Viveros Cartes, de narcopiloto a informante

Juan Domingo Viveros Cartes, de 66 años, piloto aviador, a inicios de los años 80 era un “narcopiloto” que, luego de ser detenido, quedó al servicio de la DEA, de los Estados Unidos, y fue infiltrado en organizaciones dedicadas al narcotráfico.

https://arc-anglerfish-arc2-prod-abccolor.s3.amazonaws.com/public/NRMA25YKTZEZBOQ6HKMOYK36RA.gif

La carrera en el submundo de las drogas de Viveros Cartes comenzó a dar resultados cuando en 1985 se incautaron en la estancia de Adilson Rosatti de precursores químicos para hacer cocaína (acetona y éter); por este caso, el brasileño Rosatti fue condenado a 8 años de prisión. El mismo Rosatti explicó lo ocurrido en su estancia en una nota dada al programa "El Ojo"

Luego, Juan Domingo “Papacho” Viveros Cartes siguió siendo un colaborador de la DEA y, en tal rol, realizó varios vuelos con cargas de drogas. Estos vuelos eran conocidos con el nombre de “entrega vigilada” y, supuestamente, tenían acompañamiento de un juez y agentes antidrogas.

Varios hechos similares a este tuvieron resultados positivos y desbarataron a muchos grupos de narcotraficantes. Pero, tal vez, el hecho más sonado fue el llamado “Caso Parque Cue” (1990) y que se realizó en un camino a Madrejón, a 200 kilómetros de Filadelfia, donde la DEA y la Senad incautaron 349 kilos de cocaína que iba a Colombia para el cartel de Medellín.

También en 1994 un cargamento de 756 kilos de cocaína fue requisado en un operativo llamado “Taguá” en la zona de Fuerte Olimpo, en el Chaco paraguayo. Allí también tuvo participación el infiltrado.

Ese caso tuvo un lado muy oscuro, ya que al parecer la justicia actuó por su parte mientras que los antidrogas por otra. Se dieron una serie de hechos que terminaron indirectamente vinculados, posteriormente, con la muerte del zar antidrogas en Paraguay y extitular de la Senad, general Ramón Rosa Rodríguez, el 10 de octubre de 1994.

Por unos años más, Viveros Cartes siguió siendo un nexo de la DEA. Como su nombre sonó en el "caso Parque Cue” no se volvió a utilizar al piloto para infiltrarlo en grupos de narcotraficantes, pero siempre -supuestamente- seguía pasando informes a los antidrogas.

Posteriormente, Viveros Cartes prácticamente "desapareció" del ámbito hasta que en el 2001 se detuvo en San Pablo una avioneta con 250 kilos de cocaína.

La nave estaba al mando de Juan Domingo “Papacho” Viveros Cartes, quien fue procesado y condenado a 17 años de cárcel en el Brasil.

Hace unos años, debido a un tratado que existe entre Paraguay y Brasil de intercambio de prisioneros para que vengan a su país a cumplir la última parte de su condena, Viveros Cartes volvió al Paraguay donde consiguió reclusión domiciliaria.

El lunes pasado en la zona de Bella Vista, departamento de Itapúa, una vez más apareció su nombre. Una avioneta cargada con más de 538 kilos de marihuana fue detenida y el piloto, una vez más, resultó ser Viveros Cartes, quien ya cuenta en estos momentos con una nueva orden de captura.

También en mayo del año pasado, un sobrino de Viveros Cartes fue detenido en un operativo en el que se incautó 370 kilos de cocaína .El detenido es Carlos Antonio Viveros López, alias “Careca”, paraguayo, de 44 años, de profesión piloto aviador.

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD