Junto al FBI, justicia paraguaya podría eliminar políticos corruptos

La justicia en nuestro país está cegada por culpa de la oscuridad en que la sume la corrupción. Pero una posible cooperación entre el Ministerio Público y la agencia de investigación FBI puede inducir a la caída de políticos que actúan de forma ilegal.

Ahora, el FBI podría cooperar con el Ministerio Público con el fin de combatir la corrupción en nuestro país.
Ahora, el FBI podría cooperar con el Ministerio Público con el fin de combatir la corrupción en nuestro país.ABC Color

En nuestro país, la balanza que sostiene la estatua de la diosa Temis, que representa a la justicia, está evidentemente inclinada hacia un lado por culpa de la corrupción. La venda que lleva encima de los ojos no representa la imparcialidad con la que la justicia debe actuar, sino que simboliza una ceguera total.

Mientras un simple común roba un cerdito y va directo a Tacumbú, los políticos roban millones de los ministerios, gobernaciones o intendencias con total impunidad, sus procesos judiciales pueden durar años y tienen la posibilidad de quedar sin castigo. Aunque existan pruebas de hechos ilícitos perpetrados por funcionarios del Estado, muchos jueces tienen cerrados los ojos “gracias” al dinero sucio.

Una muestra de lo mal que actúan algunos de nuestros políticos es el caso de la exprecandidata a la intendencia de Asunción, Cynthia Tarragó, que fue detenida en Estados Unidos por agentes del FBI al ofrecerse a lavar dinero y conseguir cocaína a bajo costo. Desde ese entonces, nuestro país está en el radar de la nación norteamericana.

Ahora, el FBI podría cooperar con el Ministerio Público con el fin de combatir la corrupción en nuestro país. Este hecho puede ser el inicio del fin para aquellos políticos que están envueltos en la manta de la corrupción. “El que nada debe, nada teme”, dice una famosa frase; al parecer, algunos legisladores comienzan a sudar frío, ya que tienen miedo de acabar tras las rejas.

Como pasa en la mayoría de las veces, muchos parlamentarios no están muy interesados en mandar a la cárcel a los que roban la plata del pueblo, ya que se oponen a la ayuda que desea brindarnos “el Tío Sam”. Es evidente que los órganos encargados de luchar contra la corrupción no pueden o no quieren acabar con los que incumplen las leyes; entonces, ¿qué se puede hacer con los sinvergüenzas que tienen al país en zozobra?

La cooperación entre el Ministerio Público y el FBI puede ser una gran alianza para encerrar a aquellos que solo quieren ver mal a nuestra nación. EE.UU. envió un claro mensaje a las autoridades de nuestro país al prohibir la entrada de por vida a su territorio a Oscar González Daher, exsenador de la nación, y a Javier Díaz Verón, exfiscal general del Estado, porque estos se encuentran involucrados en “fatos” evidentes para todos, incluyendo a la justicia paraguaya.

Es un papelón que otro país tenga que venir a limpiar la corrupción en nuestro territorio, pero ya no hay otra opción. Los órganos judiciales se encuentran contaminados con dinero sucio, amiguismo y favores políticos.

La participación del FBI en nuestro país puede simbolizar un cambio para bien en nuestro clima político. Quizás con esto, la justicia pueda ver la luz y por fin se podrá eliminar la oscuridad que está causando la corrupción.

Por Alejandro Gauna (18 años)

Lo
más leído
del día

01
02
03
04
05