¿Qué dicen en Chile sobre Horacio Cartes y su multimillonario socio?

Dos medios de comunicación de Chile publicaron este fin de semana materiales en donde dan detalles sobre la relación comercial entre el expresidente de la República, Horacio Cartes; y el multimillonario empresario chileno Andrónico Luksic, ambos socios a través de las empresas Compañía de Cervecerías Unidas (CCU) y Enex, del rubro de combustibles. Una intención de separación, una negociación “dura”, y un trasfondo en donde los negocios de Luksic en Estados Unidos se verían afectados forman parte de esta trama empresarial que va más allá de la política.

Horacio Cartes y su hasta ahora socio chileno Andrónico Luksic.
Horacio Cartes y su hasta ahora socio chileno Andrónico Luksic.ABC Color / Facebook

El 22 de julio de este año el Departamento de Estado de los Estados Unidos declaró al expresidente Horacio Cartes como una persona implicada en hechos de “corrupción significativa” y lo vinculó a organizaciones terroristas; negándole la posibilidad de tener una visa no solo a él, sino también a sus tres hijos.

Esta decisión no solo tuvo un fuerte impacto político en Paraguay, sino también en todo el mundo. Medios de comunicación de varios países ubicaron al país como un sitio en donde el que fuera presidente facilitó hechos de corrupción durante su periodo de Gobierno y también lo hace ahora a través de supuestos nexos con terroristas, según se puede deducir del comunicado del Departamento de Estado de los Estados Unidos.

Esta designación hecha por los Estados Unidos podría también afectar una de las sociedades que tiene el Grupo Cartes con un holding de inversiones chileno llamado Quiñenco, cuya cabeza es el empresario Andrónico Luksic, uno de los hombres más ricos de Chile.

Cartes y Luksic se asociaron por primera vez en 2013 a través de Compañía de Cervecerías Unidas (CCU), que incursiona en el área de las bebidas. En 2018 lo hicieron a través de Enex, la cadena de estaciones de servicio. En ambas sociedades comparten alrededor del 50% de las acciones.

Onda expansiva hasta Chile

Luksic y una comitiva de directivos de Quiñenco, CCU y Enex Chile visitaron Paraguay durante unas tres horas el sábado 6 de agosto. En nuestro país se reunieron con Horacio Cartes en su mansión sobre la avenida España.

El domingo pasado, día 7 de agosto, se conoció la versión del portavoz de la reunión, Rodrigo Hinzpeter, exministro del Interior en el primer gobierno de Sebastián Piñera y actual fiscal (abogado corporativo y asesor) de Quiñenco, también director de Enex y CCU.

“Ante la inquietud causada por la decisión de Estados Unidos de declarar inelegible para entrar a ese país a don Horacio Cartes, cuyas empresas han sido socias nuestras en Paraguay desde hace nueve años, se estimó necesario concretar de la manera más rápida posible una reunión con él y con los ejecutivos de las compañías en las que estamos presentes”, dijo Hinzpeter a DF Sud.

El asesor añadió: “En el encuentro se resolvió tomar las medidas pertinentes para abordar este nuevo escenario, cuyos alcances e implicancias serán materia de análisis en los directorios de las respectivas empresas”.

¿Quiénes estuvieron en la reunión?

El diario La Tercera, uno de los más influyentes de Chile, publicó este domingo que de la reunión formaron parte por el conglomerado de Luksic; además de Hinzpeter; el gerente general de Quiñenco, Francisco Pérez Mackenna; Patricio Jottar, gerente general de CCU; y Nicolás Correa, gerente general de Enex.

El medio de comunicación chileno reportó que Cartes, por su parte, fue acompañado por “su abogado personal, Carlos Palacios; y dos de sus ejecutivos de confianza: Francisco Barriocanal y Juan Carlos López Moreira”, quien fuera su jefe de Gabinete durante su gobierno entre 2013 y 2018.

Cartes y Luksic romperían alianza

La Tercera reporta que en la semana que pasó hubo reuniones de directorio en las empresas mencionadas: Bebidas del Paraguay SA (CCU) y Enex Paraguay (Enex).

“Aunque no trascendió el motivo, solo un asunto hace sentido en círculo de negocio: los accionistas deben haber pedido a los directorios acceder a información económica de las empresas. Es la antesala de un due diligence para desarmar la sociedad y comprar uno a otro”, se lee en el medio de comunicación.

¿Quién va a comprar a quién?

“El Grupo Luksic busca una solución pronta, pero no apresurada. Saben que es un problema complejo con soluciones complejas. Pero todo apunta a la disolución de la alianza que hoy incluye a dos empresas: Bebidas del Paraguay y Enex, donde son aliados en partes casi iguales. Las empresas podrían comprar la parte de su socio, pero ese socio no quiere mostrarse culpable con esa decisión”, detalla La Tercera.

Y añade: “La otra alternativa es que Cartes compre, pero hay dudas sobre la disponibilidad de recursos suficientes. Pero existe una tercera vía: un intercambio de activos, una fórmula que no implicaría un desembolso tan abultado de recursos con un Cartes desacreditado en EE.UU. En ese caso, creen expertos en transacciones, Luksic preferiría quedarse con la embotelladora, un negocio en donde ser un jugador regional es más relevante que la distribución de combustibles”.

Análisis legal se hace en Estados Unidos

El material periodístico precisa también que los Luksic encomendaron a sus abogados en los Estados Unidos que analicen el caso.

“CCU transa sus acciones en Nueva York bajo la figura de los ADR (American depositary receipt, una figura que permite operar en el mercado estadounidense). Y Enex tiene operaciones directas en ese país. Una acusación del gobierno de Joe Biden a un socio directo de sus empresas exige casi una sola medida: deshacer la sociedad”, añade La Tercera.

Y en todo este proceso aparece una multinacional, Heineken, empresa que controla en Chile a CCU junto con Quiñenco, de Luksic. “La multinacional europea participa en el directorio de CCU – cada parte elige cuatro directores y el noveno es de consenso – y tiene licencias directas con la sociedad donde participa Cartes. Por eso, su opinión es relevante a la hora de decidir el futuro de las alianzas”, explica el material.

Negociación será “ruda”

Otro medio de comunicación de relevancia, el Diario Financiero (DF Más), da más detalles sobre esta potencial separación.

“El monto de la inversión en Paraguay de Quiñenco es menor a los US$ 40 millones, por lo que salir o quedarse en ese mercado no es algo crítico. Pero, al igual que Cartes, el grupo chileno no quiere regalar su participación. La negociación se anticipa ruda”, reza una parte de la publicación titulada “La trama detrás del socio incómodo de Luksic en Paraguay”.

El trasfondo en Estados Unidos

DF reportó que la intención que tiene Luksic de separarse de Cartes tiene que ver con la intención que tiene su conglomerado de implementar un proyecto minero que se llama “Twin Metals”.

“Se trata del proyecto Twin Metals, que ha traído más de un dolor de cabeza al empresario (Luksic). Ello, porque aunque primero fue aprobado para operar en el gobierno de Trump, la actual administración (de Joe Biden) echó pie atrás por estar en una reserva natural y el proceso está judicializado. Luksic ha contratado a pesos pesados del lobby y el ambientalismo en EEUU para convencer de que su proyecto es responsable”, finalizó DF.

Enlance copiado

Lo
más leído
del día

01
02
03
04
05

Comentarios

Las opiniones y puntos de vista expresados en los comentarios son responsabilidad exclusiva de quienes los emiten y no deberán atribuirse a ABC, ya que no son de autoría ni responsabilidad de ABC ni de su Dirección ni de Editorial Azeta S.A.