Obras fantasmas

El diputado colorado oficialista Ever Juan Aricio Noguera está salpicado por el escándalo de las obras fantasmas denunciadas por el intendente de Villarrica, Magín Benítez (PLRA). Se comprobó que algunas, efectivamente, nunca se hicieron; otras están inconclusas; una tiene sospechas de sobrefacturación; y otra, un empedrado, había sido que sí se construyó, pero lejos del lugar donde debía hacerse.

La mayoría todavía no es encontrada y se tiene que seguir buscando para tener la certeza de si son o no fantasmas. Pero estén o no, o estén las obras a medias, el dinero sí se desembolsó y llegó a los bolsillos del legislador y de su entorno, según se pudo comprobar con los documentos difundidos por el jefe comunal Benítez.

Los exintendentes Gustavo Navarro y Alejandro Aguilera, ambos colorados oficialistas, sin llamar a licitación, repartieron más de G. 3.000 millones a cinco empresas ligadas al diputado Ever Noguera, de los cuales anteriormente antes de ser legislador era propietario de una de ellas, ahora figuran como dueños sus cuñados. Las demás empresas beneficiadas son de su propio hermano, otra de su secretario y otra donde también está una de sus cuñadas y el copropietario, es su guardaespaldas. Le sobran testaferros.

El diputado Noguera montó todo un esquema para acaparar contratos públicos y se pudo demostrar que solo quiere mantenerse en el poder para seguir con sus negocios, gracias a que la ANR cayó en Villarrica y el intendente liberal comenzó con las denuncias. Si el exintendente Gustavo Navarro, cuyo trabajo solo era extenderle los cheques a Noguera, no perdía las elecciones ante el liberal Magín Benítez, Noguera, quien ahora aspira a ser gobernador de Guairá, seguiría hoy manejando el Municipio para beneficiarse junto a su séquito.

Noguera junto a su entorno se enriquece gracias a contratos públicos irregulares, digitados y que, ahora, se sabe que muchos de ellos eran para empedrados, sistemas de agua, mejoras en instituciones educativas y religiosas que no se hicieron. No solo sabemos que son vividores del Estado, también sabemos que son angurrientos y que es responsabilidad del Ministerio Público y de la Justicia que lo investiguen y lo hagan pagar por los diversos hechos de corrupción que ahora están saliendo a la luz.

El intendente Magín Benítez empezó a denunciar las tragadas de plata pública ya en diciembre pasado y lo hizo ante la Fiscalía Anticorrupción de Asunción porque desconfía de los fiscales de Villarrica, pero hasta el momento no se ha realizado ninguna diligencia.

Recordemos que hace años que Noguera está imputado por el caso de la merienda escolar, en donde también montó junto al senador Rodolfo Friedmann un esquema para acaparar contratos públicos en la Gobernación del Guairá, según la acusación de la Fiscalía. Pero no está procesado porque no fue desaforado.

carlos.avalos@abc.com.py

Enlance copiado

Lo
más leído
del día

01
02
03
04
05

Comentarios

Las opiniones y puntos de vista expresados en los comentarios son responsabilidad exclusiva de quienes los emiten y no deberán atribuirse a ABC, ya que no son de autoría ni responsabilidad de ABC ni de su Dirección ni de Editorial Azeta S.A.