“Las redes son incontrolables, pero uno es dueño de lo que dice”, según el juez Aguirre

Existe una delgada línea entre el derecho a informar, opinar y hacer críticas maliciosas sobre las personas, pero nadie tiene derecho a coartar la libertad de expresión. “Uno puede decir lo que quiera, basta la forma de decirlo”, expresa en esta entrevista el juez Manuel Aguirre, que juzgó el caso José Luis Chilavert-Alejandro Domínguez. El magistrado solo castigó con una pena simbólica al exarquero de la selección paraguaya, quien no oculta su aspiración presidencialista.

El juez Manuel Aguirre explica pormenores del juicio entre José Luis Chilavert y Alejandro Domínguez.
El juez Manuel Aguirre explica pormenores del juicio entre José Luis Chilavert y Alejandro Domínguez.Gustavo Machado

- Usted juzgó el caso Chilavert-Domínguez, dos hombres fuertes del ámbito del fútbol. Domínguez dijo que fue difamado, injuriado y calumniado. Chilavert dijo que usó su derecho a expresarse libremente...

- Hay que poner de relieve que existe una delgada línea entre el derecho a informar, opinar y hacer críticas maliciosas sobre las personas. Esto fue una acción penal privada donde el señor Domínguez le querelló al señor Chilavert por sentirse ofendido por sus expresiones en la red social conocida como Twitter. En las redes sociales uno es dueño de lo que dice sin interferencia alguna.

- Chilavert dijo que Domínguez le quiso cercenar su libertad de expresión...

- Es prácticamente imposible evitar que uno se exprese libremente, sobre todo en las redes. En el espacio digital, por lo menos en nuestro país, nadie controla nada. Es imposible evitar que uno a través de la red social emita información y opinión sobre una cuestión determinada. Uno incluso puede crear una cuenta falsa y empezar a atacar a determinadas personas o entidades. No ocurre lo mismo en los medios formales de comunicación, llámense periódicos, radio o televisión, donde hay filtros para dar a conocer una información, tienen una dirección responsable, como así también el derecho a réplica. En las redes eso no existe. Yo defiendo a ultranza la libertad de expresión. Soy consciente de su valor porque también fui periodista. Pero el ejercicio de la libertad de expresión tiene sus límites. En este caso me vi obligado a sancionarlo porque atacó la honra de una persona, aunque esta sea Alejandro Domínguez. Podría ser cualquiera porque el Estado no discrimina, aun cuando el afectado diga que es una lucha de clases o una pulseada entre un pobre y un rico.

- Hay mucha discusión sobre las leyes que regulan la protección del derecho a la intimidad, el honor, el buen nombre, la imagen...

- El honor es de carácter subjetivo. Cada cual estima su propia valía. Se materializa a través de la opinión que otros tengan sobre uno que es conocida como reputación que debe ser entendida como el resguardo del buen nombre que nos hemos ganado a nivel social y profesional.

- ¿La intimidad?

- La intimidad es mucho más objetiva, se entiende lo que uno hace dentro del contexto de su vida privada, de un espacio determinado, sin relevancia alguna para terceros. Ambos son bienes jurídicos protegidos constitucionalmente. Forma parte del derecho a la vida.

- ¿Por qué usted admitió solo el delito de difamación en la acusación contra Chilavert, y no de calumnia e injuria?

- En la difamación uno puede decir una verdad que repetidas muchas veces tiene la finalidad de lesionar el honor de una persona o una mentira expresada de la misma manera y con la misma finalidad. En la calumnia se miente a sabiendas. La injuria es expresarse en términos que el común de la gente pueda entender como insulto...

- ¿En este caso?

- En este caso hubo una verdad, muchas medias verdades y mentiras.

- ¿En qué Chilavert le difamó a Domínguez?

- Chilavert dijo una verdad, tergiversó verdades y también mintió a través de su cuenta de Twitter...

- ¿Qué por ejemplo?

- Por ejemplo, que la Conmebol les debía en concepto de seguridad social a los funcionarios que habían sido despedidos de la entidad antes que Domínguez fuera Presidente de la entidad. Eso es cierto, pero el acusado demostró que todos fueron indemnizados por despido injustificado y daño... Uno de los despedidos dijo que le había demandado a la entidad y no a Domínguez. Hubo medias verdades sobre los contratos de televisación de los partidos por la Asociación Paraguaya de Fútbol y la Conmebol, mentiras sobre el manejo poco claro de Domínguez al frente de la APF y la Conmebol. Chilavert dijo que la justicia de los Estados Unidos le extraditaría por el caso FIFA-GATE...

- ¿Por qué se trata el caso como un pleito privado entre dos hombres notoriamente públicos?

- Domínguez es una persona pública muy conocida a nivel nacional e internacional. Es, además, vicepresidente de la FIFA, el organismo rector del fútbol a nivel mundial. La Conmebol es una entidad de carácter privado regida por el derecho privado. Uno puede ser una persona pública por las actividades que desarrolla sin necesidad de ser funcionario del Estado.

- Un hombre público está expuesto a las críticas. Las redes están repletas de todo tipo de ofensas y no pasa nada...

- Existe una sutil diferencia entre las críticas y las ofensas expresadas hacia una persona pública. Uno lo puede interpretar conforme a su propio criterio qué es una ofensa y una crítica. En este caso las expresiones del señor Chilavert hacia el presidente de la Conmebol fueron gruesas. Lo trató de corrupto, de ser parte de la mafia del fútbol sudamericano. Dijo que la justicia americana muy pronto lo iba a extraditar por el caso FIFA-GATE donde lamentablemente un dirigente del fútbol paraguayo está condenado...

- (Juan Ángel) Napout...

- Sí. Además hizo otras acusaciones bastante duras que no pudo probar.

- ¿No pudo presentar pruebas?

- Presentó y muchas, la gran mayoría de ellas eran recortes periodísticos, nómina de salarios, etc. pero sin la suficiente entidad para probar los hechos difamatorios. Por ejemplo, los recortes periodísticos se referían mayormente al juicio de FIFA-GATE, otra que la Conmebol debía en seguridad social 48 millones de dólares, el doble de lo indicado por el acusado en uno de sus tuits. Si solo se cuenta como prueba con recortes de periódicos, entonces no hace falta investigar nada. Bastaría una publicación acusatoria de un medio para condenar a una persona. Eso no es posible y sumamente peligroso para determinar el estatus jurídico de un ciudadano en un proceso. Pueden ser importantes las investigaciones que realizan los medios de comunicación sobre hechos concretos, pero judicialmente no puede tener la categoría de determinante.

- ¿Por qué?

- Es necesario avalarlo con pruebas. El señor Domínguez demostró que eran falsas las expresiones del señor Chilavert. El acusado había denunciado los mismos hechos que se discutieron en la causa ante el Ministerio Publico. Los fiscales de la causa, un año después con actividad probatoria de por medio solicitaron la desestimación de la denuncia. Es decir, no había pruebas para sostener lo denunciado por el señor Chilavert. Domínguez demostró que no estaba siendo investigado por los Estados Unidos en el caso FIFA GATE, que es en esencia lo que se estaba debatiendo en la causa...

- ¿Cuál es la diferencia entre este caso y el de la periodista de ABC, Sandra López? Ella fue querellada por la ex modelo Zuni Castiñeira. Usted intervino...

- En aquel caso, la periodista fue querellada por su investigación sobre los negocios de la exmodelo con una institución pública. La periodista demostró que la exmodelo estaba involucrada en tráfico de influencias para ganar contratos. El fallo preservó el derecho que tienen los medios de resguardar sus fuentes cuando lo investigado es de interés general.

- Este fue un pleito Chilavert-Domínguez, dos nombres muy conocidos internacionalmente...

- Claro, en esta causa se enfrentaron dos personas muy conocidas internacionalmente sobre el manejo de una entidad privada de gran incidencia social, pero donde no estaba en juego la cosa pública.

- ¿Vamos a tener más juicios de este tipo? ¿Cuál es el límite entre la libertad de expresión y la vocación del más fuerte por la censura?

- En las redes sociales uno es dueño de lo que dice. Son espacios incontrolables y de gran impacto a nivel social cuando uno es conocido nacional o internacionalmente, como es el caso del señor Chilavert. El honor es un bien jurídico de carácter subjetivo, pero que el Estado debe protegerlo independientemente de lo que uno es o representa. Todos tenemos derecho al honor, al buen nombre y por las redes sociales se ataca con enorme facilidad lo que uno construyó con los años. Se daña la imagen y la reputación de una persona con total impunidad, puede generar una opinión negativa sobre uno e incluso en muchas ocasiones se usa lo que se expresa en las redes sociales como una suerte de indicio para desacreditar a una persona que se halla aspirando a una determinada función. Bien utilizadas, las redes sociales se constituyen en un buen medio de comunicación, mal utilizadas es un arma en la que uno se halla indefenso. Por de pronto lo que resta es acudir a la justicia con todo lo que implica ese esfuerzo...

- El castigo es prácticamente simbólico: un año con suspensión de la condena...

- Con base en todo lo fundamentado se aplicó la sanción que corresponde...

- ¿Por qué rechazó la calumnia e injuria?

- En varias de las publicaciones el acusado solo ejerció su derecho a criticar y opinar.

- ¿Por qué rechazó la indemnización de 100 millones de guaraníes?

- Porque no se probó el patrimonio del señor Chilavert y tampoco la querella no fundamentó el concepto de la compensación (o indemnización).

- En la red de Whatsapp, la difamación y la calumnia es cosa de todos los días. Se discute entre amigos y rivales por política, fútbol, religión. Termina en pelea y hasta amenazas de muerte. ¡Cuántas denuncias debe haber en las comisarías, en los juzgados...!

- En este caso se dispuso el cumplimiento de medidas como la de abstenerse de publicar comentarios que puedan ser considerados difamatorios y humillantes. Uno puede decir lo que quiera, basta la forma de decirlo. El acusado dijo que se iba a meter en la política y le sugerí que utilizara términos modales, como sería, podría, hipotéticamente, supuestamente...

- De todos modos, recurrir a la justicia implica tener dinero, abogados costosos. Un ciudadano común no aguanta...

- Cuesta dinero, tiempo y sobre todo un estrés emocional, tanto para el que acusa y la presunta víctima...

Enlance copiado

Lo
más leído
del día

01
02
03
04
05

Comentarios

Las opiniones y puntos de vista expresados en los comentarios son responsabilidad exclusiva de quienes los emiten y no deberán atribuirse a ABC, ya que no son de autoría ni responsabilidad de ABC ni de su Dirección ni de Editorial Azeta S.A.