Inflación en julio fue del 0,7% y la variación en un año es del 11,1%

En julio último la inflación medida por el Índice de Precios del Consumidor (IPC) fue del 0,7%, con lo que acumula una variación del 6,7% entre enero y julio del presente año. Subas en alimentos, combustibles y ajuste del salario mínimo impactaron en la canasta, según el reporte que el BCP dio a conocer ayer.

Informe de inflación correspondiente al mes de julio
Informe de inflación correspondiente al mes de julio

De acuerdo con los datos oficiales del Banco Central del Paraguay (BCP), la inflación del mes de julio del presente año estuvo caracterizada por incrementos en la mayoría de las agrupaciones del índice, registrando las mayores incidencias en los derivados del petróleo, los servicios y, en menor medida, los bienes alimenticios,los gastos en salud y determinados bienes durables. En cuanto a los servicios, ya recogen el impacto del ajuste del salario mínimo, según informó el Banco Central del Paraguay (BCP) en conferencia de prensa.

Suba en rubro de transporte

Según detallaron los técnicos, la agrupación transporte presentó nuevamente una de las mayores incidencias en el resultado del mes impulsado, principalmente, por el aumento de los combustibles, entre los que se menciona el gasoil común, aditivado, nafta común y nafta super.

Estas subas se habían iniciado durante la segunda quincena del mes anterior y siguieron siendo captados por el IPC de julio, explicaron los técnicos durante la presentación de los datos. El rubro de combustibles presentó una variación del 3,9% en julio, la inflación acumulada en siete meses es del 38%, aunque se nota una reducción en la variación interanual que cerró en 43%.

Cabe mencionar, que los precios internacionales del crudo continúan elevados, registrado cierta volatilidad, aunque con una leve trayectoria a la baja desde finales de junio. En este segmento, también se destacaron los ajustes en los precios del pasaje de ómnibus y de micros interurbanos e internacionales.

Efecto salario mínimo

Por su parte, los servicios de la canasta observaron alzas de precios en alimentos y bebidas consumidas en bares y restaurantes y en las comidas preparadas para llevar, como efecto de la suba de precios de los insumos como también del ajuste del salario mínimo en algunos casos.

Así también, aumentaron los precios del servicio doméstico, servicios de cuidado personal, mantenimiento de vehículos, servicio de suministro de agua corriente, reparación de equipos para el hogar, alojamiento, mantenimientos del hogar, entre otros.

Se destaca la suba de precio en harina, que según agentes del sector responde a la cotización internacional del trigo y a incrementos en los costos de producción y distribución. Este incremento también impactó en los precios finales de los productos panificados y las pastas alimenticias.

En relación con los gastos de salud, se destacaron aumentos de los productos farmacéuticos, consulta médica, atención oftalmológica, servicios de laboratorio e internación. Finalmente, los bienes durables de la canasta registraron incrementos moderados de precios en los muebles y artículos para el hogar y en los electrodomésticos.

“Creemos que la inflación a inicio del segundo trimestre llegó a un techo, esa inflación va empezar a converger a niveles de 8% en esta segunda parte del año”, afirmó la semana el titular del BCP José Cantero durante la revisión de las proyecciones para el presente año. El pico de la inflación se dio en abril, cuando la variación interanual llegó a 11,8%-

Enlance copiado

Lo
más leído
del día

01
02
03
04
05

Comentarios

Las opiniones y puntos de vista expresados en los comentarios son responsabilidad exclusiva de quienes los emiten y no deberán atribuirse a ABC, ya que no son de autoría ni responsabilidad de ABC ni de su Dirección ni de Editorial Azeta S.A.