“Quieren afectar la imagen del presidente”

José Ortiz, Gerente de Tabacalera del Este S.A (Tabesa), afirmó que la empresa vinculada al presidente no exporta un solo cigarrillo a México. Como respuesta a acusaciones de contrabando, dijo que no descarta que existan intereses detrás de la cuestión.

https://arc-anglerfish-arc2-prod-abccolor.s3.amazonaws.com/public/WJ42KNR3PRCSVPJ2DYPUXSEUQM.png

“A mí me sorprendió muchísimo esta publicación”, manifestó a la 1080 AM José Ortiz, gerente de Tabesa –empresa vinculada al presidente paraguayo Horacio Cartes- luego de que medios mexicanos “recibieran” al primer mandatario en medio de acusaciones de contrabando. El portal Milenio.com publicó el lunes que Cartes se enriquece gracias al contrabando de cigarrillos a México.

Ortiz manifestó que esto coincide con una reciente denuncia por parte de agentes de marca de la empresa que detectaron que Belice, país donde si están registradas las marcas de la empresa de Cartes, detectaron que productos falsificados de la firma habían ingresado al país centroamericano pero hechos por una fábrica colombiana. “Belice es frontera con México, podría ser que se dé algo por ahí”, afirmó.

“No tendría por qué haber un cigarrillo nuestro en México. Para mí no tiene sentido, salvo que esté relacionado a ese evento”, señaló. Ortiz apuntó luego a la empresa diciendo que muchas veces se encuentran en temas como ese una veta de información que parece interesante. “Son países donde tienen problemas de contrabando, donde tienen 80 marcas de cigarrillos de contrabando y dicen ‘ah mirá, este cigarrillo es de la fábrica de un presidente’”, puntualizó.

PUBLICIDAD

“En el caso de México creo que la información es falsa”, agregó. Sin embargo, no es la primera vez que el presidente paraguayo es señalado por contrabando de cigarrillos. Medios colombianos y brasileños también habían publicado una serie de investigaciones con respecto al tema; de hecho, en el vecino país el diario Gazeta do Povo bautizó a Cartes como “El Patrón del Tabaco”.

Ortiz trató de minimizar la cuestión diciendo que en el caso colombiano el problema surgía debido a que existe una zona con un régimen impositivo diferente y que tiene problemas para el paso de un lugar a otro.

“En el caso de Belice, yo ni siquiera conozco, estuve mirando una vez en el mapa parece que es un país chiquito que está de lado de un estado mexicano y parece que tiene problemas de migración de productos. Yo si exporté habré exportado hace muchísimo tiempo y muy poco. Absolutamente insignificante”, aseveró.

“Lo que pasa es que se vuelve interesante”, agregó para luego relatar que tras la denuncia realizada por medios colombianos y la posibilidad de ser demandados allí, mandaron verificar la cuestión y se toparon con 90 marcas de cigarrillos ilegales provenientes de diferentes orígenes. “Lo que pasa es que esos cigarrillos no están vinculados a ningún presidente”, señaló.

“Son problemas que tienen internos y que quieren transferir internacionalmente. Yo no descartaría también que una multinacional esté promocionando. Aquella vez que sacaron en Wikileaks y demás cosas nombres de gente asociada a nosotros los que estuvieron en la reunión eran BAT (N. de la R: British American Tobacco) y Philip Morris. Son competidores, que los competidores quieran destruir Tabesa no es novedad”, apostilló.

Si bien no quiso entrar en detalles de la cantidad de cigarrillos producidos por su empresa, Ortiz aseguró que la mayor parte de su producción es vendida en Paraguay. De acuerdo a datos publicados años atrás por el Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación, en nuestro país se producen anualmente unos 70.000 millones de pabilos para un mercado interno que consume apenas 3.000 millones; a la producción local hay que agregar además la importación de otras marcas. De acuerdo a algunos datos, Tabesa sería la responsable de la producción del más del 50 por ciento de los cigarrillos paraguayos.

La gran mayoría de los cigarrillos –valuados en 1.000 millones de dólares anuales a precio mayorista– es contrabandeada al extranjero, principalmente a Argentina y Brasil. Agentes aduaneros de estos países señalaron en varias oportunidades que prácticamente todos los días incautan cigarrillos producidos por Tabesa que ingresan de manera irregular a sus territorios.

“También exportamos a Centroamérica, en las islas de Aruba y Curazao, que son grandes Duty Free. Ahí venden y reexportan a otros países, que queda en mano de la gente que importa. Seguimos exportando a Estados Unidos y el gran mercado está acá en Paraguay”, acotó.

Como excusa para no dar a conocer los números producidos por Tabesa, Ortiz reconoció que era una postura que se había tomado luego del secuestro de César Cabral, empresario fallecido días atrás y uno de los socios comerciales de Horacio Cartes. “Le damos solo a las autoridades competentes”, señaló.

“No entiendo de donde viene la mano, creo que es una gran estupidez, no me extrañaría que haya intereses en tratar de afectar a Tabesa y a la imagen del presidente. No tiene por qué haber productos nuestros en México”, continuó.

“Acá un producto paraguayo circula en toda la frontera o en todo el territorio con todos los documentos. Yo no encuentro cómo un producto tan voluminoso como el cigarrillo puede llegar 1500 km, 2000 km, 2500 km dentro de otro territorio ¿Dónde está el problema? ¿Está acá o allá?”, cuestionó. De acuerdo al Código Aduanero, se considera contrabando todo aquel producto que ingrese o salga de un país fuera de los puestos aduaneros habilitados.

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD