Presidente, tiene usted razón

“El hecho de ser país anfitrión de la Cumbre no otorga la capacidad de imponer el derecho de admisión sobre los países miembros del continente”, manifestó el jueves pasado el presidente de Argentina, Alberto Fernández, en su discurso ante la Cumbre de las Américas, que se celebró en Los Ángeles, con la presencia de mandatarios del hemisferio.

Fernández aludió a la exclusión de Cuba, Venezuela y Nicaragua. Son tres países a los que Washington no invitó a la reunión porque considera que incumplen los estándares democráticos, informó AFP. Los presidentes de México, Honduras, Guatemala y Bolivia no asistieron a la Cumbre en protesta.

Tiene usted razón, señor Alberto Fernández. Nadie puede ser excluido. Paraguay, el país hermano, como usted lo afirma en su discurso, fue excluido del Mercosur y de todos los foros y organismos internacionales desde el 29 de junio del 2012. En pocos días se cumplirán 10 años de esa página negra de la integración regional.

Presidente, si no lo recuerda, Paraguay fue suspendido en su carácter de socio pleno del Mercosur porque decidió soberanamente en sus asuntos internos. Hablamos del juicio político del Congreso (22 de junio del 2012) al entonces presidente de la República, Fernando Lugo, hoy senador del Frente Guasu. La acción del Parlamento fue polémica, pero fue una resolución soberana del Congreso de Paraguay.

La destitución de Lugo por mal desempeño de funciones fue duramente cuestionada por Cristina Kirchner, Dilma Rousseff y José “Pepe” Mujica. En la recordada cumbre en Mendoza, el 29 de junio, los mandatarios de Argentina, Brasil y Uruguay, suspendieron al Paraguay, sin derecho a la defensa y expulsando previamente a la delegación nacional del encuentro. El argumento fue “ruptura del orden democrático”.

Ese día 29 comenzó la persecución en todos los foros, tal como lo estipuló el artículo 5 de la desaparecida Unasur: “Promover la suspensión de la República del Paraguay en los foros y mecanismos de diálogo y concertación política e integración de la región. Tiene usted razón, Alberto Fernández. Nadie puede “imponer el derecho de admisión”. Sin embargo, su actual vicepresidenta, Cristina, opinaba lo contrario.

martin.riveros@abc.com.py

Enlance copiado

Lo
más leído
del día

01
02
03
04
05

Comentarios

Las opiniones y puntos de vista expresados en los comentarios son responsabilidad exclusiva de quienes los emiten y no deberán atribuirse a ABC, ya que no son de autoría ni responsabilidad de ABC ni de su Dirección ni de Editorial Azeta S.A.