Itapúa: cinco destinos poco conocidos y paradisiacos, para hacer turismo interno

¿Qué tal una escapada de turismo interno en familia, con amigos o romántica? Si todavía no decidiste cómo aprovecharlo, en esta nota te presentamos opciones poco conocidas pero maravillosas en el departamento de Itapúa. Son destinos que te alejan del bullicio de las playas del sur, pero te acercan al trinar de las aves y el sonido del agua al caer en cada salto.

A la vera del arroyo Yaguarasapá, en la zona del Puerto Capitán Meza, Itapúa, los atardeceres son un regalo para el alma.
A la vera del arroyo Yaguarasapá, en la zona del Puerto Capitán Meza, Itapúa, los atardeceres son un regalo para el alma.Gentileza, Marcelo Aquino.

Itapúa se caracteriza por ser uno de los departamentos más variados en cuanto a opciones para el turismo interno. Su carta de presentación son Encarnación y Carmen del Paraná por sus hermosas playas, así como Jesús de Tavarangué por las ruinas jesuíticas. En este artículo te invitamos a descubrir los tesoros menos conocidos y paradisiacos que este departamento del sur del país tiene para ofrecer, especialmente para los amantes de la ecoaventura.

1.- Alto Verá o Caronay

La ciudad, situada en la zona norte del departamento de Itapúa posee un hermoso paisaje, muy poco explotado de manera turística, pues los caminos de tierra que hacen que el acceso sea incidentado. Pero si te gustan los desafíos, el llegar a destino es una hermosa recompensa.

A unos 95 kilómetros de Encarnación, a 60 kilómetros de Pirapó y a 406 kilómetros de Asunción se encuentra un paraíso oculto en Alto Verá: la caverna Arroyo, conocida con el curioso y nombre de Vialidad por los pobladores. Que el nombre no te espante; este paradisiaco destino está formado por una grieta en la roca que te lleva directo a una cascada de aproximadamente 20 metros de altura. El acceso es para todo público.

Esta ciudad, conocida también como Caronay, cuenta con potencial para el turismo de naturaleza. Sobre todo si te gusta explorar las encantadoras serranías.

Lea más: Itapúa: las mejores playas para disfrutar del feriado largo y el verano

Uno de los máximos atractivos de Alto Verá, sin dudas es el Parque Nacional San Rafael. Una reserva de bosque, con abundante vegetación nativa y gran valor paisajístico. Cascadas con un gran caudal se encuentran en varios sectores. En esta zona hay distintos túneles y saltos con bosques de galerías y cuevas.

Dentro de esta reserva está la Estación Biológica Kanguery, que es el centro de operaciones de Guyra Paraguay en Itapúa. Aquí el turista puede acceder a dos cabañas, una llamada “Casa de Visitantes” y la más pequeña “Casa de Biólogos”. El precio de estadía es de G. 100.000 por día por persona y el camping cuesta G. 50.000 por persona, por noche. Si se desea simplemente pasar el día en la reserva el costo es de G. 30.000.

Este sitio es ideal para la observación de aves, hacer senderismo y refrescarte en los cauces hídricos que riegan la zona.

Para llegar a la ciudad se utiliza la ruta PY01 en el desvío a Carmen del Paraná, tomando la ruta “Graneros del Sur” que pasa por los distritos de Fram y La Paz, hasta el desvío a Alto Verá. Otra ruta posible es tomar el camino desde la ruta PY06, en el distrito de Obligado, se pasa por Bella Vista y se empalma con la ruta “Graneros del Sur” en la zona de Pirapó.

2.- Natalio

El distrito de Natalio se encuentra en la zona este del departamento de Itapúa y su carta de presentación es el Salto Plomo que está ubicado en un predio de 5 hectáreas, a 12 kilómetros del centro de Natalio por el camino a Puerto Paloma (Cargill) y a 403 kilómetros de Asunción. Se ingresa desde la ruta PY06, recorriendo unos 5 kilómetros de tierra. Si vas en días secos te encontrarás con mucho polvo y si llegás un día después de la lluvia el lodo te dará la bienvenida. Sin embargo, es un lugar que definitivamente vale la pena agregar a tu lista de “sitios por conocer”.

La Secretaría Nacional de Turismo (Senatur) tiene previsto integrar al Salto Plomo en el proyecto turístico la “Ruta de los Saltos”.

Este lugar es una escala obligada para los turistas de naturaleza y los que practican ecoaventura. En el trayecto, a más de la variada vegetación nativa, encontrarás mariposas, aves y fauna menor. Se atraviesa a pie unos 50 metros de bosques entre piedras y pasto para finalmente llegar a la zona de los saltos, que se forman del arroyo Pirayu’i. Para recorrer este sitio, te recomiendo llevar abundante repelente y un espíritu aventurero.

Lea más: “Las cabañas” de Natalio, el complejo turístico que atrae a cientos de turistas

En Natalio, otra opción para disfrutar de este feriado largo es “Las Cabañas”, un complejo turístico que posee un puente colgante que une un quincho con una de las cabañas principales del lugar. Cuenta también con una pileta natural de un cristalino arroyo y un paseo en un llamativo carro llamado troncomóvil.

3.- La Paz

La ciudad de La Paz está en el centro sur del departamento de Itapúa, ubicada aproximadamente a 30 kilómetros de la ruta PY06, vía que une Encarnación con Ciudad del Este. Este pacífico distrito es cuna de los descendientes japoneses. Como el distrito se desprendió de Fram también tiene un crisol de razas y entre su población se pueden encontrar descendientes polacos, ucranianos y rusos.

El orden, la limpieza, el paisajismo, la producción agrícola y, sobre todo, la tranquilidad son características principales del distrito.

La inmigración japonesa data de 1958, con la llegada de las primeras 320 familias que fundaron lo que actualmente se conoce como La Paz. Los colonos nipones le dieron esa denominación por la tranquilidad que encontraron en el lugar. La influencia de las costumbres del país del sol naciente es tan fuerte que se replican en la zona los “Jardines de Sakura”, principal atractivo turístico de La Paz entre los meses de junio y julio, cuando florecen los cerezos.

Las flores de sakura (cerezo en japonés) son un símbolo de alegría que data del periodo de la dinastía Heinan (del 794 al 1185 d.C.). Si bien sus pétalos son efímeros como los de los lapachos, su belleza invita a propios y extraños a sacar una cámara y tomar miles de fotos.

En la segunda quincena de marzo en esta comunidad se organiza el Festival “Natsumatsuri” o “Festival de Verano”. Se trata de una expresión de agradecimiento a la naturaleza, que se realiza en coincidencia con la llegada del verano y el tiempo de las cosechas, en el Japón. Durante esta actividad sobresalen la danza y la exquisita gastronomía nipona.

Lea más: Dos lugares extraordinarios para visitar en Itapúa

4- Capitán Meza

El distrito de Capitán Meza forma parte de los principales paquetes turísticos impulsados desde la Secretaría Nacional de Turismo (Senatur), como la “Ruta del Ka’a Rape”, “Eco Turismo” y la “Ruta de los Saltos”.

El histórico puente colgante, principal atractivo junto a los espectaculares saltos de agua hacen que visitar la ciudad sea satisfactoria. El puente colgante está sobre el arroyo Yaguarasapá en su desembocadura con el río Paraná.

Este distrito posee dos de los saltos más importantes del departamento de Itapúa, el “Amambay” y el “Mineral’i”, así como el Parque Natural Tony Sauer, de 23 hectáreas de vegetación del Bosque Atlántico. El lugar es imponente e invita a alejarse de la rutina y disfrutar del trinar de las aves. Aquí se puede acampar, hay quinchos y comodidades básicas para disfrutar del fin de semana largo.

También el Salto Nimman, que posee camineros y escaleras, permitiendo así el acceso a sus aguas cristalinas, además de la tranquila playa en la zona del Puerto.

Capitán Meza está a 95 kilómetros de Encarnación y a unos 470 de Asunción y el tramo es completamente asfaltado. Se ingresa a través de la ruta PY06 hasta el Cruce Santa Clara, de ahí unos 16 kilómetros para llegar al centro de la ciudad.

5.- Nueva Alborada

El distrito de Nueva Alborada, es insignia de la ecoaventura en Itapúa desde hace algunos años gracias a la variedad de opciones para hacer senderismo, rapel y acampar al aire libre, con el imponente río Paraná de fondo.

Sin lugar a dudas el cerro Indio Dormido es una parada obligada si vas al distrito. En las inmediaciones existen cerca de ocho curiosas cuevas además de piedras gigantes con figuras de indio, barco, tortuga, elefante, oveja y hasta el mapa del Paraguay.

Otro sitio para hacer ecoaventura es el Parque Jesuítico que ofrece senderismo, rapel y escalada a un precio de G. 30.000. Paseo en canoa a G. 20.000 y un columpio al borde del precipicio a G. 10.000. Posee cuatro miradores con vista al lado argentino con el rio Paraná como principal protagonista. El precio de la entrada es de G. 25.000.

En el complejo fue instalada una mano gigante que ofrece una hermosa vista del paisaje. Además un “equipo de terere” gigante, para referenciar a una de las bebidas tradicionales que identifican al Paraguay. Sobre la orilla del río hay una playa, habilitada para bañarse, además de una cabaña con seis camas, habilitada para alquilar a G. 100 mil por día por persona, un sitio donde instalar carpas, y baños. También hay disponibles parrillas para hacer asados en familia.

En el complejo turístico Museo del Árbol se encuentran también atractivos inspiradores y desafiantes. Este sitio posee una tirolesa con 170 metros de extensión a un precio de G. 30.000 y el columpio “Fin del Mundo” a G. 20.000, desde cuya altura se observan las aguas del río Paraná.

Además hay una galería de madera donde está el árbol de los deseos y el tronco de los lamentos. Los turistas pueden hacer un recorrido por senderos temáticos donde los árboles nativos están identificados cada uno con su nombre.

Otro lugar turístico es el centro Amanecer en la compañía Puerto Cantera, que tiene un lugar gastronómico los fines de semana, paseos en canoa, visitas al árbol del Amor y el Abuelo además de área de camping a orillas del Paraná.

Hasta el distrito se puede llegar por la ruta PY06 y realizar un desvío en la ciudad de Capitán Miranda, en el camino vecinal conocido como Calle D, rumbo al este.

Enlance copiado

Lo
más leído
del día

01
02
03
04
05

Comentarios

Las opiniones y puntos de vista expresados en los comentarios son responsabilidad exclusiva de quienes los emiten y no deberán atribuirse a ABC, ya que no son de autoría ni responsabilidad de ABC ni de su Dirección ni de Editorial Azeta S.A.