Condenan a prestanombres de firmas fantasmas en caso Forex

CIUDAD DEL ESTE. Con penas más altas incluso que las requeridas por el Ministerio Público, fueron condenados este jueves, tras un largo juicio oral y público, los tres primeros de los 40 investigados por lavado de dinero en el sonado caso Forex.

https://cloudfront-us-east-1.images.arcpublishing.com/abccolor/BPDWSIXYRBDCTJ2NN6PDBK3ZNA.jpg

A partir del esquema se remesaron al exterior ilegalmente unos 600 millones de dólares. Sady Elizabeth Caríssimo, encontrada culpable de lavado de dinero y asociación criminal, clamó que ellos son “pelagatos” y que los verdaderos responsables y funcionarios bancarios, están en libertad.

Los tres procesados fueron encontrados culpables, con distintos grados de responsabilidad, de asociación criminal, lavado de dinero, uso de documentos no auténticos y declaración falsa. En carácter de autora, Sady Elizabeth Carísimo Báez, para quien el Ministerio Público pidió 4 años de prisión, fue condenada a 4,6 años de privación de libertad.

Como cómplices, Alcides Ramón González Bazán, para quien la Fiscalía pidió tres años de cárcel, fue condenado a tres años y medio; misma pena impuesta para Juan Gabriel Rolón Servián, para quien la Fiscalía había pedido dos años de prisión.

La decisión fue del Tribunal presidido por Norma Girala e integrado por las juezas Haydeé Barboza y Mirtha Aguayo. La condena fue por mayoría, con el voto en disidencia de Girala, quien había decidido hacer lugar a las penas solicitadas por la Fiscalía. Las magistradas consideraron que ninguno de los procesados colaboró lo suficiente con la Justicia, ya que estuvieron prófugos durante un tiempo, y entendiendo que los tres sabían que crearon empresas fantasmas sin las cuales, el esquema no hubiera funcionado.

El Ministerio Público estuvo representado por Juliana Giménez, Juan Marcelo García de Zúñiga y Carlos Giménez. El contradictorio comenzó el 14 de junio pasado y culminó este jueves por la tarde, en sede del Tribunal Penal. Todos los abogados defensores anunciaron apelación.

Para la Fiscalía y el Tribunal, Sady Elizabeth Carísimo aparece como presidenta y como miembro en la conformación de las siete empresas fantasma que se habían creado para el funcionamiento del esquema de lavado de dinero y daba órdenes en ausencia del sindicado como uno de los ideólogos, Felipe Ramón Duarte. Alcides González aparecía como presidente y accionista de Manhattan, además de ser socio de Strong, dos de la firmas de maletín. Juan Rolón hacía de secretario, pero también era vicepresidente de Strong, acorde el Ministerio Público.

Tras conocerse la sentencia, Sady Elizabeth Carísimo afirmó que la Justicia les condenó “´porque nosotros somos los pelagatos” y cuestionó que aún no hayan sido condenados los verdaderos responsables del esquema. Dijo que ella era secretaria, tenía 22 años y no sabía que eran ilegales las transacciones y que, pese a que la Fiscalía dijo que no, ella colaboró aportando datos en todo momento. Aseveró que proveyó documentos con nombres y apellidos de vinculados en el hecho, que fueron ignorados por el Ministerio Público.

Igualmente, Sady Carísimo cuestionó que la Fiscalía no haya abierto aún una investigación en contra de quien denunció el esquema, Nélida Reyes. “Ella declaró en este juicio oral que es la responsable, que ella montó el esquema, que puso el dinero”, remarcó la mujer. Su abogada, Mirna Kuchenmeister, consideró que la Fiscalía “se ensañó” con su cliente. “No puede ser que una persona que vive en una cada de CONAVI que es de su mamá, anda en colectivo y no tiene para comer, sea encontrada responsable de lavar 600 millones de dólares. Si así fuera, por lo menos tendría una casa propia”, reclamó.

El esquema fue denunciado en diciembre del 2011 por Nélida Reyes. Están sindicados de ser los ideólogolos, Felipe Ramón Duarte y Tai Wu Tung, este último prófugo de la Justicia. Desde la casa de cambios Forex y empresas de maletín, según el Ministerio Público se remesaron ilegalmente al exterior más de 600 millones de dólares, empleando para ello bancos de plaza.

En total hay más de 40 procesados en la causa, incluidos funcionarios de los bancos Regional, Sudameris, BBVA, Continental. El Tribunal que estableció las condenas este jueves, pidió a la Fiscalía que se investigue profundamente la responsabilidad de las entidades bancarias en el esquema.

Según el Ministerio Público, para el funcionamiento del esquema se unieron la empresa Manager Consultoría, del contador Felipe Ramón Duarte, y la casa de cambios Forex, de Tai Wu Tung, prófuga actualmente. A través de prestanombre, entre quienes se encontraban los condenados, se formaron las empresas de maletín Strong, American, Muñe, Manhattan, MH Electrónica, Nifaplus, Mart Gon, San Jossue y Megatech. A través de esas firmas y con supuesta complicidad de los bancos, remesaron al exterior unos 600 millones de dólares provenientes de actividades ilícitas, como el narcotráfico.

Sady Carísimo y su abogada habían dicho que ella fue condenada porque no tiene dinero para comprar ambulancias para dar en donación, como sí lo pudieron hacer los funcionarios bancarios procesados. Estos últimos hace alrededor de un mes asumieron culpa y fueron beneficiados con suspensión a prueba de la condena, a cambio de comprar ambulancias equipadas para terapia intensiva.

Carísimo y su defensora expresaron que esos funcionarios bancarios sí sabían lo que hacían, lo que significa lavado de dinero y conocen las normas, no como ella, que ignoraba lo que estaba pasando.