Dos niños indígenas entre los secuestradores de Adelio y Óscar

Adelio manifestó que sus seis días de cautiverio los pasó con mucho miedo y no durmió, pues era constantemente encañonado con un arma. Fue su padre, Alejandro Mendoza, también peón de la estancia Tranquerita, quien contó los detalles de los cinco días que estuvo en cautiverio con el patrón de ambos. Seis miembros del EPP que capturaron a las víctimas, son niños indígenas que tendrían 13 años y 14 años.

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD