El “Saiz” del narcotráfico

Teodoro Trinidad Saiz Silvera, pariente de la intendenta de Nueva Germania, Alicia González de Saiz, se encuentra recluido tras haber sido condenado a 18 años de prisión, por su implicancia en una red de narcotráfico que operaba entre Paraguay y Chile.

https://arc-anglerfish-arc2-prod-abccolor.s3.amazonaws.com/public/UDMTQT2VSVAHHIW25NRLLFNFSI.jpg

El 7 de abril de 2002, fueron apresados en distintos procedimientos unos 10 paraguayos, una chilena y un brasileño. En el grupo de los 10 compatriotas estaba Teodoro Saiz Silvera, detenido en el hotel City de Santiago.

Los arrestos se produjeron poco después de que las autoridades policiales de Chile decomisaran un cargamento de 1.900 kilos de marihuana, proveniente de Paraguay.

La investigación, denominada “Operación Zafiro”, logró desbaratar una banda de narcos que tenía ramificaciones en Gran Asunción y en Amambay.

PUBLICIDAD

Teodoro Saiz Silvera y su padre, Teodoro Saiz Franco, habían sido requeridos por la justicia chilena de ese entonces, por su implicancia en envíos de droga. Ambos eran conocidos caudillos de la ANR en la localidad del departamento de San Pedro.

Hasta ahora, Saiz Silvera se encuentra recluido tras haber sido condenado a 18 años por narcotráfico.

Luis Rojas, titular de la Secretaría Nacional Antidrogas (Senad), recordó en contacto con la 780 AM que la “Operación Zafiro” logró detener a casi 40 personas entre 2002 y 2003.

Teodoro Trinidad Saiz Silvera fue el primer intendente del distrito de Nueva Germania, electo tras la caída del régimen del dictador Alfredo Stroessner, ocupando la jefatura comunal en el período 1991-1996.

Su administración fue intervenida por la Contraloría General de la República, a raíz de la detección de un faltante de unos G. 200.000.000.

Saiz Silvera fue denunciado por su sucesor Valdovino Rivas, pero, gracias a la impunidad, el acusado de narcotráfico logró blanquearse y nuevamente se presentó en las elecciones coloradas, en las que fue elegido como presidente de la seccional colorada de Nueva Germania.

Antes de ser detenido, Saiz Silvera era una especie de “nómada” de la política, ya que se cambió varias veces de carpa, pero según los reportes de ese entonces, estaba identificado con el nicanorismo argañista.

Leonardo Saiz, pariente del condenado, fue intendente municipal por dos períodos y renunció al cargo para presentarse como gobernador de San Pedro. El cargo fue ocupado por su esposa, Alicia González de Saiz, quien ganó las internas y las elecciones realizadas.

El 12 de agosto, un cargamento de 77 kilos de marihuana picada que era transportado en un automóvil de Alicia González (ANR) fue requisado durante un operativo policial efectuado en San Pedro.

Días después del hallazgo del vehículo con droga, el 29 de agosto, la intendenta solicitó el cambio del jefe de la comisaría 7ª de Nueva Germania. El cargo era ocupado por Jorge González, pero, a raíz del pedido, asumió oficial Nelson Pesoa, recomendado de la jefa comunal.

Luego de la publicación, el jefe de la Policía de San Pedro, Gerardo Sosa, volvió a destituir a Pesoa, nombrando en su lugar al subcomisario Jorge Valdez. El cambio le costó su puesto al propio Sosa, quien fue removido por la Comandancia y, en su lugar, quedó el comisario Pedro Leguizamón.

En la noche del pasado sábado, desconocidos abrieron fuego contra la vivienda de Alicia González y se presume que se trataría de un amedrentamiento por parte un ex jefe policial de la zona, destituido por presión política.

La sucesión de hechos genera un manto de dudas en el seno de la familia Saiz, de gran influencia en la localidad de Nueva Germania.

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD