir del 1º de noviembre se implementa la veda pesquera en nuestro país y se extenderá hasta el 15 de diciembre en aquellas zonas de aguas compartidas con la Argentina, mientras que en aquellas regiones fronterizas donde se comparte las aguas con Brasil será hasta el 31 de enero del 2023.

Carlos González, pescador ishir de la comunidad Virgen Santísima de Fuerte Olimpo, dijo que, a diferencia del resto del país, en esta zona la prohibición de pescar es de 90 días, situación que afecta de manera considerable a las familias que se dedican a esta actividad, atendiendo precisamente a la escasez de trabajo en la zona.

“Somos los primeros en respetar la veda, a pesar de la tremenda dificultad económica que nos genera, pero solicitamos encarecidamente a las autoridades del Gobierno nacional un aumento en el monto del subsidio; caso contrario, que se nos ayude en este tiempo con la provisión de kits de víveres”, relató el pescador.

Lea más: Inician pago a pescadores de Alto Paraguay

Como si fuera poco el periodo de sequía que una vez más afectó a la zona, “nos perjudica sobremanera, pues se siente la escasez de peces. Sucede que varios riachos que alimentan al río se secaron, lo que hace que disminuyan las diferentes especies de pescados, por lo que nuestra venta es limitada a diferencia de años anteriores”.

Subsidio

El año pasado, el monto que recibían los pescadores como ayuda del Estado estaba dividido en tres categorías, dependiendo de la cantidad de integrantes en una familia. Así, el monto mayor asignado a quienes superaban los 4 miembros familiar fue de G. 2.200.000, para los que llegaban hasta 4 miembros se les pagaba G. 1.600.000 y para los pescadores solteros la ayuda era de G. 980.000 en esta zona del Chaco.

En todo el Alto Paraguay existen más de 800 pescadores, siendo en un gran porcentaje familias de poblaciones indígenas de los Ishir, Ayoreos y Maskoy. Muchas de estas personas se dedican también a la venta de carnadas para los pescadores turistas que visitan la región.

Lea también: Fauna silvestre del Chaco en riesgo por la dura temporada de sequia

La resolución de la veda pesquera menciona también que durante este tiempo solo se podrá realizar pesca de subsistencia, que consiste en capturar los peces con liñadas o caña con reel desde la ribera y solo por los ribereños, quedando prohibido el uso de todo tipo de embarcaciones para actividades pesqueras.

Los peces obtenidos por este tipo de pesca de subsistencia no podrán ser comercializados, atendiendo a que solo es para la alimentación familiar de los lugareños.

Enlance copiado

Lo
más leído
del día

01
02
03
04
05

Comentarios

Las opiniones y puntos de vista expresados en los comentarios son responsabilidad exclusiva de quienes los emiten y no deberán atribuirse a ABC, ya que no son de autoría ni responsabilidad de ABC ni de su Dirección ni de Editorial Azeta S.A.