Inversión para un lugar “sin infraestructura”

El pasado jueves se dio la palada inicial para completar la construcción del Complejo Acuático Nacional en el predio de la antigua piscina olímpica del BCP. Sin embargo, meses atrás, expertos afirmaban que el lugar no reunía las condiciones técnicas.

https://arc-anglerfish-arc2-prod-abccolor.s3.amazonaws.com/public/EU2LJ3EGPNFPLH3AUFXMQHFOU4.jpg

El jueves 24 de enero se daba la palada inicial para concretar un sueño largamente acariciado por el deporte paraguayo: la piscina olímpica.

El plan presentado pretende culminar y poner en condiciones el natatorio que todavía no se terminó de construir y que se encuentra en el predio del Banco Central del Paraguay (BCP). De acuerdo a lo que informaron durante el acto inaugural, el ambicioso proyecto supondrá una inversión de tres millones de dólares.

Sin embargo, en agosto pasado, la Secretaría Nacional de Deportes (SND) manifestaba que otro sería el uso que se le daría al natatorio. El ministro de la SND, Marcelo Bedoya, daba a conocer que se había llegado a un preacuerdo con las autoridades del BCP para que el predio donde está ubicada la pileta sea cedido a la cartera estatal.

PUBLICIDAD

En aquella ocasión, Bedoya había manifestado que la idea era que el lugar sea convertido en un Polideportivo en el que se podría practicar varias disciplinas deportivas que no cuentan con un predio. 

“Como saben, el Polideportivo del BCP fue abandonado por muchos años. A decir de la Federacion de Deportes Acuáticos, ya no tiene condiciones técnicas para ser una piscina olímpica; no obstante, no podemos abandonar una estructura como esa”, puntualizó Bedoya en una entrevista con ABC en aquella oportunidad.

La pileta inconclusa desde los años '80 en el predio del Banco Central fue iniciada con la intención de que se convierta en una pileta olímpica de 50 metros de 8 andariveles con profundidad de dos metros, más otra para saltos ornamentales y clavados.

En la actualidad, las piscinas de alta competencia cuentan con diez andariveles y profundidades que van hasta los tres metros, por lo que se había desechado la idea de invertir un millón y medio de dólares para la culminación de un natatorio que ya está convirtiéndose en obsoleto.

El proyecto original de construcción de la piscina del BCP no solo consideraba la construcción de la pileta, sino también una para saltos ornamentales, un lugar para la práctica del waterpolo y del nado sincronizado.

Un proyecto iniciado durante la gestión de Paulo Reichardt pretendía construir una nueva piscina olímpica en el predio de la Secretaría Nacional de Deportes. Según lo que había manifestado el mismo Bedoya, la intención era continuar con la idea.

De acuerdo a datos adelantados en aquella oportunidad, la construcción de una nueva piscina costaría alrededor de un millón de dólares, la tercera parte de lo que se pretende invertir en el natatorio del BCP.

Esto deja entrever una incoherencia entre lo que meses antes se anunciaba y lo que hace algunos días se hizo público.

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD