Caso Belia: ratifican la prisión a chofer de Miguel “Celular” Servín

La jueza penal de garantías Rosarito Montanía ratificó la prisión de Aníbal Ramón Insfrán, preso desde hace un mes. Este se desempeñaba como chofer del supuesto capo narco Miguel Ángel Servín Palacios, alias Celular, detenido en el denominado caso Belia que sería dueño de los 2.906 kilos de cocaína incautados entre carbón vegetal, en Villeta, en 2020.

Miguel Ángel Servín, durante una requisa a su celda en la cárcel de Emboscada.
Miguel Ángel Servín, durante una requisa a su celda en la cárcel de Emboscada.gentileza

El chofer Aníbal Ramón Insfrán seguirá cumpliendo prisión preventiva en Tacumbú, según lo resolvió en su AI N° 255 la jueza penal de garantías especializada en Crimen Organizado Rosarito Montanía, tras la audiencia de revisión de medidas realizada por pedido del abogado defensor de Insfrán, Marco Antonio Cáceres. El conductor fue detenido en el marco de la causa denominada Caso Belia.

Aníbal Insfrán tomo conocimiento, a través de abogado defensor, que había orden de captura en su contra y estaba declarado en rebeldía, por lo que decidió ponerse a disposición de la justicia. El fiscal antidrogas Ysaac Ferreira lo imputó posteriormente por lavado de dinero y asociación criminal, por el Código Penal.

Así, el 8 de agosto de este año, la jueza Rosarito Montanía decretó la medida cautelar de prisión preventiva a Insfrán, quien en la investigación de la Secretaría Nacional Antidrogas (Senad) y de la Fiscalía aparece como funcionario de seguridad y secretario de confianza de Miguel “Celular” Servín, preso en la cárcel de Emboscada.

Medidas alternativas a coimputados hicieron que se presente

En su pedido para la audiencia, el abogado Marco Cáceres señaló que tras conocer sobre la captura contra su defendido le comunicó a Insfrán y este decidió someterse a la justicia, “bajo la ingeniosidad del que nada debe nada teme”.

Cáceres agregó que “me permito informar que el peligro de fuga y obstrucción no existe, ya que se ha presentado en forma voluntaria, una vez que ha llegado a su conocimiento de que las personas procesadas en su entorno laboral que se encontraban con el principal sindicado han sido todas beneficiadas con medidas sustitutivas a la prisión”.

El abogado defensor agregó en su escrito: “Mi defendido no tiene a su nombre ningún bien mueble, como vehículo ni inmuebles, a su nombre ni manejo de cuenta. Además, mi defendido no ha manejado sumas grandes de dinero, ya que el mismo se encontraba solo al servicio de la familia. El mismo desconoce toda la actividad que era desarrollada por el señor Servín, ya que él solo era chofer”.

Por esa razón, Cáceres ofreció en carácter de garantía real un inmueble que les pertenece a él y a su esposa, pero en el documento presentado no figuraba el avalúo del mismo. Sobre este punto, el fiscal Osmar Segovia respondió que no se dieron nuevos elementos que desvirtúen los que cimentaron la prisión, además de que -según el artículo 245 del CPP- al abogado defensor le está prohibido ofrecer caución a favor de su cliente.

El pedido de medidas alternativas a la prisión fue rechazado por la magistrada, porque “no existen circunstancias que puedan ser ponderadas a favor y que minimicen los peligros procesales”, ya que no se pudo desvirtuar el peligro latente de fuga y obstrucción, según consta en el AI N° 255.

Papeles de Miguel Servín y los coimputados

Como parte de la red indagada, Hugo Antonio Meza Huespe, marido de María Silvia Lezcano Monges, era el responsable de lavar el dinero que obtenía la red a través de sus actividades en el narcotráfico, ayudado por su pareja, según la investigación y la teoría formulada por el Ministerio Público.

Así, el líder de la banda supuestamente es Miguel Ángel Servín, quien daba instrucciones precisas a Cristian César Turrini Ayala, encargado de organizar y coordinar los envíos de cargamentos de carbón contaminados con cocaína. Este último trabajaba en asociación con Alberto Ayala Jacquet, dueño de Carbosur.

De esta forma, cuando la mercadería, que puede ser soja, chía o carbón, que por lo general tiene canal verde en Aduanas para su salida, está contaminada con droga se produce el tráfico vía marítima. En este caso, de los 2.906 kilos, el destino era Bélgica y de ahí a Israel.

En cuanto al lavado dentro de esta organización narco, encabeza Hugo Meza como administrador y propietario de la playa de autos “HA Automotores”, empresa de fachada para la realización de préstamos, usura y empeños, con ayuda de su pareja Silvia Lezcano, de profesión abogada, quien es la que facilitó sus datos para la compra de bienes e inmuebles con dinero del tráfico.

Dentro de la misma red de lavado también aparecen Aníbal Ramón Insfrán, funcionario de seguridad y secretario de confianza, Elvio María Vega Chamorro, y también estaban insertas en esta parte la pareja actual del capo, Bruna Regina Martins, la esposa del mismo, Liz Lailla Villalba, y la hija, Marol Lizet Servín Lailla.

Enlance copiado

Lo
más leído
del día

01
02
03
04
05

Comentarios

Las opiniones y puntos de vista expresados en los comentarios son responsabilidad exclusiva de quienes los emiten y no deberán atribuirse a ABC, ya que no son de autoría ni responsabilidad de ABC ni de su Dirección ni de Editorial Azeta S.A.